domingo, 23 de noviembre de 2014

TARDE DE PRESENTACIÓN EN LA BIBLIOTECA


Claustro de la Biblioteca Central Pedro Ibarra de Elche, donde tuvo lugar en la tarde del viernes, 21 de noviembre, la presentación de "El peso de las horas".


A las 7 de la tarde ya contábamos con un numeroso público dispuesto a disfrutar de este acto literario.


Fue una sorpresa la asistencia de Pablo Ruz, coordinador de Cultura del ayuntamiento de Elche, que abrió el acto con unas elogiosas palabras hacia "El peso de las horas", novela que ha leído y ha disfrutado mucho.


No pudimos contar, sin embargo, con la presencia de José Luis Ferris, convaleciente todavía de un grave accidente de tráfico. Fue Paqui Pérez la que ocupó su lugar y leyó el magnífico discurso que tuvo a bien enviarnos, un texto que colgaré en este blog porque merece la pena leerlo.


Sí estuvo, por supuesto, Teresa Rubira, que nos sorprendió a todos con un auténtico espectáculo. No solo me impuso un bonito collar de corazones (que simbolizaba a todos aquellos que no pudieron venir a la presentación), sino que además recitó un poema creado por ella misma para la ocasión, lleno de chispa y buen humor. Nos reímos mucho, mucho, mucho.



Aquí dejo algunas fotos más de un acto que a todos los asistentes les encantó y que para mí resultó emocionante. Mil gracias, amigos.






Gracias a todos.

Hoy, domingo, recibo a modo de regalo una bonita reseña de la novela por parte de Marga de Cala. La podéis leer en su blog MARGA Y LAS LETRAS. Gracias.

10 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Bonitas imagenes.
Compartir con los amigos la llegada al mundo de una nueva criatura siempre es muy gratificante para un autor.
Se te ve feliz.
Besos

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, el retoño El peso de las horas ya llevaba días de recorrido por el mundo y procedía celebrar su bautizo. Madrinas de lujo, padrinos con sendos escritos alabando las virtudes de la criatura, familia engalanada para la ocasión, público invitado que ya le ha ayudado a dar sus primeros pasos, otros que habiendo oído hablar de él no quería perderse la oportunidad de conocerle y de llevárselo a casa para disfrutar de sus palabras...Y el lugar precioso, como requería tal celebración.

Maribel, enhorabuena por estos momentos y mis mas sinceros deseos de que este libro te de muchas gratificaciones a lo largo del camino.

Un abrazo.

DIEGO dijo...

Aunque físicamente no pude estar sí me llegaba, al tiempo que se celebraba el acto, el triunfo de la palabra y de la presentación e de ese libro que sé que está siendo muy bien recibido por sus lectores.
Detrás está su autora que borda las palabras con elegancia y sencillez.
Algo del espíritu del Grupo Leo se refleja en la mesa: Maribel Romero y Teresa Rubira, dos escritoras que apoyan nuestra labor de promover la lectura y la expresión escrita entre los más pequeños.
Enhorabuena.Diego Gila .Coordinador Grupo Leo

Maribel Romero dijo...

Sí, Lola, y comprobar que esos amigos siempre te responden. Sin ellos al otro lado no somos nada.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Por el momento, Alicia, no me puedo quejar. El retoño ha sido recibido con los brazos abiertos, quizá por lo mucho que se ha hecho esperar. En estos primeros días ha resultado ser el bebé guapetón que a todo el mundo gusta, que todos quieren ver y tocar. Ahora solo falta que siga creciendo igual. Gracias, Alicia.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Créeme que os tuve muy presentes a los que no pudisteis estar, Diego, pero como bien dices, encontrándonos Teresa y yo en la mesa, había mucho de Grupo Leo en ese claustro. Una presentación es un excelente acto para promover la lectura. Gracias, Diego.

Un abrazo.

Esther Planelles dijo...

Me alegro de que la presentación fuera tan satisfactoria; parece un lugar de fábula.
La dicotomía entre la soledad de escribir y el momento de compartir la obra con conocidos y desconocidos es una de esas maravillosas paradojas que atrae al escritor/a como polilla a la luz.
Te deseo la mejor fortuna. Felicidades.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Si he de elegir, Esther, prefiero la soledad de escribir. La otra cara de la moneda me hace menos gracia, pero es necesaria. Gracias por tus buenos deseos.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

El lugar de la presentación se me antoja una misteriosa cripta. Debe ser que mi percepción está contaminada de lo mucho que me atrae lo paranormal.
Muy expresivo detalle el del collar de corazones. Contigo los que están lejos se sienten cerca.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Algo de paranormal hay, Jose. Esta biblioteca está estrechamente relacionada con aquel cuento del viejo hospital. ¿Recuerdas?
El collar de corazones fue una de las ocurrencias de Teresa. Hay quien ha visto las fotos y me ha preguntado si iba vestida de Agatha Ruiz de la Prada.

Un abrazo.