martes, 18 de marzo de 2014

HOY QUIERO RECORDAR...

Tal día como hoy, hace cuatro años, se publicaba a través de la prensa la relación de novelas finalistas de la XXXIV edición del Premio Azorín, uno de los más prestigiosos que se convocan en este país, y que viene de la mano de editorial Planeta y la Diputación de Alicante.
Tal día como hoy, hace cuatro años, vivía uno de los momentos más importantes de mi carrera literaria, al comprobar que en esa relación de finalistas se encontraba mi novela El peso de las horas.
A partir de ese descubrimiento todo fue como un sueño para mí. Llamé a la Diputación de Alicante para pedir instrucciones (no sabía qué tenía que hacer), me desviaron a editorial Planeta, y fue allí donde me indicaron todos los pasos a seguir para comparecer, en calidad de finalista, en el acto de entrega de premios que se celebraría en el Hotel Meliá de la capital alicantina el día 24 de marzo siguiente, y donde se desvelaría, tras las votaciones del jurado, el título de la obra ganadora.
Y allí estuve, viviendo en primera persona una noche increíble, con muchos nervios y emoción, como conté en su momento en la crónica que podéis leer AQUÍ.
Mi novela, El peso de las horas, tras varias rondas de votaciones, llegó a la final junto a la titulada Madame Lamy, que había sido presentada bajo seudónimo, ambas con igual puntuación.
Y finalmente, en la última votación, se alzó con el premio Madame Lamy, novela que poco tiempo después salió al mercado con el título El amor del rey, y cuya autora resultó ser Begoña Aranguren.
Un solo voto me separó del preciado galardón y me colocó en una situación de privilegio (ser la finalista del Premio Azorín 2010) que en realidad no me condujo a nada, puesto que premio solo había uno y no fue para mí.
A pesar de ello, mi obra recibió los elogios del portavoz del jurado, Juan Eslava Galán, en la rueda de prensa posterior al fallo, como también recogieron los medios de comunicación:
“Aranguren Gárate ha concurrido al premio literario con el seudónimo Esther Williams y con el título ficticio de Madame Lamy y ha batido en una reñida votación final a El Peso de las Horas, de la escritora de Elche (Alicante) María Isabel Romero Soler, cuya obra ha sido especialmente valorada por el portavoz del jurado, el novelista histórico Juan Eslava Galán”.
Pero todo llega para quien sabe esperar. A lo largo de estos cuatro años, cierto es que he intentado en varias ocasiones que esta novela encontrara su sitio, el que merece desde entonces, aunque tampoco me obsesioné con ello; seguí trabajando, creando nuevas obras que acabaron dándome grandes satisfacciones, y decidí que El peso de las horas debía descansar.
Y llegó el momento de despertarla, de impulsarla de nuevo, de darle vida...Y no tardó en encontrar una editorial que confiara en ella, un sello con algo más de dos años de antigüedad que desarrolla un proyecto innovador, y que está publicando obras de calidad indiscutible, puesto que todas ellas provienen de reconocidos premios. Se trata de la editorial AUTORES PREMIADOS.
Hoy, cuatro años después, puedo decir que El peso de las horas tendrá su oportunidad, saldrá al mercado en el próximo otoño y podrá ser disfrutada por todos aquellos que quieran descubrir qué esconde la novela finalista del Premio Azorín en su XXXIV edición.
Más información en facebook de AUTORES PREMIADOS.

12 comentarios:

Esther Planelles dijo...

Los premios los conceden los lectores. Sin duda tu obra obtuvo el suyo cuando fue elogiada tras el fallo.
He leído muchos premiados y finalistas; la verdad: algunos de los segundos están entre mis lecturas recomendadas... y algunos de los primeros jamás llegarán a ser "finalistas".
Feliz viaje con tu novela.

María José Aguilar Rueda dijo...

Maribel, me alegro muchísimo de que otra novela con tu firma esté pronto en la calle. Acabo de leer tu crónica de ese día... ¡tuvo que ser muy emocionante! Así que, como yo no estaba por aquí entonces, aprovecho para felicitarte por partida doble: porque "El peso de las horas" llegara hasta esa competidísima final y porque pronto podamos leerla.

Un abrazo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Sorpresa tras sorpresa… Cómo me alegro, Maribel, de que por fin “El peso de las horas” encuentre destino y acomodo en papel. Ni te imaginas las ganas que tengo de leerla. Recuerdo los días antes de saber el veredicto final. Qué emoción y orgullo… El mismo que me embarga con cada paso que das. Fuiste… eres ganadora. Enhorabuena.

Besos y muchos abrazos.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, enhorabuena de nuevo por esta carrera de fondo tan bien llevada. Cada vez brillan más las caras y las aristas de ese diamante en bruto que muchos vimos en ti hace ya más de cinco años.

Nunca me cansaré de decírtelo, gracias, mil gracias, por habernos dejado caminar a tu lado mientras perseguías tu sueño. Esta nueva noticia es un eslabón más del mismo.

Será un verdadero placer poder disfrutar por fin de EL PESO DE LA HORAS. Será una manera de quitarnos de encima el peso de la injusticia que se cometió en aquel momento.

Un fuerte abrazo.

Lola Mariné dijo...

Recuerdo esa "finalísima" que los blogueros de entonces seguimos contigo cruzando los dedos.
Lo que no comprendo es que ni editorial Planeta ni ninguna otra se interesara de inmediato por tu obra.
¡Cosas de este mundillo!
Me alegro de que por fin salga a la luz y espero que sea todo un éxito.
BEsos

Maribel Romero dijo...

Gracias, Esther. Seguramente muchas obras finalistas, de las que podrían estar entre tus lecturas recomendadas, ni siquiera se publicarán. Es triste.
El peso de las horas lo va a conseguir. Espero que sea una buena merecedora de esa etiqueta cuando llegue a las manos de los lectores, que como bien dices son los que conceden los premios.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Muy emocionante, María José, ya lo creo. No olvido todo lo acontecido esa noche.
Muchas gracias por tu doble felicitación.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Sí que está siendo el 2014 un año de sorpresas, Mari Carmen, pero detrás de estas buenas noticias hay mucho trabajo, como bien sabes tú. Muchas gracias por compartir mi emoción.

Un gran abrazo.

Maribel Romero dijo...

Alicia, las gracias solo las puedo dar yo. Es un auténtico lujo contar contigo, con tu ánimo y tu confianza en mi trabajo; el camino es mucho más llevadero con personas como tú al lado. Si alguien creyó en mí desde siempre, ese alguien has sido tú. Gracias, amiga.

Un fuerte abrazo.

Maribel Romero dijo...

Bueno, Lola, es que, de lo que pasó entonces, hay detalles que me callo por educación y prudencia. Lo que importa es que ahora la novela va a ver la luz y que hay una editorial que confía plenamente en ella y en sus posibilidades.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Por fin se hace justicia a una obra que ha quedado injustamente relegada durante varios años, y eso que fue finalista. Tú hiciste una lectura muy positiva del premio, y has seguido trabajando hasta sacar esta obra adelante.
Espero que esta editorial de autores premiados tenga una modalidad para escritores que merecen premios, y no pienso precisamente en mí.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Autores Premiados desarrolla un proyecto innovador, Jose. De momento exigen al autor que les proponga su manuscrito, que haya obtenido al menos un premio literario en algún concurso. Seguro que tú cumples ese requisito. No obstante, las obras pasan por su propio filtro y valoración, como es normal; y estoy segura de que pronto abrirán las puertas a cualquier texto que merezca la pena. No la pierdas de vista.

Un abrazo.