jueves, 24 de septiembre de 2015

HABITACIÓN SIN VISTAS


Quedó finalista el pasado mes de mayo en el Premio Internacional de Novela Corta "Ciudad de Barbastro" y he tomado la decisión de publicarla en Amazon. Quizás en otras ocasiones hubiese intentado participar con ella en nuevos concursos, o me habría dirigido a editoriales para tratar de conseguir su publicación en papel, pero en este caso he preferido ahorrarme esos trámites que tanto desgastan el ánimo y ponerla a disposición de todo aquel que desee leerla, a un precio asequible y en formato digital.

"La decisión que ha tomado Ignacio a sus treinta y cinco años es incomprensible para cualquier persona racional: aislarse del mundo. Pero su comportamiento anómalo responde a un motivo que solo él conoce, un doloroso secreto que se irá desentrañando con los testimonios de diferentes personas ligadas a su vida, su propio monólogo interior y la tenacidad de una psiquiatra que se ha propuesto convertirlo en un hombre libre. Habitación sin vistas es una crónica kafkiana que pone de manifiesto la vulnerabilidad del ser humano".



sábado, 19 de septiembre de 2015

¿FUISTE FELIZ?





Hay un murmullo de hojas secas, un rumor de otoño, una lluvia persistente que lava los cristales de tu habitación. Tan vacía. Donde me encuentro sin ti, rodeada de recuerdos. ¿Fuiste feliz? Necesito saberlo. Solo eras una niña cuando te arrancamos de los brazos los ositos de peluche y pusimos sobre tu cabeza una responsabilidad que no te correspondía, una corona que para ti fue un juguete y que nosotros pensamos que te convertiría en una auténtica princesa. Los padres quieren lo mejor para los hijos, pero en ocasiones no saben qué es lo mejor.

Lo dejamos todo por ti, los trabajos, los amigos, las aficiones... Y comenzamos a recorrer el mundo a tu lado. Viajes, hoteles, sesiones fotográficas, pasarelas, entrevistas en televisión. «Me aburro», decías de vez en cuando. Y tratábamos de convencerte de que eras una niña afortunada, la más linda del planeta y con una cuenta corriente que crecía como la espuma.
Creíamos haber conseguido para ti el calor de hogar allá donde estuviéramos, fuera un hotel en Nueva York o un pequeño apartamento en Roma, sin ser conscientes de que en tu corazón hacía ya tiempo que se había instalado el frío. ¿En qué nos equivocamos?

Estoy observando tu foto, la que descansa sobre la mesita de noche. Tenías siete años y acababas de ganar el concurso de belleza. Tus ojos brillan como dos estrellas, los mismos que ahora, apagados, se hunden en sus órbitas, como si miraran hacia adentro, buscando quizás algún recuerdo amable que te permita sostener tu esqueleto un día más. 

Solo han transcurrido diez años desde esa instantánea y la niña linda que sonreía a la cámara con un cheque entre las manos casi más grande que ella, hace seis meses que perdió la sonrisa, los mismos que llevas recluida en la habitación de un hospital, alimentada a la fuerza, con sueros que recorren tus venas buscando vida, una vida que se te escapa entre piel y huesos. 

La noticia de hoy ha sido demoledora. No solo no has aumentado ni un gramo sino que has perdido dos kilos. Los médicos no se lo explican. Dicen que el fallo multiorgánico se producirá en cualquier momento, que estemos preparados.

Querida hija, quiero abrazarte, quiero que se me claven tus costillas hasta que me duelan, como cilicios sangrantes, pagar mi culpa si la tengo, sentir tu sufrimiento y castigarme con él por haberte robado la infancia, pero me falta valor. He huido del hospital, he salido corriendo para refugiarme aquí, en tu dormitorio, rodeada de las muñecas con las que nunca jugaste, buscando un aroma que jamás se impregnó en tus sábanas porque apenas dormiste en ellas. Me escapo así de tu imagen de muerta viviente, de tus veintinueve kilos repartidos en un metro setenta, del dolor de mirarte, de la angustia de perderte. ¿De qué sirve tener a una madre al lado cuando esa madre está ciega? No supe ver en ti la desesperación que te llevó al abismo. Qué egoísta, qué cruel.

¿Fuiste feliz? Si al menos supiera que en algún momento de tu vida fuiste feliz podría tal vez encontrar un poco de paz en el infierno en que ahora mismo me consumo, pero creo, querida hija mía, que ya no voy a tener ocasión de preguntártelo.

viernes, 11 de septiembre de 2015

ENTREVISTA

El pasado mes de agosto, una estudiante de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche contactó conmigo para hacerme una entrevista, a lo que accedí encantada.

La entrevista tuvo lugar por vía telefónica y la futura periodista, María Díaz Candela, me formuló unas preguntas muy sesudas y bastante originales en su planteamiento. Le auguro un buen futuro en la profesión.

AQUÍ está el resultado de ese encuentro telefónico-literario para quien le pueda interesar. Y si alguien prefiere escucharlo, al final de las preguntas y respuestas hay un enlace al audio.

Gracias, María.


lunes, 7 de septiembre de 2015

EL PRECIO DE CONCURSAR




Participar en un concurso de novela sale caro, pero presentarla directamente a una editorial con el fin de conseguir su publicación no lo es menos, salvo que la editorial permita el envío electrónico de la obra, con lo cual nos ahorraríamos algunos euros. 

¿Sería conveniente que los organizadores de certámenes echaran una mano a los escritores permitiendo más envíos por e-mail? Yo creo que sí. A nivel de relato, poesía o textos breves empieza a ser bastante frecuente el sistema de participación a través de correo electrónico o formularios, con novela ya no tanto. 

Por si a alguien le interesa, aquí dejo números reales. Esto es lo que cuesta participar en un concurso de novela que, afortunadamente, solo pide una copia en papel, más otra en formato digital (CD):


  1. Tasa de inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual (no es un trámite obligatorio, pero más que aconsejable si se va a mandar la obra a un concurso o a una editorial).....11,83 euros.


  1. Imprimir y encuadernar una copia que sí es obligatorio presentar al Registro una vez has pagado las tasas........................11,30 euros.


  1. Un CD para grabar la copia digital...........0,50 euros.


  1. Imprimir y encuadernar la copia en papel que hay que enviar al concurso (y menos mal que solo piden una)...................11,30 euros.


  1. Enviarlo todo por correo certificado....................7,61 euros.


  1. Varios (desplazamientos hasta el Registro de la Propiedad Intelectual, oficina de Correos, etc.)........... 6 euros. 


Un total de 48,54 euros. Casi 50 pavos por intentar, con toda la ilusión del mundo, que alguien se fije en tu trabajo literario, aunque no sea para ganar el concurso; y todo ello sin contar los esfuerzos, los desvelos, el tiempo invertido u otros costes. 

Difícil lo tiene el escritor por donde lo mire. 

 

martes, 1 de septiembre de 2015

SEPTIEMBRE



... «Desde el primer momento de convivencia todo fue fantástico. Me sentía la mujer más feliz de la tierra. Era un hombre atento y cariñoso. Ya ve que no estamos casados y me refiero a él como mi marido. Félix con sus pinturas y yo con mi trabajo de dependienta. Aunque nunca ganó mucho jamás me importó. Entre los dos cubríamos los gastos básicos y nos podíamos permitir algún capricho. Sólo una sombra amenazaba mi paz interior: el recuerdo de su mujer muerta. No podía evitar sentir celos cuando lo veía aparecer cada día quince con el consiguiente ramo de rosas blancas. Nunca tuve el suficiente valor para preguntarle por ella, cómo era, cuánto la quiso, cuándo murió. O quizá prefería no saberlo. Un día le pedí acompañarle al cementerio. Necesitaba estar ante la tumba de la mujer que era capaz de remover sus cimientos, que lo hacía comparecer ante ella los días quince de cada mes como si cumpliera una orden judicial. No tuvo inconveniente. Cuando llegamos ante el nicho yo estaba muy nerviosa. Pensé que hubiese sido mejor no haber ido. Él retiró las flores secas del mes anterior y colocó el espléndido ramo de rosas blancas que portaba. En la lápida tan sólo pude leer su virginal nombre: María. No había fechas ni palabras de recuerdo. Me sorprendió. Junto al nombre pude ver una fotografía suya. Era una mujer joven y guapa, con el pelo negro, igual que su profunda mirada»...

Pertenece a "Septiembre", del libro de relatos LOS MESES CUENTAN. Cada mes un relato. En librerías, y por 0,99 euros en Amazon.

Feliz mes.