jueves, 7 de abril de 2011

ENCUENTRO CON ALUMNOS DEL C.E.I.P. DR. MAS MAGRO DE CREVILLENT

Ayer, 6 de abril de 2011, tuve un encuentro con niños y niñas de 3º y 4º curso de primaria del colegio Dr. Más Magro de Crevillent. Lo pasamos genial recordando juntos la historia de CHARLI Y LOS CINCO PELIGROS (que ya conocían porque la habían trabajado previamente en clase). A los chavales les encanta el libro y estuvieron en todo momento muy participativos.



Fue una jornada entrañable, para ellos y para mí, porque os aseguro que disfrutamos de lo lindo.



Más información e imágenes aquí

Próximos encuentros:

14 de abril en colegio Hispanitat de Elche.
Mayo (fecha a concretar) en colegio Miguel de Unamuno de Elche.

Si eres maestro o maestra de primaria en la provincia de Alicante y te apetece que visite tu cole para tener un encuentro con los alumnos, mándame un e-mail. Os aseguro que lo pasarán muy bien.

18 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Vaya Maribel, encuentro que tienes la suerte de tener una vida preciosa. yo di clases de deportes una temporada a los niños y aunque agotador es un trabajo que tiene su recompensa; en resumen, salía muy satisfecho de las clases.

Besos.

Winnie0 dijo...

Maribel ¡me encanta lo que haces! Genial ese libro presentado en colegios, trabajado por alumnos y luego el culmen...la escritora va a verles. Besos

No Comments dijo...

Enhorabuena por hacer lo que te gusta y hacer que los niños se acerquen a la lectura.

Un saludo indio

Alicia Uriarte dijo...

Enhorabuena por debido a tu trabajo tener el privilegio de ser parte, aunque solo sea por unos momentos, de las vidas de ese alumnado. Como educadora, de verás te digo que jamás habrá unos seres tan entregados como esos niños con ganas de sorprenderse y divertirse a lo largo de su aprendizaje.

En las fotos estáis genial.

Un abrazo.

MiánRos dijo...

Te felicito Maribel. Tiene que ser estupendo saber de primera mano qué piensan y qué ha tocado esas cabecitas la aventura de Charli. Te pueden llegar a sorprender, seguro. Lo más probable es que alguno de ellos te dé ideas para futuras aventuras; suelen ser muy ingeniosos.

Ah, las fotos geniales.
Un abrazo,
Mián Ros

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno.
Más felicidades.

Besos.

sqa dijo...

Imagino que debe ser realmente enriquecedor comprobar de primera mano el efecto que ha tenido tu trabajo sobre tus lectores. Que hayan estado tan participativos y que os hayáis divertido es una estupendísima señal.
Un abrazo

Lola Mariné dijo...

Que bien, Maribel.
Creo que este libro te está dando muchas alegrias.
Estas muy guapa en la foto.
Besos

José Antonio López Rastoll dijo...

Te veo muy segura, Maribel, entre tanta fiera. A mí, como padre, me encantaría que vinieras al cole de mi hijo (se llama Carlos Arniches), ¿dónde se echa la solicitud?

Un abrazo.

Maribel dijo...

Hola, josef, las vidas nunca son del todo preciosas, pero me gusta tu frase, y sí que trato de llevar la vida que deseo.

Winnie, te aseguro que los niños estaban felices.

Abrazos.

Maribel dijo...

Gracias, indio.

Gracias, Alicia, los niños son una caja de sorpresas, pero siempre agradables.

Abrazos.

Maribel dijo...

Mián, como autora de la historia, es muy reconfortante saber que les ha gustado mucho y la han disfrutado de veras.

Gracias, Toro.

Abrazos.

Maribel dijo...

Así es, Carlos, me siento muy satisfecha.

Me está dando alegrías, Lola, y todavía lleva un corto recorrido. Esperemos que siga avanzando en su camino.

Abrazos.

Maribel dijo...

Qué va, Jose, si son unos angelitos.
Te agradezco tu interés. Creo que la solicitud habrá que echarla en el cole, jeje. Tendrán que ser ellos los que decidan si les interesa la propuesta.

Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Esos son más peligros que los que tuvo que sortear Charli; la burocracia no la aguanto.

Un abrazo.

Maribel dijo...

No te amargues, Jose, suele pasar.

Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Maribel, ¿tienes pasaporte en regla? Aquí serías un suceso.
Se ve que es divertidísimo.

Un abrazo de escolapio.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Huy, qué pena, Sergio, se me caducó.
En las fotos están los niños muy aplicaditos (ya sabes, las profesoras siempre pendientes de que estén en su sitio), pero te aseguro que se lo pasaron pipa.
Cuando renueve el pasaporte te aviso.

Abrazo divertido.