domingo, 15 de enero de 2012

SIETE E-BOOKS EN ESPERA


¿Terminaré aficionándome al e-book? He de reconocer que no me ha disgustado el descubrimiento de este nuevo sistema de lectura. Si al principio me producía rechazo, como nos suele ocurrir con todo lo desconocido, ahora considero que es una forma alternativa, cómoda y económica para acceder a los libros, y lo digo desde la posición del consumidor final, que es al fin y al cabo el que manda, puesto que los e-books y sus dispositivos de lectura no dejan de ser productos de mercado. No voy a entrar por tanto en las posibilidades que, además, ofrece el mundo digital a los autores para publicar sus obras, tema que seguramente merecería otro capítulo.

Con las aplicaciones IBooks y Kindle para Ipad voy llenando poco a poco mi tablet de libros. El primero que adquirí y leí fue 3.096 días, una historia muy cruda que recoge las memorias de Natascha Kampusch, la joven austriaca que fue secuestrada a la edad de 10 años y consiguió autoliberarse ocho años y medio más tarde, y a la que seguramente dedicaré una entrada. El segundo lugar en mi biblioteca le correspondió a Armando Rodera, con El color de la maldad, un thriller que está arrasando en Amazón, y que lleva 14 semanas ocupando el primer puesto dentro de su categoría, una novela que ya he leído y que recomiendo a los amantes del género muy negro.

Y aquí están los siguientes libros en espera:

EL MANUSCRITO I, El secreto, de Blanca Miosi.
TRANSMUTACIÓN, de Sergio G. Ros.
EL FINAL DEL AVE FÉNIX, de Marta Querol Benèch.
ENSAYO SOBRE LA CEGUERA, de José Saramago.
POR MIL MILLONES DE DÓLARES, de Alberto Vázquez-Figueroa.
LA PRISIÓN DE BLACK ROCK, de Fernando Trujillo.
Y ÁNGELES DE CARTÓN, de Miguel Ángel L. Matamoros.

Siete e-books en espera, cuya lectura iré alternando con la de otros libros en papel. Quiero además añadir que los tres últimos de la lista son de descarga gratuita, fáciles de encontrar a través de la red.

¿Y a vosotros? ¿Os gusta la lectura de e-books?

24 comentarios:

Winnie0 dijo...

reconozco que es un invento y que cuando lo veo a gente en el metro o autobus me llama la atención....pero me sigue tirando el papel...Un besote

Alicia Uriarte dijo...

Nosotros en breve tendremos una tablet. Mi hijo menor no me deja perder trenes y ahí ando yo, como siempre con la lengua afuera, para no perder el de las nuevas tegnologías. Entre un PC y un móvil, parece tener la ventaja de poderlo llevar encima sin que abulte y conectarlo a internet en zonas donde haya. No sé si será tan cómodo para la lectura como un eReader. Ya veremos.

Maribel, esto no hay quien lo pare. Recurriré a la lista.

Un abrazo

Un abrazo

Sergio G.Ros dijo...

Ah, pues muchas gracias, Maribel,estoy deseando que le me leas y me dés tu opinión, ;) Si tienes problemas con el formato o cualquier cosa (me refiero a si no puedes leerlo bien en el dispositivo que tienes y necesitas que te pase el libro en otro formato .doc kindle, o lo que sea, me lo dices). Un abrazo y muchas gracias por la mención.

Lola Mariné dijo...

Pues...yo sigo prefiriendo el papel y todavía no me animo a hacerme con un chisme de estos.
Aunque algunos libros, sobre todo los gordos, los llevo en la HTC, para las esperas imprevistas y esas cosas.
Besos

Juji dijo...

Desde marzo 2011, tengo un tablet y la reticencia inicial sobre la lectura electronica, desapareció de un plumazo. Estoy totalmente encantada.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Tienes que probarlo, Winnie, independientemente de que te guste más el papel.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Haces bien en subirte al tren, Alicia, no podemos quedarnos atrás.
Yo no puedo comparar la tablet con un eReader porque el segundo no lo he probado, pero te diría que las funciones de la tablet (a nivel de lector electrónico) son exactamente las mismas, quizá un pelín más grande.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Sergio, problema ninguno porque lo descargué en Kindle (en este caso en la aplicación para Ipad) y lo puedo leer perfectamente. Ahí lo tengo en la estantería de mi librería virtual esperando su momento.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Lola, no puedo decir que yo prefiera el e-book, pero sí digo que no me disgusta nada el invento, y que por supuesto alternaré ambos soportes de aquí en adelante.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Juji, poco puedo añadir, a mí me ha ocurrido algo parecido.

Un abrazo.

Marta Querol dijo...

Pues muchas gracias por incluirme en esa lista y con tan buena compañía :-).
Yo me he vuelto adicta a mi Kindle. Es como un Tamagochi, lo cuido, le doy de comer, le he puesto un traje monísimo (funda)... Bromas aparte, es comodísimo llevarolo en el bolso. Antes siempre pensaba qué libro me llevaba a cuestas y tenía uno "tocho" para leer en casa y otro más pequeño para llevarlo (leo en todas partes, autobuses, colas, esperas de médicos, peluquería...). Ahora llevo el kindle en el bolso y ya está, tengo lectura para no acabarme. Voy alternando un clásico con uno actual, y el primero con el que inauguré su uso fue Transmutación, de Sergio. Escalofriante.
Y de los autores de tu lista tengo 3 en cola :-). Así que ya comentaremos.

sergio astorga dijo...

Maribel, solo te puedo decir que es una maravilla, la necedad no es una de mis virtudes y combino perfectamente las dos realidades. Te has puesto a pensar si no existieran estas plataformas, los Antojos no existirían. Dime tu, que estas en el estrellato editorial, qué editor va ha publicar mis textos con mis acuarelas. Buenas o malas yo no existiría. Estoy pensando seriamente publicar mis cosas por otros medios. ¿Riegos? Todos.

Te felicito, porque lo importante, fuera vanidades, sigue siendo leer.

Un abrazo kindle.
Sergio Astorga

Mián Ros dijo...

Desde que me regalaron el E-book alterno ambas lecturas, y es que tengo libros en papel que aún tengo en cola, y aún se apilan más cuando llega una fecha significativa; regalar un libro de papel siempre es una alternativa por mucho que la tecnología E-book, tablet o Kindle quieran enterrar este mercado(aunque las consecuencias y daños colaterales son ya considerables).

Gracias por mencionarme entre tan buenos compañeros de letras.

Un abrazo,
Mián Ros

Maribel dijo...

Marta, está claro que a la vuelta de unos años todos leeremos en estos aparatos. No podemos detenernos, hay que avanzar con los tiempos.
Ya comentaremos las lecturas.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Cierto, Sergio. Tu visión de las dos realidades es perfecta.
El viernes pasado estuve en la presentación de un libro ilustrado. Asistieron ambos autores: escritor e ilustrador. Me encantó concretamente la intervención del segundo, que nos fue mostrando con un proyector algunos de los dibujos del libro, y fue explicando cómo nacieron, qué detalle lo llevó a realizarlos así y no de otro modo. Resultó muy interesante.
Además del libro que se presentaba, los autores tenían otros a disposición del público. Entre ellos, el ilustrador tenía un catálogo extensísimo de buena parte de su obra, una especie de exposición ambulante. ¿Te imaginas algo así en el Ipad, por ejemplo? Sería maravilloso poder observar espléndidas obras de arte pasando un dedo. Y si además van acompañadas de algunas palabras de su autor más que mejor.
No está mal lo de pensar en publicar por otros medios. Respirar ya es un riesgo.

Un abrazo filosófico, como mínimo, porque vaya rollo te he soltado.

Maribel dijo...

Mián, ese es mi miedo, que debido a la facilidad de las descargas (a veces gratuitas, y en general a muy buen precio), vaya almacenando libros en mi tablet a mogollón, porque si para algo quiero los libros es para leerlos, no para que ocupen espacio. Por ello voy a tomármelo con disciplina. Hasta que no lea lo que ya tengo no pienso adquirir ni uno más. Además, también tengo pendientes en papel. De hecho ahora mismo estoy leyendo una novela estupenda y es en papel.
Y por supuesto que te incluyo en la lista. Tu novela está ahí esperando que la coja entre manos y la disfrute.

Un abrazo.

Blanca Miosi dijo...

Hola Maribel,

Tienes al igual que yo, una lista impresionante de lecturas. Desde que tengo el Kindle he comprado más libros que nunca, y lo bueno del aparato de Amazon es que es pequeño y entra en el bolso. Puedo agrandar las letras, por lo que ya no sufro tanto al leer, pues cada día veo menos. ¡Cómo quisiera que tú también publicaras en Amazon para poder leer tus obras!
Te agradezco tanto que hayas adquirido El manuscrito, solo espero que te guste.

Un abrazo, amiga!
Blanca

Maribel dijo...

Mi IPad no es tan manejable, Blanca, resulta ideal para casa pero dentro del bolso ocupa su espacio.
No descarto la publicación en Amazón. Quizá lo intente en algún momento con mi primera novela.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Tengo e-book, Maribel, pero no es un Ipad, y me pierdo las aportaciones literarias de nuestros amigos.
Porca miseria.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Pues ahí me pierdo, Jose. ¿Quieres decir que es mejor la tablet que un lector electrónico?

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

No paro últimamente con historias varias y ni me entero de vuestras interesantes entradas. Y encima me mencionas, Maribel!! Muchas gracias por la recomendación de mi libro, me alegra que te haya gustado.

Yo tengo también el Kindle desde hace casi un año y como comentáis es un vicio, y hay que controlarse para no comprar compuslivamente. Tengo en espera algunos de los libros que mencionas, veo que coincidimos. También alterno lectura digital con papel, aunque últimamente mi chica no suelta el Kindle (bien guardadito en su bolso) y yo me tengo que ir a la biblioteca para no quedarme sin munición, ja, ja.

Por otro lado, no entiendo el comentario de José Antonio sobre que no puede leer todos esos libros comentados en tu entrada con su ebook. No sé que formato leerá su dispositivo, pero cualquier libro comprado en Amazon lo puedes transformar a epub, fb2 u otro formato con el programa gratuito Calibre. Y en mi caso, por ejemplo, no hace ni falta ya que tengo esos formatos en mi propia web al comprar cualqueira de las novelas.

Como llevamos meses anunciando, la revolución digital ya está aquí y no se va a parar. Eso sí, yo creo quepuede convivir perfectamente con el libro tradicional durante muchos años.

Un abrazo y feliz fin de semana.

José Antonio López Rastoll dijo...

Quiero decir que mi e-book no tiene kindle, así que no tengo acceso a esos libros que se están publicando en Amazon. De momento.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Efectivamente esto ya es imparable, Armando. Cada día hay nuevas noticias sobre los e-books y su implantación en el mercado.
Tú en esto has sido un visionario y tengo que felicitarte.

Yo empiezo a darle vueltas a algún proyecto digital. Ya veremos si a lo largo del 2012 me animo.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Jose, yo descargué la aplicación Kindle para Ipad, pero quizás esto no sea posible en tu caso. La verdad es que los temas informáticos me superan. Te recomiendo que leas el comentario de Armando Rodera porque habla de un programa de conversión de e-books (que yo sigo sin entender pero tal vez te de una pista).

Un abrazo.