sábado, 8 de octubre de 2011

PARADOJA


Eligieron una sombra para amarse, pero resultó ser la de la conciencia y cada uno se fue por su lado. Ella durmió con su marido. Él solo.

Maribel Romero Soler.

23 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

La conciencia... esa gran controladora.

Besos.

Manuel dijo...

ufff, exigente sombra eligieron, o quizas falta de valentia
un beso

Alicia Uriarte dijo...

En Física, a veces, la manera habitual de contar es: "Uno, dos... muchos". Eso ocurre, por ejemplo, en el tema de la gravitación. El problema de la gravitación de un cuerpo se resuelve en una línea. El de dos cuerpos requiere todo un libro. ¿Y el de tres? Ni toda una biblioteca bastaría, porque, por sorprendente que parezca, se trata de un problema físico tan endiablado que ¡carece de solución! En gravitación, tres son multitud. A veces, en la vida real también. Creo que con la aparición de la conciencia, la tercera parte en discordia de tu excelente micro, el problema de la atracción-y no precisamente gravitatoria-de dos cuerpos resulta que tampoco ha tenido solución.

Maribel, un excelente micro.

Un abrazo.

Winnie0 dijo...

La conciencia JUEGA esas "¿malas"? pasadas! Genial Maribel. Un beso

Maribel dijo...

Es cierto, Toro, la conciencia es la jefa.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Hola, Manuel. Seguro que lo que eligieron fue la sombra equivocada, sobre todo si de verdad se amaban, jeje.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Alicia, toda una lección que me ha encantado. Nadie lo hubiese explicado mejor.

Un beso.

Maribel dijo...

Winnie, la conciencia es, ni más ni menos, la que dirige el juego.

Besos.

sergio astorga dijo...

Maribel. por lo visto la atracción es inversamente proporcional a la conciencia aplicada.

Menuda paradoja.

Abrazos concienzudos.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Fórmula matemática, Sergio. Y las matemáticas son exactas, o al menos eso dicen.

Un abrazo al cuadrado.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

¡Ay la conciencia! Qué dictadora, nos organiza la vida y casi siempre nos pone en nuestro sitio.

Buen micro, Maribel. Me ha gustado.

Abrazos.

Alejandro

Miguel Monte Real dijo...

Sombra que resultó ser Sol, aunque sea para el marido...
Un saludo, Maribel.

Maribel dijo...

Hola, Alejandro. Tienes razón, la conciencia es la que mueve nuestros pasos.
Gracias por pasarte por aquí!

Un abrazo.

Maribel dijo...

Cierto, Miguel.
Gracias por tu visita.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Pues anda que tambien...eso les pasa por tenerla (conciencia).
Muy bueno, como siempre.
bEsos

Maribel dijo...

Pues sí, Lola, los que no la tienen quizá vivan más felices pero siempre terminan dañando a alguien.

Feliz día festivo.

Un abrazo.

Juji dijo...

Sería bueno saber, si el marido también había pasado por esa sombra y quién ganó al final.
Felices y soleados días a todos.

Maribel dijo...

Hola, Juji, bienvenida.
Pues también tienes razón. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Gracias por tu visita.

Un saludo.

B. Miosi dijo...

Pocas líneas para toda una historia. Por poco ella cae en la tentación.La sombra de la conciencia pudo más.

Precioso.

Besos,
Blanca

Maribel dijo...

Blanca, en este caso la conciencia fue la ganadora.

Besos.

Medea dijo...

La voz de la concienciencia, aunque en este maravilloso micro es una sombra, es una sombra con voz jeje, la de la conciencia que apaga el fuego de la tentación y que siempre se pone al lado de los principios de cada uno.
Un besote Maribel

Medea dijo...

La voz de la concienciencia, aunque en este maravilloso micro es una sombra, es una sombra con voz jeje, la de la conciencia que apaga el fuego de la tentación y que siempre se pone al lado de los principios de cada uno.
Un besote Maribel

Maribel dijo...

Me gusta lo que dices, Medea: "siempre se pone al lado de los principios de cada uno".

Así es, amiga.

Un abrazo.