sábado, 23 de julio de 2011

APROXIMACIÓN


Veo encenderse la luz y todos mis sentidos se ponen en alerta. Se aproxima tanto a ti que adivino sus labios en tu cuello y presiento las dos respiraciones jadeantes. Sus manos hábiles se pierden bajo la ropa, y tú las rescatas de su escondite para posarlas en tu pecho. Comienza a desabrochar tu blusa y besa con suavidad cada espacio de piel que va quedando libre, hasta que se detiene en el ombligo. Y se recrea. Más tarde la prenda cae al suelo y con ella la falda de raso que tú misma has soltado de su cierre. Hoy la ropa interior es blanca, casi colegial. Él la acaricia con un dedo, como si estudiara la calidad del tejido. Después te entregas a su boca y la luz se apaga. Entonces, una vez más, en mi cuarto del edificio de enfrente, me meto en la cama, y sueño que ese hombre que te lleva al éxtasis soy yo.

Maribel Romero Soler.

martes, 19 de julio de 2011

ESTO ESTÁ "TO GUAPO"


La primera vez que escuché esta expresión de boca de un adolescente hace ya unos cuantos años, y he que confesar que me sonó rara, y no solo por el “to”, si hubiese estado la palabra completa con su correspondiente “do” me hubiese sonado igual de rara. Y es que entonces una servidora no estaba acostumbrada a que algo estuviera “todo guapo”, ni siquiera “medio guapo”, o estaba “bien” o estaba “muy bien”, o “bonito” o “muy bonito”. Hoy, sin embargo, veo la expresión tan introducida en el lenguaje coloquial de los jóvenes que ya no me sorprendo de que algo esté “to guapo” o “to chulo”, de que alguien esté “to pringao” o “to tonto”, de que un examen sea “to difícil” o “to chungo” y de que, a pesar de ello, a algún listillo le haya salido “to bien”, aunque cabría mejor decir que será un “to listo”.
Dentro de esta curiosa evolución (o involución) del lenguaje, hace escasos días escuché a un chaval decir a otro: “qué manco eres”, refiriéndose a que había fallado tontamente un gol con “su pie”. Pero es que el mismo muchacho seguía siendo “manco” por lanzarse mal a la piscina, por perder jugando a la Play o por cualquier otro comportamiento que denotara su torpeza. De manco pasó a “estar mancao”, y por supuesto, siguiendo la expresión de moda, el pobre chaval terminó estando “to mancao”.
Una de las acepciones de la palabra “manco” que contempla la RAE es: Defectuoso, falto de alguna parte necesaria.
Bueno, quizá a ese tipo de manco se refería el joven (aunque yo nunca había utilizado el adjetivo en este sentido), pero creo que no sería de extrañar que dentro de unos años encontráramos nuevas acepciones al respecto en nuestro querido diccionario:
Manco: torpe.
Mancao: muuuuuu torpe.
To mancao: el colmo de la torpeza.
La verdad es que no sé si son expresiones locales, regionales o por el contrario se escuchan por todo el país. ¿Me ayudáis a averiguarlo? ¿Vuestros jóvenes están to guapos o por el contrario están to mancaos?

miércoles, 13 de julio de 2011

ETGAR KERET, TODO UN DESCUBRIMIENTO


Dice de él Salman Rushdie: “Es un escritor brillante, completamente distinto de cualquier otro que yo conozca. Es la voz de la nueva generación”.

No conocía a Etgar Keret, pero gracias al concurso “Cuenta 140 de EL CULTURAL” me llegaron tres libros suyos: UN HOMBRE SIN CABEZA, PIZZERÍA KAMIKAZE y LA CHICA SOBRE LA NEVERA, todos ellos de relatos y editados en España por Siruela. Este escritor israelí, nacido en Tel Aviv en 1967, ha publicado diversos libros de prosa y cómics, todos ellos best-sellers en Israel, y su obra ha sido traducida a dieciséis idiomas.
Yo acabo de terminar UN HOMBRE SIN CABEZA y realmente me ha impactado. Resulta difícil definir un estilo o una característica cuando se habla de relatos, concretamente treinta y cuatro, que son los que integran este libro, pero creo que si algo caracteriza la prosa de este escritor es el lenguaje, un lenguaje coloquial, claro, sin artificios, que llega al lector como una suave brisa. Algunas de las historias narradas son cotidianas, escenas que todos hemos vivido alguna vez y con las que nos resulta fácil identificarnos. Otras, sin embargo, se sustentan en lo absurdo y te transportan a mundos inverosímiles, en los que, al final, siempre descubres un sabio mensaje.
Son cuentos cortos, creo que ninguno de ellos pasa de cuatro o cinco páginas, la mayoría tienen menos. Se leen con adicción, se disfrutan desde la primera línea, te sorprenden, te hacen reír, te invitan a pensar y te dejan un grato sabor de boca. Si os gustan los cuentos breves no dejéis de leerlo, os lo recomiendo sin reservas. Además me parece un libro ideal para el veranito.
Etgar Keret, todo un descubrimiento.

viernes, 8 de julio de 2011

CRÓNICA DE UNA TARDE DE FIRMAS

Si las Ferias del Libro en otras ciudades se han caracterizado por la lluvia y el mal tiempo, en la jornada de ayer en Alicante, el principal protagonista, por encima de los autores y de sus obras, fue el calor. Altas temperaturas y un elevado grado de humedad no fueron óbice, sin embargo, para que los alicantinos y los turistas que pasan estos días en la bella ciudad mediterránea, se pasearan por la Explanada de España, helado o refresco en mano, dispuestos a echar una ojeada a las casetas repletas de libros.

La cuadragésima primera edición de la Feria del Libro de Alicante, que se celebra del 1 al 10 de este mes, homenajea a la figura del alicantino Rafael Altamira, humanista, historiador, pedagogo, crítico literario y escritor entre otras cosas, cuando se cumplen sesenta años de su muerte en México.

Y bien, tras estos breves antecedentes, voy a ser aún más breve, insertando algunas fotos y comentándolas.

La cita era a las siete y media de la tarde en la caseta de Información, que pertenece a la Asociación Provincial de Libreros de Alicante. Allí nos encontramos cinco autores dispuestos a firmar nuestras respectivas obras.

A mí derecha tengo a Manuela Maciá, escritora y amiga (además de compañera en el libro de relatos EL PINTALABIOS), que firmó su novela ETERNAMENTE HELENA.



Y yo, como sabéis, firmé "Charlis". Por cierto, todavía no hemos descubierto qué contiene el cofre encontrado por nuestro amigo aventurero, pero éste que veis sobre la mesa vino cargado de chupa-chups, que tampoco está mal ¿no?

Tuve el placer de encontrarme con muchos amigos, a los que agradezco de corazón su visita. Entre ellos vi a Natalia, de La Libreta de Notas (Natalia, te sienta muy bien el corte de pelo, estás muy guapa). Y también pasó por allí el escritor alicantino José Antonio López Rastoll, al que muchos conocéis por su blog EL MIRADOR.


(En realidad somos más guapos). Por cierto, Jose, llevaba tu libro de cuentos EL MIRADOR en el bolso para que me lo firmaras, pero con la emoción y los nervios del momento se me olvidó. Qué rabia.

También pasaron por allí algunas autoras del libro de relatos EL PINTALABIOS (Paqui Pérez Gallego y Rafaela Lillo). Manuela Maciá y yo también somos integrantes de ese proyecto.


Y nuestra amiga común, Mariló, pegadita al teléfono.

Las firmas comenzaron pronto.


Curiosamente un lector se acercó para que le firmara DOSCIENTAS CUESTIONES DE DERECHO QUE TODO EL MUNDO QUIERE SABER, mi primer libro publicado en solitario, en este caso de materia jurídica. También se llevó un Charli.

Y este es el libro dedicado a Sara.


Una simpática niña de cinco años.

Mi familia también me acompañó en una tarde tan especial.


Y no me puedo quejar, firmé muchos libros.

Muchas gracias a todos.

lunes, 4 de julio de 2011

SESIÓN DE FIRMAS EN LA FERIA DEL LIBRO DE ALICANTE



El próximo jueves, 7 de julio
, a partir de las 19,30 horas, estaré firmando ejemplares de CHARLI Y LOS CINCO PELIGROS en la Feria del Libro de Alicante, que se celebra en la emblemática Explanada de España del 1 al 10 de este mes.
Nos veremos en la caseta de INFORMACIÓN.
Allí estaré para dedicar "Charlis" a todos los niños y mayores que quieran disfrutar con las aventuras de este simpático personaje.

viernes, 1 de julio de 2011

BUEN VIAJE


“Sin billete válido no se puede viajar en este tren, señorita”. La joven no contesta, se remueve en el asiento y se quita la chaqueta. Él piensa que no lo ha entendido, quizá sea extranjera. “Lo siento, pero le repito que sin billete válido no puede viajar en este tren”, insiste. “¡Pero yo necesito irme!”, contesta ella con desesperación, mirándolo de frente, con el miedo en los ojos, y un hematoma disfrazado de colorete sobre el pómulo izquierdo. Entonces el revisor, sin dudarlo, le pica el ticket de Carrefour y le desea buen viaje.

Maribel Romero Soler.
Finalista del V Certamen de Relatos Breves El Tren y el Viaje.