lunes, 28 de enero de 2013

LA AVENTURA DURÓ UN AÑO

Fue en enero de 2012 cuando el periodista Javier Coloma, tras entrevistarme para Cope Elche con ocasión de mis últimos libros publicados, me propuso que colaborara en su programa. Y acepté. En aquel entonces, el programa, llamado LA LINTERNA DE ELCHE, era diario, se emitía por las tardes y tenía treinta minutos de duración. Y así nació PUNTO DE LECTURA, un espacio fresco y dinámico en el que, durante media hora, hablábamos en directo de literatura y noticias varias, media hora de auténtico disfrute en la radio.
Fueron pasando los meses y llegó el verano, y tras el consiguiente descanso vacacional, los famosos recortes, que están causando estragos, también llegaron a la emisora local. El programa de Javier Coloma quedó reducido a tres días de emisión a la semana, en horario matinal, y por quince minutos de duración. Continuamos, no obstante, con el PUNTO DE LECTURA, comprimiendo contenidos, o quizá seleccionando los mejores.
A lo largo de todo el 2012 hemos hablado de libros, escritores, concursos, premios, presentaciones, proyectos solidarios, cine... También de noticias curiosas, de esas que se alejan de la política y de los problemas que acucian a la sociedad, con la única finalidad de entretener a los oyentes, aunque siempre hubo cabida para los temas espinosos, de los que invitan a la reflexión y merecen ser difundidos a los cuatro vientos.
Ahora, en 2013, nuevos recortes afectan a la radio y hacen absolutamente inviable la continuación de PUNTO DE LECTURA, un espacio que necesita un mínimo de tiempo para ofrecer un buen resultado, como tiempo y calor necesita un buen guiso.
Hasta aquí llegó mi aventura y ha sido una experiencia maravillosa. No tengo más que palabras de agradecimiento para Javier Coloma, al que deseo muchísima suerte.
Ya vendrán tiempos mejores.
En la foto con Javier Coloma durante la presentación de Más allá de las estrellas, el pasado 26 de junio de 2012, en la librería Ali i Truc, de Elche.

jueves, 24 de enero de 2013

POR NOSOTRAS

El fuego crepitaba en la chimenea como un crujido de huesos, y las llamas anaranjadas se asomaban nerviosas a través del salvachispas de hierro forjado. No quedaba nadie en la sala, sólo ellas, hipnotizadas por la danza mágica de la leña incandescente. Las manos unidas, los corazones palpitantes y la inquietud rondándoles el pecho como una amenaza.
Las dos primas hermanas se habían criado juntas en casa de la abuela. Se querían. Habían compartido juegos y risas, decepciones y tristezas, esperanzas y anhelos. Ahora, separadas por sus distintas vidas y unidas por un deseo oculto que ninguna había manifestado, trataban de expiar unas culpas que sólo existían en su imaginación.
Amanda soltó suavemente la mano de Eloisa, como si no pudiera sostener más el peso de su desasosiego, y la posó con elegancia sobre el libro que les acababa de regalar tío Alberto, un hombre querido y respetado, todo un personaje avanzado a su tiempo y a su gente. Abrió con firmeza la tapa de cuero repujado y leyó en voz alta la dedicatoria: “Para mis queridas sobrinas, en un día importante para todas las mujeres. 1 de octubre de 1931”.
Era una fecha para recordar. Las Cortes españolas acababan de aprobar el derecho de voto para las mujeres, considerándolas ciudadanas de pleno derecho iguales que los hombres. Un hito histórico que tenían la oportunidad de vivir en primera persona.
—Es un gran paso —manifestó Eloisa con alegría contenida.
—El primer paso de un largo recorrido —apostilló Amanda—. Merece un brindis —añadió mientras abandonaba el sofá para servir un exquisito vino en dos copas de cristal tallado.
—Jamás he bebido —dijo Eloisa con un hilo de voz, casi avergonzada por su confesión—. No es propio de señoritas. ¿Tú sí? —quiso saber.
Amanda sonrió. Sin duda quedaba mucho camino por recorrer.
—Lo probé en la universidad, con unos amigos.
Los padres de Eloisa nunca quisieron que estudiara, y mientras su prima se dedicaba a terminar su carrera de Derecho, ella mostraba sus habilidades ante el piano, la cocina o la caja de costura.
—Me siento tonta a tu lado —sentenció Eloisa con un atisbo de tristeza en la mirada.
—No digas eso. Me gustas como eres.
—¿Qué más cosas has probado en la universidad? —quiso averiguar la muchacha aprovechando la complicidad de la estancia vacía—. ¿Alguna vez te han besado? —preguntó a su prima con palabras entrecortadas, sin levantar la vista de su falda de lana, intentando descubrir sensaciones desconocidas.
Amanda no contestó. Se acercó al sofá con una copa de vino y acarició el cabello cobrizo de su prima. Después su frente, sus mejillas sonrosadas, la nariz y los labios carnosos y bellos.
—Cierra los ojos —le susurró.
Eloisa obedeció de inmediato tratando de adivinar intenciones, y su pecho comenzó a agitarse como movido por el viento. El fino cristal de la copa rozó levemente su boca y los labios se entreabrieron, exigentes y cautivadores. Una pequeña porción de líquido penetró entre ellos y humedeció su lengua ávida de novedades. La joven muchacha saboreó con deleite el placer desconocido hasta estremecerse. Segundos más tarde, exultante y plena, abrió los ojos y miró a su prima con el rostro arrebolado, convencida de que acababa de recibir de ella su primer beso. Amanda, por su parte, profundamente enamorada, soñó con la fantasía de que era cierto que la había besado.
Con este relato participo en el libro A ESTE LADO DEL ESPEJO, un proyecto solidario con el que la Asociación Acercando Realidades trata de ayudar a menores que viven en dos casas de acogida de Sevilla.
Me satisface saber que ya se encuentra agotada la primera edición, y que casi también lo está la segunda. Para cualquier interesado hay más información AQUÍ.

lunes, 21 de enero de 2013

UNA RESEÑA DE BRAULIO LLAMERO

Braulio Llamero no es precisamente un principiante, sino un escritor consolidado en este país, autor de numerosos libros de Literatura Infantil y Juvenil y también de obras para público adulto.
Me honra saber que, no solo ha dedicado parte de su tiempo a la lectura de MENTES VACÍAS, mi primera novela escrita para público adulto hace ya unos cuantos años, que a día de hoy, por obra y gracia de Amazon, se puede conseguir por un euro en formato Kindle, sino que además ha elaborado una reseña estupenda de la obra, muy profesional, seria y coherente, con la que me identifico tanto como si la hubiera escrito yo.
Siempre he comentado que MENTES VACÍAS es una novela inclasificable, que no encuentra su espacio en la Ciencia Ficción (a pesar de que fue número 1 en esta categoría por mucho tiempo) y que tampoco se siente demasiado cómoda en otros géneros.
Con seguridad los que mejor la conocen son los que la han leído, y hay veintidos opiniones en Amazon que dan testimonio de cuál es la esencia de esta novela.
Como dice Braulio, no es una novela redonda (muy pocas lo son), probablemente tenga todos los defectos de una primera obra, también todo el arrojo, pero tengo que agradecerle que a mí me diera alas para seguir creciendo en la Literatura.
Ha llovido mucho desde este primer manuscrito y ha sido para mí agua bendita.
No os perdáis la RESEÑA COMPLETA DE BRAULIO LLAMERO AQUÍ.

miércoles, 16 de enero de 2013

ERRI DE LUCA

Una amiga me habló de Erri de Luca. Lo había descubierto recientemente, y tanto le gustó la novela de este escritor italiano que al acabarla buscó otra del mismo autor, ambas novelas cortas (sabe que son mi debilidad) y ambas editadas por Siruela.
Hace unos días, en Twitter, alguien escribió: «Erri de Luca, imprescindible». Yo intervine para comentar: «Tengo Montedidio, pero aún no la he leído», y el señor twitero contestó: «Léela cuando puedas, es sublime». Y ya la he leído. Y es sublime.
Montedidio (Monte de Dios) es un barrio de Nápoles desde cuya altura se divisa toda la ciudad, y es también el título de esta novela corta (152 páginas) que me llegó por Navidad a través de un amigo invisible.
El joven protagonista de esta historia (del que nunca sabremos su nombre y que llamaremos el muchacho) ha dejado la escuela a los trece años y se ha puesto a trabajar en el taller de un carpintero, el maestro Errico. Su familia es pobre, toda la población es pobre porque todavía sufren las secuelas de la guerra.
En el taller de carpintería se instala también un extranjero, un hombre de edad indefinida que ha salido de su país huyendo de la barbarie y que se dedica a reparar los zapatos de todos los pobres de Montedidio. Se trata de don Rafaniello (así lo llaman), y una prominente joroba es el rasgo físico que lo caracteriza.
El muchacho recibe de manos de su padre, como regalo de cumpleaños, un bumerán, un objeto que acepta como un auténtico tesoro, pero que no puede usar porque “en este barrio de callejones que se llama Montedidio, si quieres escupir al suelo no encuentras un hueco entre los pies. Aquí no hay espacio para tender un trapo. De acuerdo, digo, no lo puedo lanzar, pero puedo ensayar el movimiento”.
Y a eso se dedica. En los lavaderos del edificio, en la terraza, ensaya diariamente el lanzamiento del bumerán, nota el calor de la madera en su mano, le quema, quiere volar, pero él lo retiene. Nota que sus músculos se tensan, que día a día, el ejercicio del bumerán está cambiando su cuerpo, sus brazos se hacen fuertes, también su voz comienza a adquirir otros matices. Y el bumerán sigue queriendo volar.
Algo más ocurre en la terraza, comienza a recibir las visitas de Maria, una vecina de su misma edad con la que conoce el amor y, por primera vez, el sexo.
Al mismo tiempo, en la carpintería, la relación con Rafaniello se estrecha. Es un hombre bueno y le encanta escuchar las historias que salen de su boca. Descubre que la joroba del zapatero es en realidad el escondite de un par de alas con las que Rafaniello, al igual que el bumerán, piensa volar algún día y regresar a su país. A veces, el muchacho, lo ve frotarse la espalda contra la pared, escucha el sonido de huesos, lo ve quejarse, y piensa que esa joroba debe estar ya a punto de romperse como la cáscara de un huevo para dejar libres las hermosas alas que lo harán volar.
El muchacho confiesa a Rafaniello que tiene un bumerán, se lo enseña, y ambos llegan al acuerdo de que el último día del año, zapatero y bumerán, volarán juntos a las estrellas desde los lavaderos del edificio en Montedidio.
Toda esta historia es una gran metáfora. El bumerán nacido para volar que sin embargo no puede hacerlo, el deseo del muchacho de darle libertad, la contención final, la lucha diaria por conseguir el vuelo perfecto, la madera que está a punto de abandonar los dedos y que al final se detiene, el miedo a ser libre, el miedo de dar la libertad y de que esa libertad, como el bumerán, se estrelle contra alguien, que dañe o se dañe.
Narrado en primera persona, Montedidio recoge las reflexiones del muchacho, sus recuerdos del pasado, su día a día, sus experiencias, sus tristezas... Con una prosa que a veces raya la poesía, Erri de Luca sabe llegar al lector y cautivarlo. Y todo ello con un lenguaje limpio y claro, porque el secreto de este escritor italiano no es el abuso de retórica, sino el saber transmitir hondas emociones con los episodios más cotidianos.
Erri de Luca nació en Nápoles en 1950. A los dieciocho años participó en el movimiento del 68 y posteriormente fue miembro del grupo Lotta Continua. Ha trabajado como albañil y camionero, y durante la guerra de los Balcanes fue conductor de vehículos de apoyo humanitario. Es un apasionado alpinista. Es autor de más de cincuenta obras, entre las que destacan: Aquí no, ahora no (1989); Tú, mío (1998), Tres caballos (1999), El peso de la mariposa (2009) o Montedidio (2001). Aprendió de forma autodidacta diversas lenguas, como el hebrero o el yiddish, y ha traducido al italiano numerosos textos, como alguno de los libros de la Biblia.
Considerado uno de los autores italianos más importantes de todos los tiempos, sus libros han sido traducidos a 23 idiomas. Ha sido galardonado con varios premios, entre los que destacan el Premio France Culture, el Fémina Étranger en Francia o el Premio Petrarca en Alemania.

jueves, 10 de enero de 2013

EL PERFIL DE LOS SUEÑOS. COMIENZA LA EDICIÓN

No hay mejor forma de comenzar un año que con la edición de un nuevo libro. EL PERFIL DE LOS SUEÑOS, obra ganadora del IV Premio de Novela López Torrijos, de cuyo FALLO ya di cuenta en este blog, así como de la ENTREGA DE PREMIOS, está ya en proceso de edición por parte de Editorial LEDORIA, la encargada de publicarla, tanto en formato papel como en e-book.
Confieso que estaba ansiosa por que llegara este momento. Han transcurrido seis meses desde la entrega del premio (que incluía la publicación) y mis deseos de ver el libro finalizado y disponible para el público han ido en aumento con el paso de los días.
EL PERFIL DE LOS SUEÑOS es una novela corta, pero creo que es mi novela más profunda, una obra muy especial que va a sorprender a los lectores. Se trata de la cuarta ganadora de un concurso ya consolidado en el panorama literario. La anteceden las tres novelas de las ediciones anteriores, de indiscutible calidad, lo que me hace sentir más orgullosa, si cabe, por haber obtenido este reconocimiento.
La edición está en marcha, corrección de texto y diseño de portada (la que aparece en la imagen es una encuadernación provisional que la organización tuvo a bien realizar de cara a la entrega del premio), lo que quiere decir que no se demorará demasiado su salida.
EL PERFIL DE LOS SUEÑOS, un título para tener en cuenta.

lunes, 7 de enero de 2013

MENTES VACÍAS, reseña de Paqui Pérez Gallego

Mentes vacías es una novela corta de ciencia ficción. Se desarrolla en el año 2045 y es la historia de una familia, sus relaciones, sus problemas, su vida.
Luis y Julia son un matrimonio con dos hijos, Carlos y Germán, que viven en una sociedad casi perfecta, donde no existen problemas de paro, algunas enfermedades como el cáncer están erradicadas e incluso no tienen problemas de accidentes de tráfico, puesto que han perfeccionado el mecanismo de los automóviles y es casi imposible tenerlos, ya que el propio coche dispone de autonomía y decisión propia frente a un mal uso por parte del conductor.
La media de vida ha aumentado considerablemente, por lo que su principal problema es qué hacer con las personas mayores que ya no pueden valerse por sí mismas y de las que los hijos no pueden hacerse cargo por motivos laborales; tampoco existe personal disponible para cuidarlos puesto que no hay paro, por lo que se empieza a desarrollar un programa especial controlado por la Seguridad Social para ingresar a todos estos ancianos en una especie de residencia, más parecido a un hotel de lujo, a cambio de no tener que pagar las pensiones y estar cuidados permanentemente con un personal adecuado para ello.
El programa experimental consiste en implantar en el cerebro de cada uno de los ancianos, mediante una sencilla intervención, una cápsula que les borrará sus recuerdos y quedarán en un estado de felicidad permanente. No se acordarán de sus hijos ni de su pasado, ni siquiera recordarán lo que hicieron diez minutos atrás.
La madre de Julia, Celia, será incluida dentro de este programa experimental, será una de las cuarenta personas elegidas para ello. Pero algo sale mal, porque el experimento no obra los resultados deseados en Celia, que guarda su secreto ante todos e incluso ante su propia hija.
El Centro está dirigido por un desalmado director, médico, cirujano, que se va a aprovechar del estado de los ancianos en su propio beneficio y entrar en una trama de tráfico de órganos.
La novela está narrada magistralmente. El ritmo es trepidante y va intercalando las peripecias de la familia, la historia del hermano homosexual que vive en París, las dudas de Julia con respecto a la relación con su marido por creer que éste le pone los cuernos, e incluso la historia de su hijo streaper, con el drama de su madre ingresada en un Centro Experimental a la que, seguramente por remordimientos, va a visitar cada día.
Todo ello consigue que no puedas dejar de leer y que cuando termina (tiene un buen final que no voy a contar) te deja una buena sensación, y por supuesto, ganas de leer más.
Si no la habéis leído os la recomiendo encarecidamente, a mí me ha encantado.
Paqui Pérez Gallego es escritora y debe ser de las pocas personas que no ha sucumbido a tener un blog. Su reseña fue publicada en un grupo literario restringido, dentro de un apartado de reseñas de libros leídos, con la finalidad de darlos a conocer. Cuento con su permiso para publicarla también en este espacio. Gracias, Paqui.

jueves, 3 de enero de 2013

FIESTA DE FAMILIA

Debajo de la escalera estaba la bodega y las botellas polvorientas asomaban sus cuellos erguidos como elegantes cisnes. Las etiquetas adheridas a los vidrios aparecían escritas a mano: Juan, Pepe, Miguel, Ana. Cada uno de los miembros de la familia había elaborado su propio vino y había llegado el momento de comprobar cuál era el mejor. Sobre la mesa de roble las perdices estofadas humeaban en una fuente de barro y las copas esperaban ceremoniosas un nuevo bautismo. Las botellas, acariciadas como fieles mascotas antes de ser descorchadas, mostraban el ansiado líquido. Afrutado, ligeramente áspero, dulce, con un punto amargo. Los cuatro hermanos brindaron con el producto de sus respectivas cosechas, pero ninguno se atrevió a llevar la bebida a la boca. Sabían que solo uno de ellos heredaría los viñedos de la familia y todos habían añadido a sus caldos un componente especial.