jueves, 1 de noviembre de 2018

TRECE ROSAS NEGRAS




“...Escapar a la mujer de los tacones rojos podría haber hecho de mí un tipo atormentado que deshoja trece rosas negras...”. 

Aquí está la justificación para el título de este libro de relatos que no contiene trece textos breves, sino veinte. 

José Antonio López Rastoll es un cuentista con oficio. Ya nos sorprendió con sus primeros libros de relatos: El mirador o Vareando nubes; y más tarde, en coautoría con la escritora alicantina Esther Planelles Arráez, con el efervescente Pelusillas en el ombligo, libro de microrrelatos que derrocha lucidez e ingenio.

En esta ocasión nos trae rosas, pero son negras y en número no apto para supersticiosos. Desde Besos lúgubres hasta El síndrome de la cabina, el lector encontrará textos que podría haber firmado el mismísimo Poe, y otros más irónicos y gamberros, con el típico sello de López Rastoll, que se acercan a la literatura sin censura del israelí Etgar Keret.

Lo que he notado en este nuevo libro del escritor alicantino, a diferencia de los anteriores, es que se recrea en un mundo más onírico, entre el sueño y la pesadilla, en la irrealidad; aunque de los textos que podrían considerarse más abstractos, también se extrae, como del resto, una lectura aleccionadora.

No sabría con cuál quedarme. Calidad no les falta. Quizá me incline por los narrados en primera persona, por aquello que puedan tener de autobiográficos (al fin y al cabo somos cotillas y nos gusta saber de la vida de los demás). De esas vivencias, además, se alimenta la literatura.


6 comentarios:

Esther Planelles Arráez dijo...

Siempre espero calidad de los relatos de este lobo estepario, pero debo decir que esta vez ha superado con creces mis expectativas.
Tu reseña es espectacular. Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, enhorabuena por la reseña. En la misma percibo que Jose sigue creciendo literariamente siendo esta obra un nuevo paso certero.
A ver si me remango de una vez y me voy poniendo al día de todas vuestras publicaciones. Me da envidia ir viendo que seguís produciendo textos y que yo me he quedado en barbecho tanto en lo que se refiere a la lectura como a la escritura.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Gracias, Maribel, por hablar de mis libros y transmitir emociones con esta reseña. Seguiré escribiendo para intentar sorprenderte.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Así es, Esther. Jose se va superando en cada libro. Tendremos que estar preparadas para el siguiente.

Gracias por tu opinión sobre la reseña. Exageras, jajaja...

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Gracias, Alicia. Bueno, no eres la única. A mí porque me ha cogido con trabajo hecho, pero tampoco estoy en estos momentos muy literaria.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Gracias a ti, Jose, por ofrecernos buena literatura. Sorprender es una gran razón para seguir escribiendo.

Un abrazo.