martes, 30 de mayo de 2017

EL SILENCIO DE LAS ESTRELLAS, de Miguel A. Pérez Oca



¿Por qué guardan silencio las estrellas? ¿Por qué no hemos recibido nunca emisiones de radio artificiales, procedentes del espacio exterior? ¿No hay civilizaciones tecnológicas en ningún lugar de esta inmensa galaxia de cien mil millones de soles con todos sus planetas? ¿Acaso todas las civilizaciones tecnológicas son la antesala inevitable de una autodestrucción inminente? ¿O nuestra especie inteligente es un caso único en el Cosmos y estamos solos en medio de un espacio infinito, desierto o selvático en algunos puntos, pero inconsciente? ¿Y si no hay siquiera vida en ningún lugar que no sea la Tierra?


Con estas preguntas arranca El silencio de las estrellas, la novela con la que el escritor alicantino Miguel Ángel Pérez Oca ha obtenido el I Premio de Novela de Ciencia Ficción “Ciudad del Conocimiento”.


Coincidí con Pérez Oca hace algunos años en un taller de Novela Negra que durante varias ediciones se celebró en Alicante, y vuelvo a coincidir ahora en el catálogo de editorial Premium, publicadora de esta interesante obra y publicadora, así mismo, de mi novela El peso de las horas, finalista de la XXXIV edición del Premio Azorín.


El silencio de las estrellas me ha parecido fascinante, por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. Narrada en primera persona por el astronauta Abel Quiroga, intentará adentrarnos en los misterios del Cosmos, y ofrecernos respuestas a algunas de las preguntas que, en ciertas ocasiones, todos nos hemos formulado.


Entre sus diversas expediciones espaciales, Quiroga viajará al sistema planetario de la estrella Z351 Orionis, acompañado de tres tripulantes más, entre los que se encuentra su esposa, la geóloga Rebeca. La estrella se halla situada a 700 años luz de distancia; se trata por tanto de un viaje espacial con una duración, entre ida y vuelta, de unos 1.500 años. Los astronautas podrán asumir este reto ingresando en cámaras de suspensión vital, por lo que viajarán a su destino y regresarán a la Tierra vivos y conscientes, una vez abandonen ese estado y recuperen la normalidad, y sin saber qué les deparará en uno u otro lugar.


Los planetas de la estrella Z351 Orionis son los más similares a la  Tierra y los que más probabilidades tienen de albergar vida inteligente. ¿Descubrirán Quiroga y los suyos criaturas diferentes del ser humano? ¿Cómo serán recibidos? ¿Qué secretos esconden otras civilizaciones tan lejanas? Y lo que genera más expectación, ¿con qué planeta Tierra se encontrarán a su regreso, 1.500 años después de haberlo abandonado y sin que nadie los espere? 

El silencio de las estrellas no es solo una entretenidísima e interesante aventura espacial, es una novela que invita a la reflexión sobre diferentes aspectos: la religión y su poder, la inteligencia artificial y su peligro, la raza humana y su egoísmo, la naturaleza y su libertad.


Me ha parecido una lectura muy recomendable para público juvenil, por todo lo que les puede aportar, y por supuesto para los interesados en el Cosmos y los que deseen leer una buena novela, bien argumentada, entendible, y con los grandes conocimientos sobre astronomía que, ya me constaba, posee Pérez Oca.

4 comentarios:

José Antonio López Rastoll dijo...

Hace poco leí en el periódico algunos avances para dentro de 50 años: detener el envejecimiento, viajes al espacio, chips para aprender más rápido, robots de compañía para mayores... No sé si asistiremos a tanta mejora, pero me alegra que un alicantino escriba ciencia ficción. Ya estaba cansado de tanta Laura Gallego.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Pérez Oca, además, invita a reflexionar sobre aspectos interesantes. Esas grandes preguntas que todos nos hacemos sobre la creación, la vida, la muerte... ¿Son misterios? Quizá la explicación sea sencilla, pero nuestra inteligencia no está lo suficientemente desarrollada para entenderlo.

Un abrazo.

Miguel Ángel Pérez Oca dijo...

Muchas gracias, Maribel, por tu reseña sobre mi novela "El silencio de las estrellas" en Ocurrió en Febrero. Espero que tengas con tus obras literarias todo el éxito que te mereces.
El día 29, a las 7 de la tarde, estaré firmando en la Feria del Libro de Alicante. A ver si nos vemos y me recomiendas alguna de tus novelas, que estoy deseando leer. El curso de novela negra fue con Mariano Sánchez Soler, ¿verdad?
Un abrazo.
Miguel Ángel Pérez Oca.

Maribel Romero dijo...

Gracias a ti, Miguel Ángel. Me alegré mucho cuando supe que eras el ganador de este premio.
El curso fue con Mariano, efectivamente, hace ya unos cuantos años.
A ver si nos vemos por la feria, así me firmas el libro. Yo, como sabes, estaré el día 9.

Un abrazo.