domingo, 3 de octubre de 2010

COLABORACIÓN EN "TIRANO BANDERAS"


Hace varios días mi buena amiga Mari Carmen Azcona me invitó a participar en la revista digital TIRANO BANDERAS, que publica, con muy buen oficio, la Asociación de Escritores en Red MARQUÉS DE BRADOMÍN a la que ella pertenece.
Mi colaboración, en forma de relato, ya se puede leer en el nº 11 de la revista, y ha sido un verdadero placer compartir páginas con otro buen amigo colaborador, José Antonio López Rastoll, y con todos los miembros escritores de tan fructífera asociación.
Doy las gracias a Mari Carmen Azcona, a Emilio Porta, a Santiago Solano y, en general, a todos los integrantes de Escritores en Red.

Os invito a leer la buena prosa y los buenos versos de TIRANO BANDERAS.

18 comentarios:

Winnie0 dijo...

Allá que voy.Besos

TORO SALVAJE dijo...

Klaus se volvió caprichoso.
Es que nadie sabe como evolucionará una relación.

Una delicia de relato.
Te felicito.

Besos.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, este relato es una excelente muestra de lo complejas que pueden ser las relaciones de pareja. Ya sabes lo que dice la copla:
El amor y la naranja
se parecen un poquito,
por más dulce que ésta sea
siempre tiene su agriecito.

Al igual que tú estoy agradecida a Escritores en Red y en especial a Mari Carmen, Emilio y Santiago que han sido artífices de nuestras colaboraciones.

Enhorabuena.Un abrazo.

Santiago Solano dijo...

Gracias, Maribel.

Muchas gracias por este punto de acceso a nuestra revista y a nuestra asociación.
La verdad es que, en cuanto leí tu texto, no tuve dudas: excelente.

Un abrazo cordial.

Mari Carmen Azcona dijo...

Querida Maribel, soy yo la que debe darte las gracias por hacerme merecedora de tu amistad, por todo lo que me has enseñado como escritora y, sobre todo, como persona. Esto es lo bueno que tiene la red: rompe distancias, propicia los encuentros y, como en este caso, favorece los proyectos. No sé si juntos somos más, pero si somos mejores.

Gracias a ti por colaborar con este magnífico texto. No poseo a Klaus pero si tengo el mismo problema que el protagonista.

“ ¿Cómo voy a decirle que tengo el mundo en una mano y que por eso mis dedos se inflaman? ”

Yo también poseo el mundo en una mano, espero que no se me inflamen los dedos de teclear en el ordenador.

Un fueeeerte abrazo.

Maribel dijo...

Que disfrutes de la revista, Winnie.

Toro, es que hay amores muy raros.

Abrazos.

Maribel dijo...

Alicia, está bien esa copla, me suena a jota aragonesa.
Mi agradecimiento también va para ellos, por supuesto.

Gracias a ti, Santiago. Creo que es una revista que merece la pena dar a conocer.

Mari Carmen, tú eres demasiado generosa. La verdad es que la red nos pone el mundo en una mano. Recemos para que no se nos inflamen los dedos.

Abrazos.

Miguel Monte Real dijo...

Esa frase subrayada por M.C.Azcona es antológica "¿Cómo voy a decirle...?" Sin duda, Klaus ejerce un poder de atracción especial, que le convierte en algo más que un medio para lograr ese fin, que es la música. Y el mundo en ella. Otro camino más hacia la felicidad.

He leído varios relatos y poesías muy buenos en esa revista. Un verdadero placer saber de su existencia. Saludos.

Maribel dijo...

Miguel, yo también he leído textos muy buenos en la revista. Vale la pena saborearla bien.
Feliz lunes.

MiánRos dijo...

Mis felicitaciones, Maribel.
Klaus es un relato muy atrayente y magistral como la seducción que provoca el propio Klaus con su melodía. Interesante revista digital; gracias por revelarnos su existencia.
Un abrazo.
Mián Ros

Susana dijo...

Vengo encantada de leer tu colaboración en la revista, Maribel. ¡Me ha gustado mucho!Es uno de esos relatos que cuando un los termina piensa...¡¿cómo se le ha ocurrido esto al autor?!

Felicidades. Me encanta tu estilo. Sí. Me encanta.

Maribel dijo...

Hola, Mián.
Yo creo que Klaus era sabedor de su poder y lo aprovechaba.
Espero que disfrutes de la revista.

Huy, Susana, si yo te contara sobre la ocurrencia, jajaja.

Gracias a ambos.

Abrazos.

sergio astorga dijo...

Maribel, después de tomarme un poco de árnica, eso de las inflamaciones es contagioso te felicito por tu colaboración que esta de bandera.

Abrazo violino.
Sergio Astorga

Susana dijo...

Intrigada me dejas...

Maribel dijo...

Sergio, creo que tú ya conocías al caprichoso de Klaus.
Por cierto, me has asustado con eso de que las inflamaciones son contagiosas. De hecho creo que se me acaba de inflamar la mano.
Ay, ay, que no puedo pulsar las tecl

Abraz

Maribel dijo...

Bueno, Susana, en realidad no es nada misterioso. Digamos que todo surgió como un reto entre tres amigas y compañeras. De vez en cuando nos ponemos retos literarios. A alguien se le ocurre una idea, un tema, una imagen, y de ahí surge un relato. A veces, cuando trabajas bajo esa premisa y con pautas que te vienen dadas, desarrollas más y mejor.
Un abrazo.

Emilio Porta dijo...

Querida Maribel: Klaus es un portento. Realmente prodigioso.Vaya lección de buen hacer y de escritura. Me ha encantado.Demuestras, ni más ni menos, quien eres en este oficio. Una de las mejores. Feliz con tu colaboración en Tirano Banderas. Gracias. Un beso.

Maribel dijo...

Jo, Emilio, eres único para levantar la moral. Gracias a vosotros por invitarme a colaborar en la revista.
Un abrazo.