miércoles, 1 de mayo de 2013

NUEVA GANADORA PARA EL LÓPEZ-TORRIJOS

La V edición del Premio de Novela que organiza la Correduría de Seguros López-Torrijos y Montalvá ya ha emitido su fallo y la obra ganadora es Siete puentes sobre el Sena (título que me encanta), de la joven escritora sevillana María José Aguilar Rueda.
Me alegro muchísimo por María José, a la que felicito desde aquí, aunque he de decir que me va a costar desprenderme de la corona, porque la llevo con mucho gusto.
Menos mal que la entrega de premios será a finales de junio y la voy a poder lucir un par de meses más, a pesar de que sé que ya no me pertenece.
Y mientras esperamos a poder leer su obra, que será publicada por Editorial Ledoria, siempre tenemos la opción de recurrir a las novelas ganadoras de las ediciones anteriores:
EL VUELO DE LAS AVES, ganadora en 2009, de Miguel Ángel Carcelén Gandía.
LA VOZ DEL MAR, ganadora en 2010, de Consolación González Rico.
BEAUTIFUL RHODESIA, ganadora en 2011, de Carlos Erice Azanza.
Y EL PERFIL DE LOS SUEÑOS, ganadora en 2012, de Maribel Romero Soler (o sea, yo).
O también la finalista de 2011, LA CAJA DE MÚSICA Y EL FILÓLOGO ASESINADO de José Javier Muñoz, que el jurado consideró merecedora de publicación y publicada está:
Los ganadores del premio se renuevan cada año; las novelas, que son lo verdaderamente importante, quedan. Y deben seguir buscando su camino.
Felicito a la organización del premio por su buen hacer, por conseguir mantenerlo con seriedad y transparencia durante cinco años (y los que vendrán), y por seguir apostando por la literatura dando a conocer nuevos valores.
Y, por supuesto, felicito de nuevo a la ganadora, y os dejo el enlace a su blog para que conozcáis un poco más de ella: MICROCOSMOS LITERARIO.

6 comentarios:

María José Aguilar dijo...

Muchísimas gracias, Maribel. Espero disfrutarlo tanto como tú. Es un honor que mi novela pueda unirse a esa lista.

Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, vaya por delante mi enhorabuena a María José por este logro. Hoy, en el Día del trabajo, no creo equivocarme si digo que detrás de esa novela hay múltiples ilusiones compactadas con mucho trabajo. Seguro que el jurado habrá hecho bien su tarea y la novela, Siete puentes sobre el Sena-es verdad que el título ya incita-, quedará recorriendo caminos, casas, corazones, anaqueles…, al igual que nos ha quedado la tuya El perfil de los sueños a todos los que ya hemos tenido la oportunidad de disfrutarla, porque justamente ha sido eso, un verdadero disfrute.

Maribel, respecto a lo de que ya te toca ceder la corona, a mí como lectora de tu obra El perfil de los sueños, y que la compré según se publicó habiéndola leído de inmediato, vamos casi el otro día-la Semana de Pascua-, se me ha hecho corto el periodo en la que ha permanecido en el mercado como última novela ganadora del Premio López Torrijos. Todavía la tengo encima de la mesa junto a los apuntes que fui tomando en la lectura y ya tenemos la de la V edición iniciando ese camino. Por otro lado, todos celebramos que la rueda siga funcionando y se sigan dando nuevas oportunidades.

Un abrazo y gracias por tenernos al pie de la noticia.

Maribel Romero dijo...

Seguro que lo disfrutarás, María José. Es lo que merecéis tú y tu novela.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Seguro, Alicia, que el jurado, al que tuve el placer de conocer en la entrega de premios del año pasado, habrá tomado su decisión con acierto.

En cuanto a ceder mi corona, es lo que toca en cualquier concurso de convocatoria anual. Los años pasan volando y las coronas cambian de cabeza. La edición de un libro no siempre es tarea que se ejecute con rapidez. El perfil de los sueños lleva el sello de haber sido la ganadora en 2012, pero es ahora cuando comienza su camino convertida en libro, y tiene todo el futuro por delante. Cada vez son más lectores los que, como tú, se atreven con ella y les seduce. Esto no ha hecho más que empezar.

Gracias siempre por tu constante apoyo.

Un abrazo.



Ingrid (Vicsabelle) dijo...

Felicidades a ambas!!!

Maribel Romero dijo...

Muchas gracias, Ingrid.

Un abrazo.