miércoles, 14 de noviembre de 2012

CUENTAMONTES

Escribir un relato de montaña no es tarea fácil (aunque supongo que más difícil debe ser subirla), sobre todo para una persona como yo, que amo y respeto a la montaña pero desde lejos, y que nunca he practicado montañismo ni he vivido la pasión de estos intrépidos deportistas y amantes de la naturaleza.
Aun así, animada por unas amigas, y porque aunque no soy montañera sí soy escritora y me enfrento a todos los retos, participé en un concurso literario muy original, un concurso que no solo premia relatos de montaña, sino que también otorga sus reconocimientos a poemas y fotografías sobre la misma temática.
Como digo, participé animada por unas amigas, y hemos conseguido la increíble gesta de que todas, animadoras y yo misma, hemos quedado finalistas del certamen, cosa que por parte de ellas no me sorprende nada, puesto que son excelentes escritoras (y compañeras del libro de relatos EL PINTALABIOS).
Los cuentos ganadores y finalistas, junto con poemas y fotografías, darán lugar a un libro muy especial, que será el quinto desde que se celebra este certamen, y que se presentará a finales de febrero en la ciudad de Elda, en la gala de entrega de premios a la que estamos invitadas.
Os recomiendo visitar el blog de este grupo literario, CUENTAMONTES, y que disfrutéis con las fotografías ganadoras del concurso, son verdaderamente espectaculares.
La fotografía que ilustra esta entrada corresponde a Kitzbühel, en El Tirol austriaco, en cuyas montañas está inspirado mi relato finalista GENTE DE RAZA.

8 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, enhorabuena a ti y a tus compañeras de rutas liteararías varias, Paqui Pérez y Manuela Macía, por quedar finalistas en este certamen. Chicas, además de divisar el paisaje, vosotras sois de las que tras gran esfuerzo llegáis a la cumbre.

Respecto a tu relato, el lugar que has elegido como escenario de la trama no podía ser más bello.

Un abrazo.



Winnie0 dijo...

Qué bien Maribel...si es que no hay quien no pueda llegar a darse cuenta de tus dotes como escritora..¡BRavo! Un beso

José Antonio López Rastoll dijo...

Si es que te atreves con todo, Maribel, no hay tema que se te resista. Felicidades. Por cierto, de Manuela Maciá me estoy leyendo Eternamente Helena.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Gracias, Alicia, es algo anecdótico y estamos sorprendidas y encantadas, por supuesto.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Jeje, Winnie, tú siempre tan optimista.
Un beso.

Maribel dijo...

Gracias, Jose. No creas que soy tan atrevida, pero cuando se trata de letras y me empujan un poco...

Ya he visto en tu blog que estás con Manuela, o sea, con su libro. Espero que lo disfrutes.

Un abrazo.

Raúl dijo...

Lo difícil no es escribir un relato sobre la montaña, la pesca del salmón o las barbas de mi tía, lo difícil es escribirlo bien.
Saludos.

Maribel dijo...

Hola Raúl, a escribirlo bien estamos obligados si lo que queremos es escribir, pero dentro de esa dificultad inherente a la escritura, hay temas que cuestan más que otros. Para eso están los retos.

Un saludo.