lunes, 1 de septiembre de 2014

"EL PESO DE LAS HORAS" YA TIENE IMAGEN

El trabajo realizado en el mes de agosto empieza a tomar forma, imagen y color. Estamos de vuelta. Feliz septiembre.

8 comentarios:

Esther Planelles dijo...

Un título tan sugerente y universal que es como si estuviera en nuestro ADN.
Te deseo mucha suerte con este merecido premio y felicito al creador o creadora de la portada.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Qué razón tienes, Esther, gracias (creo que la portada fue obra de diseñadora).

Un abrazote.

José Antonio López Rastoll dijo...

Ha pesado el tiempo sin ti, y no es pura palabrería. Bienvenida.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Eso es un piropo en toda regla, Jose. Gracias.
Si te digo la verdad, no me apetecía demasiado volver, pero en esta vida hay que ser disciplinado/a.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Te entiendo: escribir en el blog resta tiempo. Pero también tiene un componente de disciplina que hace que no te duermas en los laureles. Y, hoy por hoy, es el mejor modo de promoción que conozco.

Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, me parece que esta imagen que nos muestras es una de las mejores para comenzar setiembre en el almanaque.

Bien sabes que es un libro que estamos esperando con mucha ilusión porque sabemos lo que significa para ti y porque además intuimos todo lo que va a significar para nosotros en cuanto lo tengamos en nuestras manos, una obra de calidad en cantidad.

Un abrazo y quedamos a la espera de nuevas informaciones sobre su publicación definitiva.



Maribel Romero dijo...

Jose, yo no sé cuál es el mejor medio de promoción, pero ahora que conozco facebook (después de negarme tanto tiempo me he registrado) y que también conozco Twitter, lo que sí te puedo decir es que el blog es el medio que siento más mío, como mi casita de recreo, a la que siempre apetece volver.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Alicia, cierto es que se trata de una obra muy especial para mí. ¡Cuántas emociones me ha hecho vivir! Momentos que permanecerán en mi memoria de manera imborrable.

Un abrazo.