viernes, 27 de mayo de 2011

EN EL BARRIO DEL SUR, FINALISTA

El pasado 5 de mayo tuvo lugar el fallo y entrega de premios del VI CONCURSO DE RELATO BREVE "JOSÉ LUIS GALLEGO", convocado por la Asociación de Vecinos de Aluche. Aunque recibí la invitación para acudir al evento, puesto que mi relato EN EL BARRIO DEL SUR era finalista y por tanto optaba a premio, me fue imposible desplazarme a Madrid, ya que ese mismo día tenía comprometido un encuentro con alumnos en un colegio de Elche, dentro de la campaña de promoción de mi novela infantil.
El día siguiente supe que mi relato se quedó como finalista (suele ocurrir), y ya tengo en casa mi correspondiente diploma.
Este concurso tiene la particularidad de que los textos presentados han de tener relación con un barrio.
Los barrios esconden muchas historias detrás, algunas entrañables, otras divertidas, y también las hay trágicas.
En este enlace os dejo mi relato finalista, publicado por la Asociación, por si tenéis un ratito (ya sé que escasean) y os apetece leerlo.
Advierto, eso sí, que no es apto para menores.

EN EL BARRIO DEL SUR, RELATO FINALISTA DEL VI CONCURSO DE RELATO BREVE "JOSÉ LUIS GALLEGO"
.

11 comentarios:

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, he empezado el fin de semana con la lectura de tu relato. Se denominará breve pero cuánto has dicho y denunciado en el mismo. Además has conseguido introducirme en ese barrio del sur a golpes, he dicho bien a golpes, de palabras ya que muchas de ellas han sido como una bofetada a la conciencia, al volver a recordar que lo que cuentas también ocurre en los barrios de muchos pueblos de los otros tres puntos cardinales del planeta. Rufianes hay por todos los lados. Me ha gustado lo bien integrado que has conseguido el vocabulario, según corresponde al tema que tratas y al ambiente de marginalidad en el que se desenvuelve. Hablar de la prostitución ha sido siempre un tema incómodo y hostil, más aún si no es la de "alto standing".

Este relato pudiera haber sido un digno ganador. Enhorabuena por habrer tocado el podium casi con las yemas de los dedos.

Un abrazo.

Jose Ignacio dijo...

Hola Maribel Me ha encantado el relato. Te engancha desde la primera línea y poco a poco te va metiendo en ese submundo tan duro y difícil de recorrer.
Como siempre, una maestra. Seguiré leyéndote siempre que pueda.
Enhorabuena.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Muchas gracias, Alicia, por dedicar un poco de tu tiempo a la lectura del relato. Te confesaré que me parecía un poco fuerte para presentarlo al concurso pero mis compañeras del grupo me animaron, diciéndome que era tan fuerte y tan duro como la vida, que era la vida.
Estoy contenta porque el jurado así lo ha debido considerar también. Y han sido 332 relatos presentados.

Gracias de nuevo.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Hola, José Ignacio, me coges a pie de ordenador. Muchas gracias por la felicitación. Este relato es un poco negro (o bastante). Me alegro mucho de que te haya gustado, teniendo en cuenta que tú eres de una sensibilidad exquisita escribiendo.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Me he dado una vuelta por tu barrio del sur, Maribel, y me gusta mucho cómo retratas el mundo marginal sin caer en el morbo fácil.
Ya no solo como madre y mujer, sino también como persona, se nota que te pueden las injusticias.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Es verdad, Jose, las injusticias me pueden.
Gracias por pasarte por el barrio.

Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Je,je.. pues ya tienes otro finalista..¡qué tía! YA verás como un día nos brindas una gran alegría, amiga. Un abrazote.

Maribel dijo...

Bueno, Sergio, no estoy yo tan segura
pero intentaré daros esa alegría, jeje.

Un abrazo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Maribel, duro...muy duro. Un relato escrito con gran maestría. Es increíble como has denunciado las redes de prostitución, el abuso a menores, el abuso del poder policial, la justicia injusta...Menos mal que todo es ficticio..o no.

Plas, plas, plas... bravo. Enhorabuena, me ha gustado mucho.

Besos y un fuerte abrazo.

Lola Mariné dijo...

Un relato muy duro, pero muy bien escrito, como siempre.
Enhorabuena, no todos llegan a finalistas.
Besos

Maribel dijo...

Mari Carmen, me alegra que hayas sacado esa lectura social del relato. ¿Ficticio o no ficticio? Difícil respuesta. Gracias por venir al barrio.

Gracias, Lola. Duro como la vida misma.

Besos a ambas.