martes, 1 de diciembre de 2015

DICIEMBRE




«A las doce de la noche sólo hay en la calle putas y maricones». Miguel recordó las palabras de su abuela mientras se miraba el reloj. Las doce y cinco marcaban las agujas del viejo Thermidor, y el corazón, como un pájaro enjaulado, comenzó a golpearle el pecho intentando hallar un hueco por donde huir del hombre. El muchacho se adentró en el callejón húmedo y oscuro. A su paso, algunos gatos saltaron de un lado a otro lanzándole miradas desafiantes, argentadas como el filo de una navaja. El joven caminaba encogido, arrebujado en su trenca de fieltro gris, intentando vencer el frío de diciembre y el miedo calado hasta los huesos. Apenas levantaba la mirada del suelo, sucio y resbaladizo. Recordó mentalmente el plano: una vieja fábrica derruida, dos casas de planta baja con sus obsoletas fachadas cuajadas de grafiti, un amplio solar invadido por las ratas y la basura, y a continuación, aparentemente abandonado, un mugriento local con una oxidada persiana metálica. Hacia allí se dirigió. Miró con precaución en todas las direcciones antes de golpear en la chapa. Estaba solo. Aquel callejón bien podía pertenecer a un pueblo fantasma. Dio tres golpes y aguardó unos instantes, después levantó la persiana y se introdujo en un espacio lóbrego, inquietante como una pesadilla. Volvió a bajarla a sus espaldas y se estremeció al comprobar que la oscuridad lo  envolvía por completo. ¿Dónde se había metido? Sus piernas se negaban a dar un paso hacia ninguna parte y el silencio le atenazó los sentidos. Estaba paralizado y meditabundo cuando una voz quebrada como un lamento lo sacó de su abstracción...

Pertenece a "Diciembre", del libro de relatos LOS MESES CUENTAN. En librerías, y por 0,99 euros en Amazon.
 

viernes, 27 de noviembre de 2015

RESEÑA EN EL MIRADOR


A esta Habitación sin vistas comienza a entrarle luz, y procede de El Mirador, el interesante blog del escritor alicantino José Antonio López Rastoll

Es la primera reseña que recibe la novela al margen de los comentarios vertidos por los lectores en Amazon, y os invito a leerla AQUÍ.

Agradezco a José Antonio su generosidad, y a los lectores el interés que han mostrado por esta obra finalista del 46º Premio Internacional de Novela Corta "Ciudad de Barbastro". 

Decidí publicarla en Amazon con la mejor de las intenciones, pero parece ser que los lectores (al menos los que me siguen) son partidarios del papel. Pues bien, hay noticias. En estos momentos estoy en conversaciones con una editorial interesada en su publicación. Es posible que Habitación sin vistas abandone muy pronto la plataforma.

sábado, 21 de noviembre de 2015

ANIVERSARIO


Tal día como hoy, hace un año, presentaba en el Claustro Alto de la Biblioteca Pedro Ibarra de Elche EL PESO DE LAS HORAS, la novela finalista de la 34º edición del Premio Azorín, uno de los más importantes que gestiona editorial Planeta, en colaboración con la Diputación de Alicante.

No puedo quejarme de que no estuviera bien acompañada ese día, pues no faltaron amigos, familiares y seguidores que me arroparon en todo momento, sin embargo, un par de episodios indeseados vinieron a enturbiar un acto en el que había depositado toda mi ilusión, pues se trataba de vestir de largo a esa novela finalista que desde el 2010 esperaba su oportunidad. Por una parte, uno de los presentadores, el escritor José Luis Ferris, no pudo asistir porque continuaba convaleciente de un grave accidente de tráfico sufrido meses atrás. Tuvo, no obstante, la amabilidad de enviarnos su discurso escrito, que fue leído en el acto y que siempre le agradeceré. Por otra parte, y me tocaba más de cerca, dos días antes de la presentación mi hermano sufrió un derrame cerebral, así, sin más, mientras paseaba al perro; y el esperado día 21 de noviembre se encontraba en la UCI de un hospital. 

Llegué a planterarme la anulación de este evento, pero era realmente difícil avisar a tanta gente que antes había sido invitada. Mis padres, en un principio, decidieron no asistir, pues ya son personas mayores y sus ánimos no estaban para fiestas, aunque fueran literarias. Sin embargo, allí se presentaron y estuvieron acompañándome, haciendo de tripas corazón, y no saben lo importante que fue su presencia para mí.

La presentación se llevó a cabo con éxito, pero estas circunstancias que la rodearon me llevan a sentirme en deuda con EL PESO DE LAS HORAS. Siento que le debo una presentación en condiciones, que quizá ya nunca se produzca.

Podría seguir hablando de esta obra, de que fue elegida libro del mes en el Club de Lectura de las Bibliotecas de Elche, de las favorables reseñas con las que cuenta, de que ha sido prestada más de noventa veces en mi ciudad, de que ha estado presente en las Ferias del Libro de Alicante, Sevilla y Madrid, de, de, de... Pero solo me apetecía recordar ese día, el día de su presentación. 

Ahora que todo ha quedado en una anécdota, espero que esas piernas que se ven en la portada del libro sigan caminando. EL PESO DE LAS HORAS todavía tiene mucho que contar.

lunes, 16 de noviembre de 2015

ARRUGAS EN LA MEMORIA, de Felisa Moreno Ortega



 Ha caído en mis manos una joyita literaria.

Arrugas en la memoria quedó finalista en el XXX Premio Felipe Trigo y en el II Certamen de Novela Corta López Torrijos, y después de su lectura me reafirmo en lo tantas veces dicho: el género breve puede ser muy grande.

Como no quiero desvelar mucho de sus 101 páginas cargadas de emoción, secretos, misterio y belleza narrativa, me limitaré a transcribir el texto de la contraportada del libro, añadiendo que el arranque de la novela, a modo de prólogo, ya consigue dejar al lector pegado a la historia, y que la voz narrativa de Salvador, en primera persona, nos deleitará, nos hará sufrir, sentir rabia o dolor en cada capítulo. Es una ficción que bien podría ser realidad, por desgracia lo es en más de una ocasión.

Tras la trágica muerte de su compañera sentimental, Salvador siente la necesidad de regresar al pueblo donde Noelia vivió su infancia para conocer más de su pasado.
Un escalofrío premonitorio, la fugaz visión de una muchacha joven idéntica a Noelia o el halo de misterio que envuelve una vieja masía son elementos que se conjugan en la búsqueda de ese pasado doloroso que Noelia se negó a compartir en vida y que ahora parece aflorar entre la niebla, gris y húmeda, que recorre los pastos del olvido.

Una novela muy recomendable, con el estilo inconfundible de Felisa Moreno Ortega.

martes, 10 de noviembre de 2015

PRIMERAS OPINIONES

Habitación sin vistas, la novela que quedó finalista el pasado mes de mayo en el Premio Internacional de Novela Corta "Ciudad de Barbastro", sigue discretamente ocupando su pequeño espacio en Amazon.

Los primeros lectores han dejado sus opiniones en la plataforma, y la verdad es que son muy gratificantes. 
Concibo esta novela como una obra de experimentación y he de confesar que, quizá por su particular estructura, es uno de los textos más complejos a los que me he enfrentado.

Solo está disponible, por el momento, en formato e-book, versión kindle, para todo aquel que se atreva a entrar.

  

lunes, 2 de noviembre de 2015

NOVIEMBRE




"...Apagó las luces del vehículo y en un instante el terror se apoderó de ella, la oscuridad era absoluta, no la conocía así, en estado puro, ni siquiera las estrellas brillaban. Giró la llave en el contacto y volvió a encender los faros al tiempo que buscaba nerviosa el teléfono móvil en su bolso. Tenía que llamar a Fran. Eran las cuatro menos cuarto de la madrugada, quizá su marido ni siquiera se había acostado, habría aprovechado su ausencia para ver algunas películas de vídeo que tenía grabadas y en cuanto le contara lo sucedido acudiría de inmediato a recogerla. Si se enfadaba o no era un asunto que a Carol no le preocupaba en ese momento. Por fin encontró el móvil. Estaba apagado, y con dedos nerviosos presionó el botón de encendido. El teléfono no respondía. Presionó de nuevo manteniendo el dedo sobre el botón varios segundos, pero aquel aparato no daba ninguna señal de vida. Recordó entonces que la última vez que lo había mirado en el pub para ver si tenía alguna llamada perdida de su marido marcaba batería baja, y claro, después de tres horas la batería se había descargado por completo. No se lo podía creer. Allí estaba ella, en una carretera solitaria, en plena madrugada, a mitad de camino entre su casa y la ciudad, con el coche averiado, sin teléfono. ¿Qué podía hacer? Le entraron unas tremendas ganas de llorar...".

Pertenece a "Noviembre", del libro de relatos LOS MESES CUENTAN. En librerías, y por 0,99 euros en Amazon.
 

viernes, 30 de octubre de 2015

HALLOBLOGWEEN 2015




FIESTA DE HALLOWEEN

Llevaba un ojo colgando, las tripas fuera, y de vez en cuando un líquido verdoso repugnante brotaba de su boca. Fue el zombi que más me llamó la atención de toda la fiesta, y por ello no dudé en aceptar su invitación de salir a bailar. Se adivinaba que, debajo de su horripilante atuendo, se escondía un chico guapo. Me estrechó entre sus brazos y el frío de su cuerpo me paralizó. ¡Cuánta perfección había conseguido con su disfraz, ni siquiera se le apreciaba el acompasado ritmo de la respiración! Comencé a inquietarme. Hubiese jurado que su pecho no tenía latido y el hedor que despedía aquel sucedáneo de piel putrefacta era difícil de soportar. Fue entonces cuando me di cuenta. Mi peor pesadilla se hacía realidad. Era él. El joven al que había atropellado dos años antes a la salida de una discoteca causándole la muerte, cuando conducía pasada de copas. Fue imposible gritar, cuando quise abrir la boca ya me faltaba el aire. No pude escapar de su abrazo.

Este relatito participa en HALLOBLOGWEEN 2015, una idea original de Teresa Cameselle.

 


jueves, 22 de octubre de 2015

SEXTO TALLER EXPRÉS DE ESCRITURA CREATIVA


Llegamos a la sexta edición del Taller Exprés de Escritura Creativa, un formato de curso de gran aceptación entre las personas que disponen de poco tiempo, ya que se desarrolla en tan solo un par de días.

Tendrá lugar en Librería Ali i Truc, Passeig de les Eres de Santa Llucía, 5 - 7. Elche.

Los días 6 y 7 de noviembre próximos.

Viernes, 6 de noviembre, de 18 a 20 horas.
Sábado, 7 de noviembre, de 11 a 13 horas.

Inscríbete en la librería o llama al teléfono 96 545 38 64.

Precio: 20 euros.

Conocerás los conceptos básicos para enfrentarte con éxito al papel en blanco.

viernes, 16 de octubre de 2015

HALLOBLOGWEEN UN AÑO MÁS


La escritora y bloguera Teresa Cameselle nos convoca un año más a HALLOBLOGWEEN, que no es un concurso literario ni falta que hace, sino una reunión de amigos virtuales con la que llevamos años pasándolo terroríficamente bien.

Si escribes y tienes un blog ya puedes participar, no necesitas más, solo contarnos una historia breve que nos ponga los pelos de punta (aunque también las hay de las que nos hacen partirnos de risa). La actual convocatoria va de zombis. ¿Te animas?


jueves, 8 de octubre de 2015

ÚLTIMO REGALO




Ya en su lecho de muerte, al abrir el paquete vio salir una sombra oscura y se asustó. No imaginaba que, cincuenta años atrás, él había envuelto para ella un trozo de la noche en la que se besaron por primera vez.

Formará parte del libro de microrrelatos "Inspiraciones nocturnas II" (tema "la noche").



jueves, 1 de octubre de 2015

OCTUBRE




"No puedo decir que el marido de mi madre abusara de mí. Cuando era pequeña, de vez en cuando, me daba cariñosamente palmaditas en el culo, y a la edad de once o doce años, a medida que mi cuerpo adquiría nuevas y sugerentes formas, tuve que aguantar en alguna ocasión aquella patética frase de «qué tetas se te están haciendo». Pero no creo que ni una cosa ni la otra constituyeran un abuso.
No sabría cómo definir a Adrián. Físicamente sí, porque toda definición se reduce a una simple frase: tenía cara de bestia. Era un tipo de facciones groseras, pómulos anchos, nariz prominente, ojos pequeños, estrecha frente y pelo abundante y negro, en resumen, la viva imagen del primer hombre que habitó la Tierra, pero en contrapartida a su falta de armonía facial, como él mismo decía, tenía un buen mandao, razón por la cual jamás le faltaron novias. Definirlo humanamente ya resulta más complejo. Podría decir que se trataba de una persona sin aspiraciones, sin proyectos, que respiraba porque tenía un par de pulmones y le latía el corazón porque no le había llegado la hora de morirse.
Adrián entró en mi vida a la edad de cinco años y se convirtió en mi padre. El verdadero, el que se había encargado de suministrar el espermatozoide adecuado en el momento oportuno y en el lugar óptimo, había regresado a su Cuba natal un par de años antes, agobiado por el acoso constante de sus suegros, es decir, mis abuelos. Mi padre, un soñador impenitente, pájaro sin nido, escribía de noche y dormía de día, era un hombre extraordinariamente libre y mis abuelos, con quienes vivíamos entonces,  no estaban acostumbrados a esa clase de libertad, trabajaban la tierra de sol a sol, no tenían ni un  segundo  de  descanso,  y  debían  soportar  la  presencia de ese extranjero gandul, buscavidas y aprovechado sólo porque su cándida hija se había dejado preñar por él. Jamás le aguantaron, y por una simple cuestión de sangre tampoco me aguantan a mí. Y es que en el fondo somos dos gotas de agua emanadas de un mismo mar...".

Pertenece a "Octubre", del libro de relatos LOS MESES CUENTAN. En librerías, y por 0,99 euros en Amazon.

 

jueves, 24 de septiembre de 2015

HABITACIÓN SIN VISTAS


Quedó finalista el pasado mes de mayo en el Premio Internacional de Novela Corta "Ciudad de Barbastro" y he tomado la decisión de publicarla en Amazon. Quizás en otras ocasiones hubiese intentado participar con ella en nuevos concursos, o me habría dirigido a editoriales para tratar de conseguir su publicación en papel, pero en este caso he preferido ahorrarme esos trámites que tanto desgastan el ánimo y ponerla a disposición de todo aquel que desee leerla, a un precio asequible y en formato digital.

"La decisión que ha tomado Ignacio a sus treinta y cinco años es incomprensible para cualquier persona racional: aislarse del mundo. Pero su comportamiento anómalo responde a un motivo que solo él conoce, un doloroso secreto que se irá desentrañando con los testimonios de diferentes personas ligadas a su vida, su propio monólogo interior y la tenacidad de una psiquiatra que se ha propuesto convertirlo en un hombre libre. Habitación sin vistas es una crónica kafkiana que pone de manifiesto la vulnerabilidad del ser humano".



sábado, 19 de septiembre de 2015

¿FUISTE FELIZ?





Hay un murmullo de hojas secas, un rumor de otoño, una lluvia persistente que lava los cristales de tu habitación. Tan vacía. Donde me encuentro sin ti, rodeada de recuerdos. ¿Fuiste feliz? Necesito saberlo. Solo eras una niña cuando te arrancamos de los brazos los ositos de peluche y pusimos sobre tu cabeza una responsabilidad que no te correspondía, una corona que para ti fue un juguete y que nosotros pensamos que te convertiría en una auténtica princesa. Los padres quieren lo mejor para los hijos, pero en ocasiones no saben qué es lo mejor.

Lo dejamos todo por ti, los trabajos, los amigos, las aficiones... Y comenzamos a recorrer el mundo a tu lado. Viajes, hoteles, sesiones fotográficas, pasarelas, entrevistas en televisión. «Me aburro», decías de vez en cuando. Y tratábamos de convencerte de que eras una niña afortunada, la más linda del planeta y con una cuenta corriente que crecía como la espuma.
Creíamos haber conseguido para ti el calor de hogar allá donde estuviéramos, fuera un hotel en Nueva York o un pequeño apartamento en Roma, sin ser conscientes de que en tu corazón hacía ya tiempo que se había instalado el frío. ¿En qué nos equivocamos?

Estoy observando tu foto, la que descansa sobre la mesita de noche. Tenías siete años y acababas de ganar el concurso de belleza. Tus ojos brillan como dos estrellas, los mismos que ahora, apagados, se hunden en sus órbitas, como si miraran hacia adentro, buscando quizás algún recuerdo amable que te permita sostener tu esqueleto un día más. 

Solo han transcurrido diez años desde esa instantánea y la niña linda que sonreía a la cámara con un cheque entre las manos casi más grande que ella, hace seis meses que perdió la sonrisa, los mismos que llevas recluida en la habitación de un hospital, alimentada a la fuerza, con sueros que recorren tus venas buscando vida, una vida que se te escapa entre piel y huesos. 

La noticia de hoy ha sido demoledora. No solo no has aumentado ni un gramo sino que has perdido dos kilos. Los médicos no se lo explican. Dicen que el fallo multiorgánico se producirá en cualquier momento, que estemos preparados.

Querida hija, quiero abrazarte, quiero que se me claven tus costillas hasta que me duelan, como cilicios sangrantes, pagar mi culpa si la tengo, sentir tu sufrimiento y castigarme con él por haberte robado la infancia, pero me falta valor. He huido del hospital, he salido corriendo para refugiarme aquí, en tu dormitorio, rodeada de las muñecas con las que nunca jugaste, buscando un aroma que jamás se impregnó en tus sábanas porque apenas dormiste en ellas. Me escapo así de tu imagen de muerta viviente, de tus veintinueve kilos repartidos en un metro setenta, del dolor de mirarte, de la angustia de perderte. ¿De qué sirve tener a una madre al lado cuando esa madre está ciega? No supe ver en ti la desesperación que te llevó al abismo. Qué egoísta, qué cruel.

¿Fuiste feliz? Si al menos supiera que en algún momento de tu vida fuiste feliz podría tal vez encontrar un poco de paz en el infierno en que ahora mismo me consumo, pero creo, querida hija mía, que ya no voy a tener ocasión de preguntártelo.

viernes, 11 de septiembre de 2015

ENTREVISTA

El pasado mes de agosto, una estudiante de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche contactó conmigo para hacerme una entrevista, a lo que accedí encantada.

La entrevista tuvo lugar por vía telefónica y la futura periodista, María Díaz Candela, me formuló unas preguntas muy sesudas y bastante originales en su planteamiento. Le auguro un buen futuro en la profesión.

AQUÍ está el resultado de ese encuentro telefónico-literario para quien le pueda interesar. Y si alguien prefiere escucharlo, al final de las preguntas y respuestas hay un enlace al audio.

Gracias, María.


lunes, 7 de septiembre de 2015

EL PRECIO DE CONCURSAR




Participar en un concurso de novela sale caro, pero presentarla directamente a una editorial con el fin de conseguir su publicación no lo es menos, salvo que la editorial permita el envío electrónico de la obra, con lo cual nos ahorraríamos algunos euros. 

¿Sería conveniente que los organizadores de certámenes echaran una mano a los escritores permitiendo más envíos por e-mail? Yo creo que sí. A nivel de relato, poesía o textos breves empieza a ser bastante frecuente el sistema de participación a través de correo electrónico o formularios, con novela ya no tanto. 

Por si a alguien le interesa, aquí dejo números reales. Esto es lo que cuesta participar en un concurso de novela que, afortunadamente, solo pide una copia en papel, más otra en formato digital (CD):


  1. Tasa de inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual (no es un trámite obligatorio, pero más que aconsejable si se va a mandar la obra a un concurso o a una editorial).....11,83 euros.


  1. Imprimir y encuadernar una copia que sí es obligatorio presentar al Registro una vez has pagado las tasas........................11,30 euros.


  1. Un CD para grabar la copia digital...........0,50 euros.


  1. Imprimir y encuadernar la copia en papel que hay que enviar al concurso (y menos mal que solo piden una)...................11,30 euros.


  1. Enviarlo todo por correo certificado....................7,61 euros.


  1. Varios (desplazamientos hasta el Registro de la Propiedad Intelectual, oficina de Correos, etc.)........... 6 euros. 


Un total de 48,54 euros. Casi 50 pavos por intentar, con toda la ilusión del mundo, que alguien se fije en tu trabajo literario, aunque no sea para ganar el concurso; y todo ello sin contar los esfuerzos, los desvelos, el tiempo invertido u otros costes. 

Difícil lo tiene el escritor por donde lo mire. 

 

martes, 1 de septiembre de 2015

SEPTIEMBRE



... «Desde el primer momento de convivencia todo fue fantástico. Me sentía la mujer más feliz de la tierra. Era un hombre atento y cariñoso. Ya ve que no estamos casados y me refiero a él como mi marido. Félix con sus pinturas y yo con mi trabajo de dependienta. Aunque nunca ganó mucho jamás me importó. Entre los dos cubríamos los gastos básicos y nos podíamos permitir algún capricho. Sólo una sombra amenazaba mi paz interior: el recuerdo de su mujer muerta. No podía evitar sentir celos cuando lo veía aparecer cada día quince con el consiguiente ramo de rosas blancas. Nunca tuve el suficiente valor para preguntarle por ella, cómo era, cuánto la quiso, cuándo murió. O quizá prefería no saberlo. Un día le pedí acompañarle al cementerio. Necesitaba estar ante la tumba de la mujer que era capaz de remover sus cimientos, que lo hacía comparecer ante ella los días quince de cada mes como si cumpliera una orden judicial. No tuvo inconveniente. Cuando llegamos ante el nicho yo estaba muy nerviosa. Pensé que hubiese sido mejor no haber ido. Él retiró las flores secas del mes anterior y colocó el espléndido ramo de rosas blancas que portaba. En la lápida tan sólo pude leer su virginal nombre: María. No había fechas ni palabras de recuerdo. Me sorprendió. Junto al nombre pude ver una fotografía suya. Era una mujer joven y guapa, con el pelo negro, igual que su profunda mirada»...

Pertenece a "Septiembre", del libro de relatos LOS MESES CUENTAN. Cada mes un relato. En librerías, y por 0,99 euros en Amazon.

Feliz mes.
 

miércoles, 15 de julio de 2015

Y EL MÁS PRESTADO ES...

Está en las bibliotecas de Elche desde noviembre pasado y ya ha sido prestado más veces que otros títulos míos que llevan varios años. El peso de las horas gusta, convence, emociona y los lectores lo recomiendan. Las opiniones que de vez en cuando me llegan son inmejorables, aunque lo verdaderamente importante es que el boca a boca funcione.

Cincuenta y ocho préstamos registrados, más cuatro ejemplares en la calle en la actualidad, convierten a la novela finalista del Premio Azorín en la campeona.

Este verano puede ser un excelente momento para descubrirla. ¿Te animas?

lunes, 15 de junio de 2015

EL MUNDO, de Juan José Millás


Con esta novela autobiográfica, Juan José Millás obtuvo el Premio Planeta en 2007 y el Nacional de Narrativa en 2008. Se trata de una mirada retrospectiva, cargada de melancolía e incluso de frustración, hacia la infancia del autor, que se vio obligado a abandonar su Valencia natal a los pocos años de vida para instalarse en Madrid en busca de mejor fortuna.

Una vez en la capital, la situación económica de su familia no prosperó, por lo que los nueve hermanos, junto a los padres, vivieron momentos de absoluta pobreza. Si a esto le añadimos que su mejor amigo de aquellos tiempos, el Vitaminas, muere siendo un niño; que las primeras chicas en las que Juanjo se fija lo rechazan; que recibe malos tratos en la academia a la que acude; que piensa repetidas veces en el suicidio y que acaba ingresando en un seminario, descubrimos en el joven Millás a un muchacho desubicado, que solo sueña con el modo de huir del mundo.

Pero no asistiremos solo en esta novela a un catálogo de desgracias o calamidades, también descubriremos que la genialidad de este autor nació entonces, cuando era un niño y veía más allá de lo que es capaz de ver cualquier persona, cuando comenzó a inventar historias que lo llevaban a alejarse de la realidad, una realidad que lo atormentó en muchos momentos de su vida y que más tarde, en la edad adulta, lo llevó a ocupar en alguna ocasión el diván del psiquiatra.

Conoceremos también el carácter obsesivo de este autor, cuya literatura siempre me ha parecido un poco paranoica, sus fobias o manías, que al final se traducen en más genialidad; y lo descubriremos a través de una narración fluida, limpia, envolvente, cargada de misterio en ocasiones, con mucha imaginación y de una gran riqueza, no solo literaria, sino también psicológica.

El mundo es la cabeza de Juan José Millás, lo que le hierve dentro, lo que piensa o sueña, y retroceder al pasado le ayuda o nos ayuda a entender mejor el presente en el que vivimos.

Me ha parecido una obra magnífica y por supuesto la recomiendo.

domingo, 31 de mayo de 2015

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

La Feria del Libro de Madrid ya está en marcha en el Parque de El Retiro desde el pasado viernes 29 de mayo, y se prolongará hasta el domingo 14 de junio.


Dos de las editoriales publicadoras de mis libros tienen presencia en este importante evento. Por una parte Autores Premiados con todo su catálogo, que incluye mi novela El peso de las horas. Ocupa la caseta 322.

Por otra parte Edebé, que exhibirá entre sus títulos El último truco de magia. Ocupa la caseta 309.

Yo no podré viajar a la capital, pero si alguien pasa por alguna de estas casetas y ve mis libros que me lo diga, me hará mucha ilusión.




sábado, 16 de mayo de 2015

DE NUEVO FINALISTA


El jurado deliberando. Foto cedida ayer por el ayuntamiento de Barbastro (Huesca).

Vuelvo a alcanzar la final de un certamen literario y, una vez más, como finalista me quedo. Ha sido en el Premio Internacional de Novela Corta "Ciudad de Barbastro", que en la tarde de ayer falló su 46ª edición, un certamen de solera, de los más importantes en su género, entre cuyos ganadores se encuentran nombres tan destacados en la literatura como los de Fernando Marías, Eduardo Mendicutti, Luis Leante, Blanca Riestra o Cristina Fallarás, entre otros.

Recientemente la prensa recogía la noticia de la gran calidad de las obras seleccionadas, doce de un total de más de doscientas novelas presentadas, y he de reconocer que en ese momento ya me sentí premiada, aunque lógicamente en el día de ayer estuve pendiente del teléfono como seguro que lo estuvieron los otros once seleccionados.

No ha podido ser. Es la sexta vez que quedo finalista en un certamen de novela (en dos de ellos conseguí el premio, modesto pero premio) y gracias a estos reconocimientos varias de mis obras se han visto publicadas. Para mí es una inyección de confianza, una garantía de calidad y, aunque me haya quedado con un sabor agridulce, un deseo de seguir adelante y crecer en la literatura.

Sólo me resta dar la enhorabuena al ganador: el escritor, ensayista, poeta y crítico literario Juan Malpartida, y a todos los que se alzaron con alguno de los premios de los distintos certámanes que convoca el ayuntamiento de Barbastro.

Gracias al jurado por situar mi novela entre las mejores y a todos los que confían en mi trabajo literario.

viernes, 8 de mayo de 2015

FERIA DEL LIBRO DE SEVILLA


Ha dado comienzo la Feria del Libro de Sevilla y se prolongará hasta el próximo día 17 de mayo. Aunque yo no podré asistir, en la caseta número 30 se encuentra mi novela El peso de las horas, finalista de la XXXIV edición del Premio Azorín.

Precisamente ayer, en la presentación de otra obra mía, tuve la oportunidad de charlar con lectores que ya han disfrutado de El peso de las horas y las opiniones no pueden ser más favorables. Es una novela que enamora.

Si vas a visitar la Feria del Libro de Sevilla, no dejes de pasarte por la caseta número 30, encontrarás literatura de calidad, novelas finalistas o ganadoras de importantes premios, que cuentan con el aval de jurados expertos y con la confianza de una editorial joven, con un proyecto literario serio y ambicioso.

viernes, 1 de mayo de 2015

LA CAJA



La caja era de mi abuela. Pequeña, de madera barnizada, sin tallas, dibujos ni adornos. Cabía dentro de una mano. Me la regaló cuando cumplí diez años. Aún recuerdo con exactitud sus palabras cariñosas: «Querida, esta caja perteneció a mi abuela y ahora es para ti, aunque la veas insignificante guarda un tesoro. Sólo te pido una cosa: jamás la abras».
Fue como rogarme que no tocara ni un caramelo de la bolsa que me acababan de regalar por mi cumpleaños, o decirme que podía salir a la calle para estar con mis amigas pero no jugar con ellas. “Un tesoro” y “no abrir” son expresiones contradictorias en la mentalidad de una niña. A partir de ese día me invadieron sentimientos enfrentados. Mil veces agité la caja con la intención de descubrir qué escondía, pero ningún sonido salió jamás de su interior. No tenía candado ni llave. Su cierre era sencillo, podía haberla abierto tirando suavemente de la tapa, sin embargo, nunca lo hice. La caja encerraba algo más que un contenido incierto, encerraba una promesa, un pacto de lealtad, un roce de dedos que transmitían más fuerza que un huracán, el que se produjo cuando ese pequeño objeto de madera pasó de sus manos ancianas a las mías tiernas como brotes de un rosal. La caja me acompañó siempre, la cuidaba con cariño, como se cuida a una mascota, la acariciaba, pasaba el índice por sus aristas y después la guardaba con cuidado en mi mesita de noche, envuelta en un pañuelo de cuello que también perteneció a mi abuela.
 Hoy soy una mujer y todavía conservo ese obsequio, en otra mesita de noche, en otro hogar, pero envuelto en el mismo pañuelo. Hoy sé que la caja está vacía, que siempre lo estuvo, y no he necesitado abrirla para cerciorarme de esa realidad, porque la madurez me ha llevado a comprender que el tesoro era ella, la viejita simpática que me acariciaba el pelo, que horneaba para mí mis rosquillas preferidas o me contaba mil cuentos inventados en las noches de invierno, muy pegadita a mi cuerpo, con su camisón de franela de amapolas desgastadas, cuando yo le pedía alguna vez que se acostara conmigo en los fines de semana que venía a pasarlos a casa. La caja es ella, y por eso, a veces, la aprieto contra mi pecho y siento que ha vuelto de su estrella para quitarme el flequillo de encima de los ojos; un testigo que ha pasado de una abuela a otra, y a otra más, un símbolo que es amor, y que yo, si algún día tengo una nieta, también se la regalaré, para que ese trozo de madera, sin lustre ni valor, siga guardando un tesoro.

Mi colaboración en la revista Las 4 Esquinas de La Gineta (Albacete)

 

jueves, 23 de abril de 2015

ENTREVISTA EN "CADA PALABRA UN SENTIMIENTO"


Marta, administradora del blog literario "Cada palabra un sentimiento", me hizo una entrevista hace unos días con seis preguntas o curiosidades muy interesantes. Aquí dejo el principio, y os animo a visitar el blog y leer el resto. Gracias, Marta.

1.-¿En qué momento te planteas que quieres escribir una novela? O mejor dicho, ¿es algo que llevabas pensando desde hace tiempo, algo así como un sueño?

Me lo planteo al leer las bases de un concurso de novela infantil. No exigían demasiadas páginas y era una buena oportunidad para dar el salto del relato a la novela. Con el género corto había obtenido reconocimientos en diversos certámenes literarios y sentía la necesidad de probar con obras de mayor extensión. Sabía que la novela llegaría en algún momento a mi vida y ese fue el momento... SEGUIR LEYENDO.

martes, 14 de abril de 2015

NOS VEMOS EN LA FERIA DEL LIBRO DE ALICANTE


La 45º edición de la Feria del Libro se celebrará en Alicante desde el 17 de abril hasta el 3 de mayo de 2015. Instalada en la Avenida Federico Soto, acogerá múltiples actividades relacionadas con la literatura: taller de narrativa, cuentacuentos, presentaciones de libros, mesas redondas y firmas de autores, entre otras.

Allí estaré, invitada por la organización, el martes 21 de abril, de 19 a 21 horas, en la caseta del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert. Será una buena ocasión para charlar con visitantes y lectores, y para firmar a quienes lo deseen mis últimos libros: El peso de las horas y El último truco de magia.

 
Nos vemos en la Feria del Libro de Alicante.

PROGRAMA COMPLETO DE ACTIVIDADES.

viernes, 27 de marzo de 2015

EL PAÍS DE LAS ÚLTIMAS COSAS, de Paul Auster




Qué miedo da este libro. Más que cualquiera de Stephen King. Nos encontramos ante una distopía que pone los pelos de punta, principalmente por aquello de que “podría pasarnos”.

Anna Blume escribe una carta a un amigo (toda la novela es esa carta) en la que le cuenta su trágica vida en una ciudad sin nombre, a la que viajó hace años para seguir la pista de un hermano desaparecido, y de la que ya nunca ha podido escapar. Si este es el eje de la novela, la búsqueda del hermano se diluye, sin embargo, a lo largo de la narración, porque nada sabremos de él, y lo que toma relevancia es el día a día de la protagonista dentro de una sociedad hostil, corrupta, caótica, con absoluto desgobierno, donde la gente lucha por su supervivencia a costa de cualquier precio.

En ningún momento conoceremos las razones que han llevado a esta sociedad al límite de la pobreza, mezquindad y deshumanización, pero se adivinan políticas. Es el riesgo que corre la ciudadanía cuando unos descerebrados toman las riendas de un país y lo convierten en un infierno.

Buenas descripciones, escasos diálogos, personajes carismáticos, prosa sencilla pero muy efectiva, de la que expresa grandes cosas con pequeñas palabras, como diría Ernesto Sábato, invitan a seguir el hilo de esta historia tan cruda que, sin embargo, cuesta digerir y que si anímicamente te coge en baja forma podrías, incluso, dejar de leer.

En diferentes momentos me recordó a Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago; 1984, de George Orwell; y La carretera, de Cormac McCarthy (quienes  hayan leído estas novelas se pueden hacer una idea de lo que encontrarán en la obra de Auster), y por ello, quizás, tuve la sensación de que no me aportaba nada nuevo.

El país de las últimas cosas fue objeto de lectura y análisis por parte de los miembros del taller literario que dirijo en librería Ali i Truc. La mayoría de ellos no la recomendaría; a algunos les produjo mucha preocupación; otros no pudieron acabar de leerla; y en general consideraron que si la hubieran escrito ellos, que no son Paul Auster, jamás se habría publicado. Y es que, en ocasiones, parece que estemos asistiendo a una auténtica paranoia de su autor.

viernes, 20 de marzo de 2015

INCONFORME



Se dibujó un reloj en la muñeca para parecer mayor. Cuando creció hizo lo mismo para seguir siendo niño.

martes, 10 de marzo de 2015

LOS LIBROS NO CADUCAN

Es lo bueno que tienen. Algunos, con el tiempo, se convierten en clásicos; otros pasan al olvido, pero si alguien los rescata de su escondite y los desempolva, vuelven a adquirir plena vigencia.

Los libros no caducan, no mueren porque les nazcan nuevos hermanos, ni siquiera porque el librero los retire del escaparate. Siempre tendrán cerca la mano amiga de un lector que abra sus cubiertas y se recree en su contenido. Y cuando esto sucede, el libro vuelve a vestirse de gala, como si de una novedad editorial se tratara.

Algo así le ha ocurrido en los últimos días a Los meses cuentan, un libro de relatos publicado en formato papel en 2011 y en versión Kindle para Amazon un año más tarde.


Un par de lectores que han descubierto esta obra recientemente y me dicen que les ha gustado muchísimo; otro buen amigo y buen lector que comenta, así de pasada, mientras habla de otro libro, que de los que ha leído míos este es su preferido; y por último una opinión vertida en Amazon hace cuatro días convierten a Los meses cuentan en rabiosa actualidad.

  Lo dicho, los libros no caducan y siempre están dispuestos a ser descubiertos.

miércoles, 4 de marzo de 2015

LOS LECTORES OPINAN





En este espacio de la Biblioteca Central Pedro Ibarra de Elche me reunía el pasado jueves, 26 de febrero, con once integrantes de su Club de Lectura y  dos encargadas de la biblioteca, Laura y Encarna, todos ellos lectores de El peso de las horas, novela que había sido recomendada para el mes que nos acaba de dejar. Las mujeres fuimos mayoría: doce frente a dos caballeros.

Aquí traigo, a modo de pequeñas pinceladas, algunas de las impresiones de los lectores. Y añado que para mí fue muy enriquecedor conocer sus distintos o coincidentes puntos de vista y conversar con ellos sobre diferentes aspectos de la novela.

- El peso de las horas les enganchó enseguida, todos estuvieron de acuerdo en que les resultó muy adictiva.

- El lenguaje les pareció sencillo, muy entendible, incluso una de las tertulianas comentó que la historia la sintió tan cercana que era como si se la estuviera contando una amiga.

- El personaje de Elisa lo definieron como rebelde, valiente, atrevido y también egoísta. Su revés, Asile, les gustó mucho, coincidieron en que da bastante juego a la novela. Sólo una de las lectoras manifestó no entender la presencia de ese personaje fantástico. «¿Quién es? ¿Qué representa?», me preguntaba.

- Genaro les pareció un bonachón, algunas lectoras lo veían como un hombre básico, algo simple. Llegados a este punto, uno de los caballeros añadió que en la creación de este personaje se notaba la mano femenina porque, según su criterio, un escritor no hubiese diseñado a Genaro con ese perfil.

- Los diálogos les parecieron ágiles, fluidos y con mucho ritmo.

- La voz narrativa en primera persona también la consideraron muy acertada para esta novela que les llevó a la reflexión y añadieron que encontraron muchos momentos intimistas. Una lectora dijo que le parecía una novela de "autoayuda", del tipo de las de Paulo Coelho.

- En cuanto a personajes secundarios, la madre de Elisa y su novio cubano fueron los preferidos, les gustaron tanto sus perfiles como la relación que mantenían. «Se dan lo que necesitan mutuamente», aseguraban. Una lectora, sin embargo, citó a otros personajes que por diferentes circunstancias le llamaron más la atención: la vecina taciturna y el doctor Font. También les entusiasmó a todos la presencia del perro en la historia.

- Una de las asistentes manifestó que cuando leyó el inicio de la sinopsis: «Elisa Lalira acaba de salir de la consulta del doctor Font con una mala noticia: le quedan tres meses de vida...», pensó que no podría leer la novela, pero que se armó de valor, empezó con ella y se llevó una grata sorpresa.

Esto me ha ocurrido con más de un lector, incluso me consta que hay gente que tiene el libro y aún no lo ha leído por miedo a su carga emocional. Yo insisto en que dentro no hay ningún drama, pero respeto la decisión de cada uno. Sin embargo, otra lectora comentó que nunca vio muerte en la novela, ni siquiera cuando la estaba leyendo, que en todo momento vio vida, y una gran mayoría coincidió en que «con esa portada de la chica paseando al perrito es impensable que algo trágico nos aguarde en la historia porque la imagen del libro invita al optimismo». Esto no lo había pensado, pero me parece una observación acertada. A veces las portadas hablan.

- Por último, uno de los caballeros destacó esta frase de la página 15 como elemento esencial de  reflexión: «Quizás el destino elige a personas como yo para abandonar el mundo porque sabe que nuestros huecos pasan desapercibidos, como ocurre con los agujeros del gruyere, nunca echamos en falta el queso que podía ocupar ese espacio». Y añadió que quedó complacido con el cierre de la novela (los finales no son fáciles).

Estos son sólo algunos de los muchos comentarios, opiniones, curiosidades o anécdotas que surgieron a lo largo de casi dos horas de tertulia agradable y muy entretenida. Sólo me resta expresar una vez más mi agradecimiento a Laura y Encarna, encargadas de la Biblioteca Pedro Ibarra de Elche, y a cada uno de los miembros del Club de Lectura. Gracias.