lunes, 26 de julio de 2010

CONDENA INJUSTA


—Señor letrado, proceda.
—Gracias, señoría —el abogado sacó un documento de su maletín—. Aquí tengo el informe que demuestra a todas luces que la mercancía incautada a mi cliente no era droga, sino arena de la playa.
Antes de que el fiscal interviniera con su alegato, se oyó un timbre estridente que anunciaba el fin de la hora de patio. El hombre recogió ceremoniosamente la maqueta que representaba la sala del juzgado, y guardó en una bolsa de plástico las marionetas del acusado y de la defensa, fabricadas en sus ratos de soledad con papel higiénico y una camiseta vieja. Más tarde, con el teatro desmontado bajo el brazo, se dirigió a su celda, dispuesto a cumplir, un día más, el castigo de una condena injusta.

Maribel Romero Soler.
Seleccionada en el mes de julio en abogados.es
Palabras obligatorias: arena, condena, sala, maqueta e informe.

20 comentarios:

Winnie0 dijo...

Eres una maestra de relatos de 10 líneas. Perfecto. Besos

Víctor dijo...

Bien seleccionado pues, Maribel. Que haya mucha suerte. ¿Todavía continúa el concurso? Creí que ya se había terminado...

Un abrazo y suerte.

No Comments dijo...

Enhorabuenas merecidas!
Me parece un concurso de mucho nivel.

Un saludo indio

TORO SALVAJE dijo...

Felicidades Maribel.
Además de escribir muy bien eres muy ingeniosa.

Besos.

Maribel dijo...

Eres muy amable, Winnie.

Víctor, acaba en agosto, todavía queda un mes para intentarlo.

Indio, en los concursos ya sabes... El factor suerte cuenta mucho.

Jeje, Toro.

Gracias y abrazos para todos.

Gotzon dijo...

Enhorabuena Maribel, buen microrrelato.

Sergio G.Ros dijo...

Joer, qué bueno, siempre me sorprende tu capacidad de contar historias en prácticamente un párrafo... Joer, eres la leche.
Un abrazo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, como alumna agradecida, me descubro ante la maestra y dejo el micro que mandé para que alguien más lo disfrute. Como ves, no me rindo ante la posibilidad de aparecer alguna vez juntas ja,ja,ja.

BALA PERDIDA
Le quedaban simplemente veinticuatro horas para proceder a demostrar la inocencia de su defendido. Irremediablemente, era un caso para dar carpetazo a los informes que tenía entre manos. La estrategia para la defensa se iba desmoronando a modo de una maqueta hecha con cartas de naipes. Las horas lentas, como medidas con reloj de arena, no daban ya tregua para poder evitar la condena.
En la sala del tribunal todo estaba listo. Sólo faltaba la presencia del procesado. Sería su primer juicio perdido como abogado de oficio.
A la entrada del juzgado, una bala perdida evitaba poner la cifra número uno en su columna del haber. El padre de la víctima violada y asesinada había dictado sentencia.

Abrazos.

Aster Navas dijo...

Qué bueno ese juego de muñecas rusas: un universo dentro de otro y así sucesivamente.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Gracias, Gotzon.

Joer, Sergio, cómo eres, jajaja... Ya sabes que lo breve me seduce.

Abrazos.

Maribel dijo...

Alicia, nunca dejes de intentarlo, quizás este mes todavía tengas suerte, supongo que quedarán muchos micros por colgar. A mí me ha gustado tu bala perdida.

Aster, interesante mirada la de los universos. Felices vacaciones, los libros te harán sentirte como en casa allá donde vayas.

Abrazos.

sergio astorga dijo...

Maribel, la mente ocupada nos libera de algunas prisiones.

Ese camino largo es un símbolo de tu recorrido, me gusta esta nueva casa que ahora ocurrió en julio.

Abrazos letra dos.
Sergio Astorga

Miguel Monte Real dijo...

En tu línea, Maribel. Un lujo de micro. La maestría se nota en que pasan desapercibidas las palabras clave. Un placer, leerte y aprender.

Maribel dijo...

Sergio, es cierto, mantengamos pues la mente ocupada.
Me alegro de que te guste el cambio, ya ves que es un cambio discreto, no me atreví a más.

Un abrazo de largo recorrido.

Maribel dijo...

Miguel, agradezco tus elogios ¡pero no es para tanto!, jeje.
Es un objetivo para mí que no se noten las palabras obligatorias, al menos lo intento, no me gusta que parezcan metidas con calzador sino que se deslicen suaves como un pañuelo de seda.
Un abrazo.

Mari Carmen Azcona dijo...

Dicen que la vida es puro teatro, qué mentira. Como le pasa a tu personaje con su maqueta, sólo podemos desmontar el decorado, apagar las luces...aceptar y continuar.

Maribel, me encanta. Sabes de la afición que tengo por recoger arena de playa, pues más de una vez he pensado que en las aduanas tendría problemas...de momento me voy librando.

Entre Alicia y tú estáis consiguiendo que me entre el gusanillo. Quizás tras el verano me anime.

Un fuerte abrazo.

Maribel dijo...

Mari Carmen, bonita afición la de recoger arena de la playa, es una forma de traerte un trocito del lugar. Pero ¡ten cuidado! No vayan a creer que es otra cosa...

Todavía te queda el mes de agosto para intentarlo (bueno, y si te das prisa también te queda julio, hasta el 31). Después creo que cerrarán esta segunda edición del certamen, pero no me extrañaría que pronto abrieran la tercera, es un concurso muy exitoso.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

¡No me extraña que te seleccionen, Maribel!! Es un micro buenísimo, me gusta mucho como sintetizas tanto detalle en tan pocas palabras.

Espero que un mes de estos te den por fin el premio, que ya está bien, hombre!!

Por cierto, el relato de Alicia también me ha gustado mucho. Hace tiempo que no lo intento yo, a ver si me pongo.

Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Eato es saber utilizar las palabras, ¡qué bárbara! una historia en diez líneas.

Un abrazo!
Blanca

Maribel dijo...

Gracias, Armando, no estaría mal que me dieran el premio un mes de estos, no, jeje... A ver si te animas a participar.

Lo intento, Blanca, al menos intento contar pequeñas historias en pocas líneas.

Abrazos.