lunes, 15 de junio de 2015

EL MUNDO, de Juan José Millás


Con esta novela autobiográfica, Juan José Millás obtuvo el Premio Planeta en 2007 y el Nacional de Narrativa en 2008. Se trata de una mirada retrospectiva, cargada de melancolía e incluso de frustración, hacia la infancia del autor, que se vio obligado a abandonar su Valencia natal a los pocos años de vida para instalarse en Madrid en busca de mejor fortuna.

Una vez en la capital, la situación económica de su familia no prosperó, por lo que los nueve hermanos, junto a los padres, vivieron momentos de absoluta pobreza. Si a esto le añadimos que su mejor amigo de aquellos tiempos, el Vitaminas, muere siendo un niño; que las primeras chicas en las que Juanjo se fija lo rechazan; que recibe malos tratos en la academia a la que acude; que piensa repetidas veces en el suicidio y que acaba ingresando en un seminario, descubrimos en el joven Millás a un muchacho desubicado, que solo sueña con el modo de huir del mundo.

Pero no asistiremos solo en esta novela a un catálogo de desgracias o calamidades, también descubriremos que la genialidad de este autor nació entonces, cuando era un niño y veía más allá de lo que es capaz de ver cualquier persona, cuando comenzó a inventar historias que lo llevaban a alejarse de la realidad, una realidad que lo atormentó en muchos momentos de su vida y que más tarde, en la edad adulta, lo llevó a ocupar en alguna ocasión el diván del psiquiatra.

Conoceremos también el carácter obsesivo de este autor, cuya literatura siempre me ha parecido un poco paranoica, sus fobias o manías, que al final se traducen en más genialidad; y lo descubriremos a través de una narración fluida, limpia, envolvente, cargada de misterio en ocasiones, con mucha imaginación y de una gran riqueza, no solo literaria, sino también psicológica.

El mundo es la cabeza de Juan José Millás, lo que le hierve dentro, lo que piensa o sueña, y retroceder al pasado le ayuda o nos ayuda a entender mejor el presente en el que vivimos.

Me ha parecido una obra magnífica y por supuesto la recomiendo.