jueves, 24 de octubre de 2013

LA NOCHE EN QUE FRANKENSTEIN LEYÓ EL QUIJOTE, de Santiago Posteguillo

La noche en que Frankenstein leyó el Quijote no es una novela, tampoco es un ensayo, podríamos decir que se trata de un libro de Historia, Literatura y curiosidades, o para ser más exactos de la suma de estos tres elementos.
¿Dónde y por qué nació el orden alfabético? ¿Quién fue el autor de El lazarillo de Tormes? ¿Por qué Dublín ha sido cuna de tantos buenos escritores? ¿Escribió realmente Shakespeare sus obras? ¿Sabíais que el Quijote fue gestado en una cárcel mientras Miguel de Cervantes cumplía condena?...
Cada episodio está narrado a modo de entretenido relato de la época, con los ingredientes necesarios para seducir a los lectores, y acaba con la pertinente explicación histórico-literaria y el apunte personal del autor. Es un libro muy ameno y didáctico, y aunque todos los capítulos me han resultado interesantes y sorprendentes por igual, quizás, por ser escritora y conocer las dificultades que conlleva, y por ser mujer y conocer ídem de lo mismo, me han calado hondo los relatos o episodios titulados “Primeras Impresiones” e “Hija de la lluvia”.
Os recomiendo el libro, os va a gustar.
Santiago Posteguillo es una de las voces más importantes de la narrativa histórica. Es filólogo, lingüista y Doctorado europeo por la Universidad de Valencia. Estudió literatura creativa en la Universidad de Denison, en Granville (Ohio), Estados Unidos y lingüística y traducción en Gran Bretaña. Es profesor titular en la Universidad Jaume I de Castellón, donde imparte clases de literatura inglesa, especialmente de la narrativa del siglo XIX. Fue, durante varios años, director de la sede, en esta última casa de estudios, del Instituto Interuniversitario de Lenguas Modernas Aplicadas de la Comunidad Valenciana. Tiene a su haber más de setenta publicaciones académicas, desde artículos de investigación hasta monografías y diccionarios especializados.

6 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Frakenstein es el científico, no el ser revivido que nunca tuvo nombre. En los comics de DC, donde aparece como personaje, es llamado Spawn de Frakenstein, engendro de Frakenstein.
Y tiene sentido que el cientifico le haya leído al Quijote. Interesante premisa de partida.

Maribel Romero dijo...

Exacto, Demiurgo. Ya lo deja claro Posteguillo en el relato que da nombre al libro. Victor Frankenstein fue el doctor que creó a la "criatura", como cariñosamente la definió Mary Shelley. Y fue realmente Mary Shelley, apasionada de Cervantes, la que leyó el Quijote.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Una "rara avis" donde se mezclan literatura e historia siempre es estimulante. Aunque yo siempre me decantaré por la ficción.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

También hay ficción, Jose. Podríamos decir que se trata de un libro de relatos con base histórica. Es realmente interesante y ameno.

Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, me apunto el nombre de este escritor, seguro que de aquí en adelante ya no se me pasará desapercibido.

Gracias por la difusión continua que haces del trabajo este y de otros compañeros de camino cuya obra seguro que bien merece la pena ser leída.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Alicia, merece la pena memorizar el nombre de Santiago Posteguillo porque se está convirtiendo, si no lo es ya, en un escritor de best seller con sus novelas históricas.

Tuve el placer de acudir el pasado viernes a la presentación de CIRCO MÁXIMO, su última novela sobre la vida del emperador Trajano (que es la segunda entrega de una trilogía), y fue un lujo, un verdadero gustazo escucharle.

Un abrazo.