domingo, 28 de abril de 2013

CAFÉ Y LIBROS

En la tarde de ayer sábado, me reunía con un grupo de vecinas de la pedanía de Matola, en término municipal de Elche, invitada por la Asociación de Amas de Casa "La Palmera", para tomar café y hablar de libros.
A pesar de la lluvia y el granizo, que me hicieron temer que el encuentro podría irse a pique, conseguimos juntar a un buen grupo de mujeres de diversas edades dispuestas a compartir café, infusiones y dulces caseros, y a dejarse contagiar de mi pasión por los libros.
La sede de la asociación se encuentra en una antigua escuela rural, y allí, las amas de casa, realizan actividades que van desde la gimnasia de mantenimiento o el yoga, hasta la organización de viajes culturales. Pude comprobar que se lo pasan muy bien juntas.
Estuvimos recordando la conmemoración del Día del Libro, hablamos de la crisis del sector editorial, comentamos que en este país hay un bajo índice de lectores, les mostré mis publicaciones y las hice partícipes de mis actividades de animación a la lectura. Por supuesto las invité a la presentación, en el mes de junio, de mi última novela EL PERFIL DE LOS SUEÑOS, título que les encantó, y les cedí, para su modesta biblioteca, un ejemplar de EL PINTALABIOS, libro de relatos en el que participamos siete autoras alicantinas.
Puedo decir que fue realmente como estar en una reunión de amigas; así me sentí y así creo que se sientieron ellas.
Quiero dar las gracias a la asociación y a todas las asistentes que desafiaron al mal tiempo para compartir una tertulia literaria como las de antes, en torno a una mesa y degustando un café.

14 comentarios:

San dijo...

Que no falten invitaciones como estan. Poder hacer partícipes de tu pasión por los libros a otras personas es abrirle las puertas para que tambien disfruten con las lecturas.
Felicitaciones.
Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Me encanta, Maribel, cuando personas como tú se reúnen con otras personas para hablar de libros, demostrando que la cultura está al alcance de todos, normalizando el hecho de escribir, y poniendo el acento en la amistad y el trabajo en equipo.

Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, eres camaleónica haciendo camino.
Tal vez si un escritor logra adaptarse a todos los públicos y compartir sus inquietudes en persona con ellos sea otra manera de interactuar. Por un lado, se da a conocer y por otro, acaso de la tertulia pueda extraer alguna idea para plasmar en un próximo escrito.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Bien por esas amas de casa con ganas de hacer cosas y con inquietudes culturales.
Y bien por tí por colaborar con ellas.
Besos

Tracy dijo...

Una estupenda iniciativa, que cunda el ejemplo.

Maribel Romero dijo...

Hola, San. Tienes razón, iniciativas así tienen una enorme fuerza en favor de la cultura. Gracias.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

A mí también me ha encantado la experiencia, Jose, además, en las distancias cortas, la gente se siente más cercana, participa más, comparte y absorbe.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Alicia, fue una gran satisfacción recibir la llamada de la presidenta de las amas de casa para proponerme este encuentro con ocasión del Día del Libro.
Estar con personas interesadas por la cultura y hablar de lo que más me gusta es todo un lujo, por tanto me sentí como pez en el agua.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Sí, Lola, estas amas de casa tienen mucha marcha, se reúnen con frecuencia y se lo pasan genial, y por supuesto se preocupan de las actividades culturales.

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Gracias, Tracy, a mí también me lo parece. Desde la crisis podemos hacer pequeñas cosas que quizá lleguen a conseguir grandes resultados.

Un abrazo.

Rafa dijo...

Entonces lloviese, tronase o granizase conseguistéis vuestros objetivos jajaja.

"Maribel eres única tía, vamos una crack jajaja".

Reuniros y hablar de libros, me alegro por el buen rato que debisteis de echar a pesar de las inclemencias del tiempo.

Gracias como siempre por la visita al blog, últimamente con esto de la crisis y que no tengo Internet en casa, pues paseo menos por la blogosfera, pero siempre que tengo un hueco o un wifi libre lo aprovecho.

Al final la firma fue regular, pero a pesar de que no se vendieron muchos libros, el estar 14 horas deambulando por las casetas, viendo a la gente ir venir, hablar con otros autores de la zona, y un paseo que hacía mucho que no daba por el casco hiostórico de mi querida Córdoba, me hicieron recargar las pilas y renovar las energías, pues andaba algunos meses decaidillo y sin ideas, por la situación tan chunga que estamos pasando en esta España y sobre todo de sus meretrices políticos, jajaja...hasta me volví contestario...jajaja.

Bueno pues lo dicho gracias por estar ahí. Un besazo y nos vemos por la blogosfera, con menos frecuencia pero seguro que nos vemos.

TORO SALVAJE dijo...

:)

Muy bien.

Besos.

Maribel Romero dijo...

Ya ves, Rafa, aunque se hubiese producido un terremoto, jajaja... Realmente lo pasamos bien.

La crisis está causando estragos en la cultura, las ferias del libro dan pena, con las casetas casi vacías, se respira tristeza.

Me alegro de que, al menos, el paseo por tu querida Córdoba te recargara las pilas, hace falta energía extra para soportar tanto desaguisado.

Cuídate. ¡Nos seguimos!

Un abrazo.

Maribel Romero dijo...

Gracias, Toro.
Besos.