viernes, 8 de julio de 2011

CRÓNICA DE UNA TARDE DE FIRMAS

Si las Ferias del Libro en otras ciudades se han caracterizado por la lluvia y el mal tiempo, en la jornada de ayer en Alicante, el principal protagonista, por encima de los autores y de sus obras, fue el calor. Altas temperaturas y un elevado grado de humedad no fueron óbice, sin embargo, para que los alicantinos y los turistas que pasan estos días en la bella ciudad mediterránea, se pasearan por la Explanada de España, helado o refresco en mano, dispuestos a echar una ojeada a las casetas repletas de libros.

La cuadragésima primera edición de la Feria del Libro de Alicante, que se celebra del 1 al 10 de este mes, homenajea a la figura del alicantino Rafael Altamira, humanista, historiador, pedagogo, crítico literario y escritor entre otras cosas, cuando se cumplen sesenta años de su muerte en México.

Y bien, tras estos breves antecedentes, voy a ser aún más breve, insertando algunas fotos y comentándolas.

La cita era a las siete y media de la tarde en la caseta de Información, que pertenece a la Asociación Provincial de Libreros de Alicante. Allí nos encontramos cinco autores dispuestos a firmar nuestras respectivas obras.

A mí derecha tengo a Manuela Maciá, escritora y amiga (además de compañera en el libro de relatos EL PINTALABIOS), que firmó su novela ETERNAMENTE HELENA.



Y yo, como sabéis, firmé "Charlis". Por cierto, todavía no hemos descubierto qué contiene el cofre encontrado por nuestro amigo aventurero, pero éste que veis sobre la mesa vino cargado de chupa-chups, que tampoco está mal ¿no?

Tuve el placer de encontrarme con muchos amigos, a los que agradezco de corazón su visita. Entre ellos vi a Natalia, de La Libreta de Notas (Natalia, te sienta muy bien el corte de pelo, estás muy guapa). Y también pasó por allí el escritor alicantino José Antonio López Rastoll, al que muchos conocéis por su blog EL MIRADOR.


(En realidad somos más guapos). Por cierto, Jose, llevaba tu libro de cuentos EL MIRADOR en el bolso para que me lo firmaras, pero con la emoción y los nervios del momento se me olvidó. Qué rabia.

También pasaron por allí algunas autoras del libro de relatos EL PINTALABIOS (Paqui Pérez Gallego y Rafaela Lillo). Manuela Maciá y yo también somos integrantes de ese proyecto.


Y nuestra amiga común, Mariló, pegadita al teléfono.

Las firmas comenzaron pronto.


Curiosamente un lector se acercó para que le firmara DOSCIENTAS CUESTIONES DE DERECHO QUE TODO EL MUNDO QUIERE SABER, mi primer libro publicado en solitario, en este caso de materia jurídica. También se llevó un Charli.

Y este es el libro dedicado a Sara.


Una simpática niña de cinco años.

Mi familia también me acompañó en una tarde tan especial.


Y no me puedo quejar, firmé muchos libros.

Muchas gracias a todos.

16 comentarios:

Neogeminis dijo...

Linda manera de acercarnos al evento!
Gracias por ello.

Un abrazo y...que sigan los éxitos!

Winnie0 dijo...

Qué bueno Maribel!! Excelente reportaje fotográfico Un beso grande

Lola Mariné dijo...

Me alegro mucho, Maribel.
Debió ser una jornada inolvidable.
¡que se repita pronto!
Besos

Alicia Uriarte dijo...

Una crónica muy representativa-sobre todo gracias a las imágenes-de un día que será para recordar.
Tienes razón que con los chupa-chups, o las piruletas, cuando se trata de gente menuda todo sale má redondo ja,ja,ja. Por cierto, ese detalle de la princesita en color en el libro de Sara ¿se lo pusiste tú ya lo traía puesto?

Me ha alegrado verte bien arropada. Me guardo la foto con Jose. Esa, forma parte ya de nuestra historia de La nieve.

Enhorabuena y un paso atras ¡Ni para tomar aire!

Un abrazo.

Maribel dijo...

Neogeminis, Winnie, Lola, Alicia, gracias por estar siempre ahí.


Alicia, los adhesivos en relieve de princesas, Mickey Mouse, Pato Donald y demás personajes archiconocidos por los niños, los llevé yo, y decoré todas las dedicatorias. Gustaron mucho. También los chupa-chups.

Abrazos.

No Comments dijo...

Enhorabuena. Lo de firmar tus libros debe ser muy emocionante y debe poner los pelos de punta, ¿no?

Un saludo indio

Felisa Moreno dijo...

Enhorabuena, Maribel.Me alegro mucho de que la sesión de firmas fuera provechosa. Un abrazo.

Maribel dijo...

Indio, Felisa, gracias. Sí que da gustito firmar tu propio libro, ya lo creo.

Abrazos.

José Antonio López Rastoll dijo...

Una crónica muy humana, como todas las tuyas, Maribel.
En cuanto al breve encuentro, tuve la sensación de que me faltaba un teclado, que es nuestro medio habitual de comunicación.
No obstante, tenemos que hacerlo bien, esta vez en terreno neutral: un metro, una estación de autobuses, un concierto de rock...
Disculpa la broma. Por cierto, mis hijos disfrutaron de tus chupachups.
En cuanto al Mirador, pues entre tú y Alicia me lo habéis paseado bien. Un libro viajero, sin duda.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Pácatelas, nunca me hubiera o hubiese? imaginado, mi querida Maribel que el cofre estuviera repleto de chupa pops o caramelos.

Un gran festejo que Charli siga dando gusto y regusto a los lectores.

Abrazo firmado.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Es verdad, Jose, necesitamos terreno neutral y una larga tertulia.
Me alegro de haber endulzado un poco la vida a tus hijos.
En cuanto al Mirador, viajó, pero volvió virgen. Y no sabes la rabia que me da.

Sergio, no se lo digas a nadie, pero aparte de los chupa-chups, hay algo muy sorprendente dentro del cofre.

Abrazos.

Armando Rodera dijo...

¡Fantástico, Maribel! Me alegro muchísimo por ti, te lo mereces por tu magnífico trabajo y la ilusión y cariño que pones en todos tus proyectos.

Enhorabuena de nuevo. Seguro que ésta es sólo la primera de muchas otras jornadas de firmas que acontcerán en el futuro.

Gracias por compartirlo con todos nosotros. Un abrazo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Qué bonita y entrañable crónica...Estás radiante. Ya sabía yo que te haría falta kilos de tinta. Me encanta el detalle de los chupa-chups y las pegatinas, no te ha faltado ni un detalle. Eres increíble. Enhorabuena por el éxito.

Estás formando a los lectores del futuro y me alegro de que esa formación esté en tus manos.

Besos y un fuerte abrazo.

Maribel dijo...

Es un placer compartirlo con mis amigos, Armando. Gracias.

Mari Carmen, tú siempre tan generosa y amable. Gracias por tus palabras.

Abrazos.

Natalia dijo...

Me alegro mucho de que acabaras tan bien la tarde. La verdad es que se te veía fantástica allí en la mesa.

Y nada, como siempre, un placer haberte visto, aunque fuera un encuentro breve. ¡Y muy observadora, con lo del pelo! Algún día tengo que invitarte a un café para agradecerte tanta simpatía :)

Un abrazo.

Maribel dijo...

¡Gracias, Natalia! Tú sí que eres simpática. Queda pendiente ese café.

Un abrazo.