sábado, 26 de noviembre de 2011

FERIAS INTERNACIONALES DEL LIBRO


Hoy se inaugura la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), FIL 2011, con Alemania como país invitado, acontecimiento que se prolongará hasta el próximo 4 de diciembre.


Ayer también se inauguró otra Feria Internacional del Libro, la de Quito (Ecuador), que culminará el mismo día 4 de diciembre, y que cuenta con Perú como invitado de honor.

Ambos son eventos importantes y puntos de encuentro para la cultura, los libros, los lectores y el mundo editorial, y tengo la gran satisfacción de que en ambas ferias tendrá presencia mi primer libro publicado fuera de España: VERSOS TRAVIESOS.

VERSOS TRAVIESOS, ilustrado por Roger Ycaza, es un álbum dirigido a primeros lectores, ilustrado a todo color, en el que la diversión y las risas están aseguradas, sin olvidar la educación en valores.

El libro llegará a ambas ferias de la mano de LIBRESA, la editorial ecuatoriana que se ha encargado de su publicación. En la FIL de Guadalajara estará expuesto en el stand de Ecuador. En Quito, LIBRESA lo presentará como novedad editorial.

Aunque sé que el libro ha quedado lindo, en palabras de mi editor, yo todavía no lo he visto físicamente y la verdad es que me muero de ganas de tenerlo en mis manos. Sé que así ocurrirá cuando finalicen las ferias.

Ahora lo que espero y deseo es que muchos visitantes, tanto en Guadalajara como en Quito, puedan ver, tocar, hojear y disfrutar de VERSOS TRAVIESOS.

martes, 22 de noviembre de 2011

EL CUENTO QUE ESCRIBÍ


En una caja secreta guardo besos. Son los besos que no quiero, aquellos que no son puros, los que nunca debieron salir de unos labios malditos.
A los niños nadie nos cree, inventamos cosas y contamos como cierto lo que sólo está en nuestra imaginación, por eso el cuento que escribí a la edad de siete años a nadie le interesó, no era hermoso, no tenía príncipe ni princesa, ni siquiera hada madrina. Los protagonistas principales eran el ogro —mi tío Alberto— y un niño bello pero muy malo que resulté ser yo, un niño que merecía castigos constantemente, ser encerrado en una mazmorra y no beber ni agua.
Mamá salía de casa cada tarde para ir a trabajar y entonces llegaba él, el ogro, con su disfraz de ángel de la guarda, una hermosa sonrisa y una mirada que sólo yo conocía, cargada de malas intenciones, de deseos y juegos sucios que a los niños no nos gustan.
El tío Alberto era joven y simpático, caía bien a todo el mundo, ¿cómo podía convertirlo en el malo de mi cuento?, no tenía sentido. Siempre jugó conmigo, desde muy pequeño, y me hacía muchos regalos, al principio porque sí, porque le apetecía, más tarde a cambio de cosas. Primero fueron unas cosquillas en las plantas de los pies, después en los tobillos, en las corvas… Las cosquillas fueron subiendo como el valor de sus obsequios. A mí no me parecía divertido aquel juego de la risa, como él lo llamaba, principalmente porque yo no me reía, pero él sí, y cerraba los ojos, y disfrutaba…
Pasábamos la tarde en una pequeña salita. Yo quería bajar al parque, ir a la biblioteca, jugar a la pelota, encontrarme con mis amigos. Siempre había excusas para no hacerlo. Tu madre no quiere, hace frío, tienes deberes, estamos mejor aquí. Esa última frase ya la decía con la otra voz, con la voz de ogro que a mí me paralizaba. Entonces me quedaba muy quieto sentado en la alfombra y él me tomaba sobre sus rodillas. Jugábamos a malos, yo era el malo, había robado un juguete, me había escapado del colegio, desobedecía a mamá. Pero él era el justiciero y me imponía los castigos. Me bajaba el pantalón y me sacudía en las nalgas, eran palmadas ligeras que no me hacían demasiado daño pero que dejaban las marcas de sus dedos grabadas en mi piel. Después se arrepentía y besaba cada una de esas huellas enrojecidas, con devoción, recreándose en su cometido. Esos son los besos sucios, los que guardo en mi caja secreta.
El ogro era terrible para mí en aquellos momentos, emitía una voz gutural y una especie de gemidos que me daban mucho miedo, respiraba con agitación y hacía muecas extrañas, después de un largo suspiro se calmaba y volvía a ser el tío Alberto, justo cinco minutos antes de que mamá volviera a casa. “Se ha portado bien”, le decía, “nos hemos divertido, ¿a que sí, chaval?”. Yo no contestaba.
Un día quise contarle el cuento a mamá, pero a ella no le gustó y me mandó callar. “No digas tonterías, tu tío te quiere mucho y te cuida cada tarde, merece un respeto”.
Comencé a ser un niño triste, no jugaba con mis compañeros, no prestaba atención en clase, sólo quería llorar. La directora del colegio llamó a mi madre y le pidió que me observara, que intentara averiguar qué me pasaba porque a mí me pasaba algo. En aquellos momentos aparecieron en los noticiarios otros niños que habían escrito cuentos como el mío, con ogros, gigantes furiosos o monstruos terribles, cuentos donde ellos eran los malos y recibían su castigo.
Mamá me pidió entonces que le dijera qué hacíamos el tío y yo por las tardes, a qué jugábamos. Enmudecí, bajé la mirada hasta el suelo, avergonzado, y me puse a llorar. Ella fue muy dulce, me abrazó y me llenó de besos, de esos que sí me gustan y que tengo grabados en mi piel como firmes tatuajes. Le conté el cuento y lo escuchó entero, y se convirtió en la princesa de mi historia, capaz de vencer al ogro sin arrugarse el traje.
Hace cinco años que no he visto al tío Alberto, no sé dónde vive, no sé si sigue inventando juegos sucios, pero sí me consta que hay otros niños que han escrito y siguen escribiendo cuentos como el mío y que deben ser escuchados por los mayores, porque los niños no siempre inventamos las cosas. Hoy cumplo doce años y un nuevo camino adolescente se abre para mí, por eso voy a abrir mi caja secreta, para borrar de mi vida el cuento que escribí, para que salgan todos esos besos sucios e indeseados; que se los lleve el viento y que se ahoguen en el mar. Los besos que deseo son los que nacen del cariño y para esos no necesito caja, me gusta lucirlos en las mejillas y que todo el mundo vea que me hacen muy feliz.

Maribel Romero Soler.

Este relato se incluye en RELATOS URBANOS 2011. IMPULSOS, libro que recoge los trabajos ganadores y seleccionados en la 7ª edición del concurso RELATOS URBANOS, que se viene celebrando anualmente en Alicante con ocasión de la Feria del Libro, y que convocan la Asociación Provincial de Libreros y la Editorial Ecu. Se incluyen también algunos relatos de escritores invitados, entre los que se encuentra el mío.


La presentación del libro y entrega de premios tuvo lugar el pasado viernes, 18 de noviembre, en el Club Información de Alicante, donde también se entregaron ejemplares a los autores que forman parte de esta antología.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

LA LOTERÍA DE LA VIDA


Nacer es una lotería. El lugar donde nacemos también lo es. Hace unos días charlaba con mi hermano de SAVE THE CHILDREN y de la importante labor que desarrollan (que podéis descubrir visitando su web), y él me habló de la lotería de la vida. Es un sencillo juego mediante el cual todos tenemos la oportunidad de volver a nacer, pero en un lugar distinto. Por ejemplo, él ha nacido en China, yo en Rusia. Ni siquiera hubiésemos sido hermanos.
Os invito a que volváis a nacer, a que os metáis en la piel de un niño o niña y descubráis qué mundo os espera, qué índice de pobreza, de analfabetismo, de maltrato infantil, de abandono... Os invito a que descubráis que nacer es una lotería. Es fácil, solo tenéis que ENTRAR EN LA APLICACIÓN, meter vuestro nombre y apellido, hacer girar la ruleta con el ratón y esperar.
¿Dónde habéis nacido?

lunes, 14 de noviembre de 2011

ATRACO



Se ha vuelto loca, pensé cuando vi a mi mujer sacar una pistola del bolso y encañonar al director del banco. “Toda la pasta —le ordenó—. Y tú no te quedes ahí parado —me dijo a mí—, registra a los clientes y les quitas lo que puedas”. Sin entender nada de aquella rocambolesca situación, yo obedecí. Había robado ya el cuarto reloj cuando la alarma de uno de ellos comenzó a sonar estrepitosamente. Lo golpeé contra el suelo para silenciarlo en el mismo momento en que llegó la policía: “Levántate —escuché— que no llego al colegio”. Abrí los ojos y era mi hija.

Maribel Romero Soler

miércoles, 9 de noviembre de 2011

LOS MESES CUENTAN: UN LIBRO MUY ESPECIAL


Hoy voy a hablaros de un libro muy especial para mí: LOS MESES CUENTAN.
¿Que por qué es especial? En primer lugar porque después de varios proyectos dentro del género infantil y juvenil, puedo ofrecer una obra para público adulto.
En segundo lugar porque, con toda probabilidad, será el único libro de relatos que publique en mi vida (quizás algún día valga un potosí en una subasta, jeje), ya que no es mi intención seguir escribiendo relatos con vistas a que sean publicados (lo haré por gusto, entretenimiento o para algún concursillo). La novela es ahora mi meta.
Después de muchos relatos recogidos en más de una treintena de antologías, tenía la ilusión de publicar un libro del género breve enteramente mío. Era mi asignatura pendiente. Y por fin va a ser una realidad. Todos los relatos contenidos en LOS MESES CUENTAN son inéditos, fruto del trabajo de mucho tiempo y creo que bastante sorprendentes por su temática y estructura.
El tercer motivo es que mi libro cuenta con un prólogo de lujo, a cargo del escritor alicantino José Antonio López Rastoll, al que muchos conocéis por su blog El mirador. Con su permiso (o mejor dicho, ahora que no me ve), voy a transcribir parte de ese prólogo:

«...Aluciné más aún cuando leí Los meses cuentan, el libro de relatos que tiene ahora en sus manos, estimado lector. Quizás porque, con la sencillez que caracteriza a Maribel Romero, ha hilado doce historias inolvidables, una por cada mes del año...

...Según el DRAE el primer significado de la palabra «contar» es «referir un suceso, sea verdadero o fabuloso». En Los meses cuentan parece que el calendario cuente las historias y que las mismas se inspiren en las peculiaridades de cada mes...

El DRAE también ofrece de «contar» otro significado: «importar, ser de consideración». Maribel Romero parece insinuar que los meses de nuestra vida cuentan y que deberíamos aprovechar el poco tiempo del que disponemos en algo de enjundia...

El humor es un ingrediente esencial, una marca de la casa en las narraciones de Maribel Romero...

Sólo me queda proponerles un juego: lean el cuento correspondiente a su mes de nacimiento, al mes que se casaron o divorciaron, al mes que pagaron la última letra del coche o del piso, y déjense seducir por la valiente prosa de Maribel Romero. Porque los meses cuentan...»

Pues eso es lo que encontrará el lector en este libro, doce relatos escondidos detrás de cada uno de los meses del año y titulados como tales. Es un viaje con parada en doce estaciones distintas. No hay que perder el tren.

Y ya debo dar un poco de asquito con tanta publicación pero ha sido mera coincidencia el que tres libros míos vayan a ver la luz casi al mismo tiempo (aunque uno de ellos no se distribuirá en España). Son obras que se vienen trabajando desde hace muchos meses, y casualmente les ha llegado el turno a la vez, aunque, eso sí, van dirigidas a distinto tipo de público y cada una encontrará su espacio.

LOS MESES CUENTAN comenzará pronto a distribuirse en librerías. Ya está a la venta en la página de VISIÓN LIBROS, y yo espero recibir ejemplares próximamente para poder facilitar la compra a las personas que deseen leerlo y no lo encuentren en las tiendas, al mismo precio y sin gastos de envío.

domingo, 6 de noviembre de 2011

PILATES

¿Por qué pensaría yo que el PILATES era un conjunto de ejercicios relajados que se aproximaban más al equilibrio mental que al entrenamiento físico?
Bueno, sí, relajados son, si atendemos a que la mayoría de ejercicios se realizan en posición horizontal y a que la música de acompañamiento suele ser muy tranquilita, nada del chimpún chimpún que acompaña, por ejemplo, a las clases de batuka o aerobic.

Dice la Wikipedia entre otras cosas: “...El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda...”.

Y realmente funciona. Sobre todo sirve para que el que lo ejercita se dé cuenta de lo muy oxidado que está, principalmente si, como yo, pasa demasiadas horas delante de un ordenador.

Que el ejercicio es muy saludable todos lo sabemos, que a veces nos da pereza practicarlo también, pero cuando nos decidimos y descubrimos que nos beneficia, quedamos enganchados a él como a una droga. Y en este caso bendita droga.

El Pilates ha conseguido que me sienta bien con mi cuerpo, que poco a poco vaya alcanzando mayor elasticidad en mis músculos, que remitan mis dolores de espalda, sobre todo en las zonas lumbar y cervical, y que tenga una buena razón para despegarme, de vez en cuando, del teclado y la pantalla.

Aquí os dejo una pequeña clase de posturas imposibles por si os apetece probar.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

PUBLICARÉ EN ECUADOR


Hace meses que lo sé, pero me gusta ser cauta con estas cosas, y aunque la seriedad de la editorial con la que voy a trabajar está fuera de toda sospecha, por una cuestión de prudencia, no quería comentar nada hasta no tener firmado el contrato. Y ya está firmado.
La editorial LIBRESA, con sede en Quito, una de las más importantes de su país en género infantil y juvenil, publicará un álbum ilustrado a todo color con poemas de mi autoría, dirigido a primeros lectores. Su título es VERSOS TRAVIESOS y formará parte de la colección GARABATO.
¿Qué encontrarán los niños en sus páginas? Mucho humor, diversión, entretenimiento y educación en valores. ¡Seguro que disfrutarán con su lectura! Y por supuesto las fantásticas ilustraciones de uno de los mejores ilustradores del Ecuador, me refiero a Roger Ycaza. En la actualidad la obra se encuentra en proceso de imprenta y espero que no tarde demasiado en llegar a las manos de los más pequeños.
Es una gran satisfacción para mí dar este salto desde España a Ecuador, con un libro que, os adelanto, va a ser precioso (ya he visto las pruebas).
Espero poder mostraros pronto la portada y dar más información. Y como se trata de una obra para público infantil, seguiré contando sobre ella en QUEDAMOS EN MI NUBE.