jueves, 7 de julio de 2016

LA CORBATA, EL LIBRO DE LAS MADRES


Cuando yo decía que para el Día de la Madre había que regalar una corbata era por algo. Mirad, si no, lo que nos cuenta Marc Gabernet, un joven reseñador que hace unos meses contactó conmigo para solicitarme un ejemplar de este original libro de relatos. Para nosotras supuso un honor que alguien se interesara por nuestra obra y, por supuesto, le enviamos el libro. No sabíamos entonces, eso sí, que él era tan joven, ni quizás él que la corbata era tan madura.  El producto de este cruce de despistes es la reseña que podéis leer en el blog LocoLectores, que sinceramente recomiendo. Este chico tiene talento.

Agradezco a Marc Gabernet la lectura y reseña de La corbata, y a su madre el que la haya convertido en su libro de mesita de noche.

sábado, 2 de julio de 2016

FRESAS




Mientras degusta las fresas, él la mira embelesado. La ve introducir una en su boca y por un momento todo se confunde: la lengua, los labios, la fruta... Una gota de color rojo recorre su barbilla y él sueña con lamerla despacio, pero el líquido avanza, sin dar tregua a los sueños, hasta llegar al cuello. Ella sonríe, y al hacerlo muestra la fresa mordida entre los dientes. Son tan blancos como su blusa, algo transparente y con los primeros botones desabrochados. Si no detiene la gota, llegará a manchar la tela. Despreocupada, coge una segunda fresa. Muerde la mitad y el resto lo sostiene entre los dedos, que empiezan a teñirse también de rojo. Él no puede dejar de mirarla. Mastica con placer, baja los párpados cuando traga. «Son buenas —asegura mientras se chupa los dedos para eliminar el resto de zumo derramado—, ponme medio kilo». Y él, con el pulso febril y la imaginación desbocada, la observa sacar el índice de su boca como si siguiera un ritual y añade: «te las regalo».

 
Primer Premio "I Concurso ce Microrrelatos Eróticos Ojos Verdes Ediciones".

Forma parte del libro EL SUEÑO DE VENUS.