miércoles, 19 de febrero de 2014

ENTREVISTA EN "EL LIBRO DURMIENTE"

El pasado 11 de octubre participé en una Master Class invitada por el Club de Lectura EL LIBRO DURMIENTE, dentro de las actividades programadas en la segunda edición del Taller de Escritura Creativa que imparten en Alicante.
Hoy me complace traer hasta aquí la entrevista que me hicieron hace unos días y que también podéis leer en su página web.
¿Qué diferencia a los escritores frente a otros campos artísticos o humanistas?
Pues posiblemente el resultado de su trabajo. Unos ofrecen libros, otros una maravillosa escultura o una interpretación magistral al piano. Sin embargo, creo que compartimos el mismo espíritu creativo, la misma apertura de mente y quizás un punto de locura.
¿Cuándo decidió decantarse por la escritura? ¿Quiénes han sido sus modelos o maestros?
Cuando era una niña. Escribir me gustó siempre, sobre todo desde que descubrí el poder de la imaginación. / Supongo que bebo de todas las fuentes. No considero que haya tenido un determinado modelo, aunque me gustan, y seguro que me han influido, los autores latinoamericanos.
¿Cuáles son los géneros literarios que desarrolla y en cuál de ellos trasmite mejor sus ideas? ¿Pertenece a una escuela, corriente o tendencia determinada?
Actualmente me encuentro muy cómoda con la novela, creo que me permite transmitir las emociones de un modo bastante cercano a como yo las siento. / Diría que no, al menos no soy consciente de ello.
¿Para ser escritor hay que ser buen lector? Aconséjenos 3 libros imprescindibles.
Opino que sí, que es muy importante haber leído mucho y de todo, pero siempre está la excepción que cumple la regla. / Posiblemente serían más de tres, pero si he de limitarme a ese número diría El retrato de Dorian Gray, Madame Bovary y El lobo estepario.
¿Qué precisa para ponerse a escribir? ¿Cuáles son sus rituales, si tiene alguno? ¿Hay algún secreto que le convierte cada noche en escritor?
Una buena idea, de esas que no hay que dejar escapar. / No tengo ninguno, el único ritual es la disciplina de trabajo. / No hay secreto, solo el deseo de transformar esa idea primigenia en una buena historia literaria.
¿Cuál es su forma de trabajo: usa un mapa o brújula, improvisa o planifica? ¿Se deja llevar por las musas o camina totalmente a ciegas?
Cuando ya he iniciado un trabajo, planifico, es decir, sigo unas rutinas: escribo a diario, tomo apuntes de ideas que se me cruzan por la mente y que me pueden venir bien más adelante, hago pequeños esbozos de cada capítulo antes de afrontar su escritura; pero por supuesto también doy cabida a la improvisación, si no sería muy aburrido. / Me gustan las musas y creo en ellas. Aunque barajo mil ideas, solo desarrollo aquella que me viene como por iluminación.
¿Cuáles son los hitos relevantes que destacaría en su aventura literaria?
Siempre son importantes los premios y reconocimientos, dan fuerza para continuar adelante, y entre ellos, aunque todos son muy valorados, me dejó honda huella ser la finalista del Premio Azorín en 2010.
Las editoriales ¿son el campo de batalla del escritor? Los premios ¿son males necesarios en la carrera de un escritor?
Las editoriales son la pesadilla del escritor, sobre todo cuando rechazan tus manuscritos, pero también la mano amiga. Son necesarias. / Los premios, como decía antes, dan fuerza y confianza, aunque tampoco hay que preocuparse demasiado por ellos, a veces se merecen y no se ganan, otras ocurre lo contrario. Mientras llegan o no, hay que seguir trabajando.
Díganos brevemente… ¿qué intención le mueve al escribir: es un escritor con vocación de entretener, de divulgar, de formar?; ¿es un escritor de su tiempo o un escritor comprometido con su tiempo?
Principalmente de entretener, pero me gusta transmitir siempre algún mensaje que invite a la reflexión. / Ambas cosas, me preocupan los temas sociales, los problemas que vivimos hoy y que marcarán el mañana, y de alguna manera llevo esa preocupación al terreno literario. Intento remover conciencias.
¿Qué le gustaría que olvidaran en el futuro de su actividad literaria? ¿Qué quedará de su obra para la posteridad a pesar suyo?
Nada. Todo lo que he escrito hasta ahora ha servido para formarme y crecer. Renunciar a un primer relato o a una primera novela no convierte a nadie en más escritor. / Repito respuesta, quizá nada.
¿Qué palabra o concepto le caracteriza como escritor?: ¿se considera un escritor creativo, original, optimista, fantasioso, soñador, imaginativo, idealista, etcétera?
Constante. / Tal vez un cóctel de todo eso aderezado con unas gotitas de sensatez, para no marearme.
Muchas gracias a los amigos de EL LIBRO DURMIENTE.

4 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, me ha gustado la entrevista. Discrepo en algo de la parte final. Yo estoy segura que sí quedará el legado de tu obra para la posteridad a pesar tuyo. Yo ya he les he dicho a mis hijos mi testamento literario. Tus libros, junto con el resto, están en el mismo. Cuando decidan que tienen que volar tendrán que buscar un pueblo con una pequeña biblioteca en la que los aprecien.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Vaya, Alicia, eso es un lujo. Mis libros formando parte de tu testamento literario. Gracias, amiga. Gracias.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

A mí siempre me ha gustado de ti ese punto de normalidad con el que llevas tu oficio. También coincido en que la constancia es una cualidad primordial de un buen escritor. De los tres libros que citas, al menos dos de ellos se encuentran entre mis favoritos, y El Lobo Estepario parece una radiografía de mi personalidad.
A veces me pregunto, tras considerar estas cosas, por qué somos amigos. No tenemos nada en común.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Jose, cuando contesté El Lobo Estepario me acordé de ti. No concibo ahora el Lobo sin el López detrás. Lo que son las cosas.

Un abrazo.