lunes, 2 de julio de 2012

AMIGOS KINDLE Y LOS LIBROS EN ESPERA

Con la llegada de Amazon y el sistema de autopublicación para Kindle resulta fácil contentar a un amigo escritor. Bueno, amigo o colega, porque últimamente tendemos a banalizar el término “amistad” y tratamos de amigos a perfectos desconocidos, con los que lo único que nos une es una publicación de bajo precio en una plataforma muy grande.
Con una inversión de treinta euros (que no daría ni para 3 libros en papel en la mayoría de los casos) somos capaces de complacer a 30 amigos o colegas, ya que la mayoría de los libros Kindle rondan el euro, y si alguno lo sobrepasa tampoco suele ser de un precio tan alarmante como para no comprarlo. Supongo que a estos treinta escritores los complaceríamos mucho más si leyéramos sus obras, puesto que todos escribimos para ser leídos, pero esto ya es otro tema.
Desde hace un tiempo llevo un control de los libros que leo cada año. Acabo de comprobar que en 2011 leí 27 libros. Entre ellos hay libros de amigos o colegas, pero también hay clásicos, novela infantil y juvenil, algún ensayo y algún libro superventas. Mi tiempo, como el de todos, es escaso. Si lo dedico a leer los 30 libros de mis compañeros, ¿dónde queda el espacio para los clásicos, los superventas, los ensayos o los libros de los que de verdad se aprende? Y lo digo con toda humildad, como escritora novata, porque convendréis conmigo que aprendemos leyendo, y por supuesto leyendo de los grandes, de los que con la magia de sus letras se han ganado el reconocimiento de los expertos y un merecido espacio en la literatura universal. Hay libros para formarse y libros para entretenerse, algunos tienen la virtud de reunir ambas características, y creo que todos sabemos muy bien diferenciarlos.
Acabo de contar los libros Kindle que llevo leídos este año y son once. Me agobia comprobar que me quedan muchos por leer porque, sinceramente, quiero leerlos, y al mismo tiempo no quiero dejar de leer otras obras interesantes, y por supuesto seguir dejando un espacio físico en mi biblioteca para los libros en papel, que nunca pueden faltar. Sería absurdo pensar de otro modo cuando de mis nueve libros publicados solo uno está en formato e-book autopublicado para Kindle.
Mi miedo con la autopublicación Kindle a bajo precio es que todos nos dediquemos a almacenar y almacenar libros para nada. Habremos contribuido con un euro a engrosar las ventas de determinado amigo o colega, recomendaremos su libro como si nos fuera la vida en ello, podremos presumir de tener 100 ó 200 libros en espera, pero ¿los leeremos?
Tengo que reconocer que todo esto me produce cierta desazón y me lleva a reflexionar sobre el verdadero valor de los libros autipublicados para Kindle. Si vamos a la librería y compramos un libro de 12, 15 ó 20 euros, es porque nos interesa mucho el libro o el autor. Por el contrario, si descargamos un libro Kindle de Amazon, sin referencias de la obra ni de su autor, es porque vale un euro, y ése es precisamente mi miedo: que el único valor de un libro autopublicado para Kindle sea su precio.
¿Qué pensáis vosotr@s?

14 comentarios:

Juan Luis Galán Olmedo dijo...

Es cierto que este fenómeno sucede, es difícil no sentirse tentado y los precios y la facilidad de compra facilita la compra por impulso.

Yo he caído sin remedio. Debo de confesarlo, aunque intento controlarme.

Por otro lado, no es un fenómeno nuevo ni exclusivo de los libros electrónicos. Conozco a personas que les pasa lo mismo con los libros en papel. De cinco en cinco salen de las librerías y algunos se irán colocando en la estantería a la espera de ser leídos.

En definitiva, un fenómeno antiguo pero que posiblemente se amplifique debido a las características del nuevo formato. Tendremos que aprender a controlarnos y buscar tiempo para leeros.

Buen tema, buen articulo.

Saludos.

Lola Mariné dijo...

Te entiendo muy bien, Maribel, lo que comentas nos pasa un poco a todos, especialmente si estamos implicados en el tema kindle...
Yo intento racionalizarlo y tomarmelo con calma.
Besos

Víctor Morata Cortado dijo...

Yo no lo hubiera expresado mejor, Lola. Por mi parte he conseguido frenar la tentación, pero tan sólo es porque me incomoda bastante leer en la pantalla del ordenador y tampoco tengo ebook. Además, me encantan los libros en el formato de siempre. Besos y un abrazo.

Maribel dijo...

Bienvenido al blog, Juan Luis.
También ha ocurrido siempre con los libros en papel, es cierto, pero se ha acentuado con el ebook por el bajo precio. Ahora ya no hablamos de salir de la librería con cinco libros, sino de realizar compras masivas. Supongo que todavía nos encontramos bajo los efectos de esta gran revolución editorial, y que con el tiempo todo irá normalizándose. Seguro que aprenderemos a comprar bien y a leer mejor.

Gracias por su visita. Un abrazo.

Maribel dijo...

Me alegro de que lo entiendas, Lola, porque temía que no se me interpretara bien. Yo también tengo un libro en versión kindle y no critico a los compradores, simplemente considero que ahora mismo se vive un fenómeno anormal con la compra de ebooks, y que las cosas cambiarán en breve.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Uf, Víctor, para leer en el ordenador sí que hay que tener ganas, sinceramente. Yo no tengo dispositivo de lectura pero sí un iPad, y hace las funciones de lector con la aplicación gratuita para Kindle.
Cuando tampoco tenía el iPad jamás me descargué una novela para el ordenador, no me gusta ese tipo de lectura, incluso le resta calidad e interés a la obra (que no tiene la culpa).
No obstante, con lectores o tablets, se lee cómodamente, y yo alterno de manera normal los ebooks con los libros en papel. Eso sí, cada vez con más control de lo que compro y me interesa.

Un abrazo.

Juji dijo...

Y sin embargo... No sé, Maribel, hace tiempo que pensaba en ello y tus reflexiones son muy parecidas a parte de las conclusiones que había llegado, pero hay una que aunque no debería ser así "me duele" y es ver un libro a un euro. Sé que es tirar piedras al tejado del consumidor (a mí misma) pero... os cuesta tanto crear a vuestras criaturas que a ese precio, me parece una aberración. Por lo demás, siempre he tenido un libro por leer y he comprado los que haya comprado por interés "costasen lo que costasen" y todos, siempre han acabado leídos... ahora tengo en papel y en tableta y sigo el mismo procedimiento. Por ese mismo motivo, aún no he llegado a los tuyos, Maribel, pero te sigo y me alegro siempre de tus exitos, lo sabes. Y en cuanto llegue a ellos, te lo comentaré con orgullo :)
Un fuerte beso y ¡adelante!

Maribel dijo...

Veo, Juji, que eres una lectora muy sensata y que no te has dejado llevar por el boom de la literatura a bajo precio. Te felicito.
A mí también me resultó extrañísimo comenzar a ver libros a 1 euro. Ahora, a base de seguir viendo muchos, me parece normal. Te digo más, los de 3 euros me parecen caros, jajaja.
Todo depende de cómo se plantee. Hay novelas espléndidas que se venden a un euro y llegan a muchos lectores. Es una aberración, de acuerdo, pero también hay que pensar que de otro modo quizá nunca llegarían a ninguna parte, porque ninguna editorial apostaría por ellas (a pesar de ser novelas buenas).
El problema está en que, con este nuevo mercado, algunos escritores se dediquen a escibir novelas de euro, sin poner el interés y la profesionalidad que requieren los buenos libros. Eso sí es preocupante.
Yo quise probar con el ebook porque considero que hay que estar con los tiempos. No me arrepiento. Ha sido y sigue siendo una buena experiencia de la que he aprendido mucho, por ejemplo a sacar las conclusiones de esta entrada.
Gracias, Juji. Un abrazo.

Blanca Miosi dijo...

No es para menos tu preocupación, Maribel. Y te lo dice una que tiene 7 libros publicados en formato digital.

Sería muy triste para mí pensar que todos los que han comprado mis libros lo han hecho por compromiso y porque están baratos, pues lo que verdaderamente da valor a lo que uno escribe es que esté al alcance de todos para que seamos leídos.

Desde ese punto de vista no me puedo quejar, aunque supongo que hay muchos (amigos y desconocidos) que deben haber descargado mis libros para solo archivarlos en su respectivo dispositivo. Digo que no me puedo quejar porque ya son muchas las cartas que recibo en las que los lectores no solo se han leído uno o dos libros míos. ¡Hay algunos que se los han leído todos! y cuando me preguntan ¿Qué me recomienda leer hasta que saque el próximo? echo mano a los libros que yo he leído y que recomendaría por ser muy buenos.

Así que ten la seguridad de que más de un lector ha sido dirigido a algunos de los escritores Kindle, muy probablemente alguno haya leído Mentes vacías...

Ahora, que los escritores se dediquen a escribir novelas de un euro... da la casualidad de que los libros que me han costado más de un euro no son precisamente los que me han gustado. He comprado libros de 2 y 3 euros (que para mí significan 6 porque mi banco me recarga invariablemente por cada compra 3 euros) que no me han gustado en absoluto. Además de mal escritos, son temas anodinos o sencillamente absurdos. Y sus autores dicen que no van a "regalar su trabajo por un euro". Los que verdaderamente aman escribir y ser leídos tienen sus obras al alcance de todos.

Por otro lado tienes razón, no es lo mismo leer a una Blanca Miosi que leer a uno de los grandes de la literatura. Debemos dejar espacio para todos y no ofuscarnos en llenar nuestro Kindle con oferta amazónica. Yo voy a empezar a frenarme, dentro de todo porque estoy ya empezando a escribir mi siguiente novela.

Besos, amiga!
Blanca

Ingrid (Vicsabelle) dijo...

Tendrás razón en partes Maribel, pero no comparto todo. Pues, es verdad que hay muchos que compran los libros por el precio, pero eso igual pasa cuando vamos a una librería o a una feria donde los libros en papel están a precios muy bajos, quisiéramos llevar lo más posible, si no todos.

En Amazon la gente compra también por el titulo y la portada, mas que por el autor, a menos que lo conozcan, y por supuesto si es a un euro no lo van a pensar dos veces. Imagínate hay libros en papel que jamas llegarán a territorios como el mío y si llegan serian a un precio "salvaje" entonces los lectores aprovechan para adquirir los libros que le interesa si están al alcance de un clip y a un dólar...

Pero lo que quiero decir es que al fin y al cabo es la obra que vende e igual la comprarían a otro precio si vale la pena. Yo en mi biblioteca física tengo un montón de libros en espera por ser leídos y no se cuando los voy a leer y me resisto a sacar un calculo de cuanto invertí en ellos porque se que me dará un infarto. Así que no te desanimes.
Saludos

Maribel dijo...

Blanca, creo que tu caso es distinto. Tú, junto con otros escritores, fuistéis pioneros en esto de Amazon. Cuando salieron vuestros primeros libros todavía no habíamos llegado los demás en avalancha. Supongo que los lectores tuvieron tiempo de leer y comprobar que detrás de tu nombre había un buen trabajo, y por supuesto hay lectores muy fieles. No dudo que la gran mayoría hayan leído tus libros y además compren los siguientes que publiques. Son lectores que ya conocen tu obra y eso es un aval para todo lo que después escribas.

Caso distinto es cuando comenzamos a publicar de manera masiva y queremos complacernos los unos a los otros comprando recíprocamente nuestros libros, e insisto en que lo hacemos porque son baratos. Te aseguro que no está mi economía para comprar 30 libros en 2 meses si costaran un mínimo de 10 euros cada uno. Y por supuesto que los quiero leer todos, pero me doy cuenta de que no puedo dedicarme solo a los colegas.

Por otra parte se puede aprender leyendo de Blanca Miosi como de cualquier otro escritor, pero creo que comprenderás lo que quiero decir. Hay lecturas imprescindibles que nos ayudan a formarnos, y que seguramente tú también has disfrutado y te han servido para crecer literariamente. Hay que dejarles espacio entre kindle y kindle.

Me siento honrada de que alguien haya leído Mentes vacías por una recomendación tuya, que es muy posible. Yo también tengo absoluta certeza de lectores que compraron y leyeron El Manuscrito porque yo se lo recomendé. Y me encanta que me hicieran caso.

No sé si estoy muy de acuerdo con esta frase: "...pues lo que verdaderamente da valor a lo que uno escribe es que esté al alcance de todos para que seamos leídos...". Si fuera así lo deberíamos poner todo gratis, y ya se sabe que "lo gratis no vale nada".

En cuanto a escribir novelas de euro, a mí sí me da la impresión de que está ocurriendo con algunos escritores. Hay prisa por acabar nuevas obras para colgar en Amazon, y las prisas no son buenas consejeras.

Suerte y ánimo con tu nueva novela.

Besos.

Maribel dijo...

Seguro Ingrid. Ni yo misma estoy de acuerdo con todo lo que he dicho o con la forma de decirlo. Está claro que el libro digital es un gran invento, y el hecho de que la literatura pueda llegar a cualquier rincón del planeta con un clic y a bajo precio es muy loable.
Yo creo que en el fondo lo que me angustia es darme cuenta de que tengo muchísimos libros por leer y muy poco tiempo. Es mi propio espíritu "necesitado de saber" el que me atormenta. Fíjate que ya en 2009 escribí una entrada en la que hablaba precisamente de eso, de los libros no leídos: http://ocurrienfebrero.blogspot.com.es/2009/03/los-libros-que-no-he-leido.html, y entonces ni estaba kindle, ni Amazon, ni el libro digital, o sea, que mi frustración es antigua.

Un abrazo.

Blanca Miosi dijo...

No, Maribel, no estoy en desacuerdo contigo, yo también extraño mis libros de referencia, los grandes autores nunca deben faltar, especialmente entre los que escribimos. No todo puede ser lectura novel, sin desmerecer a los compañeros, hay libros imprescindibles de los que conviene empaparse antes de iniciar uno nuevo. Lamento si entendiste otra cosa.

Besos, amiga,
Blanca

Maribel dijo...

Tranquila, Blanca, no es tanto que yo entendiera otra cosa como que quizá no me expresara bien en mi entrada, porque tampoco quería desmerecer a ningún compañero. Tal vez no estuve muy fina transmitiendo el mensaje que pretendía.

Un abrazo.