miércoles, 9 de junio de 2010

LAS COSAS CAMBIAN


Quiero hablar contigo. Mira, nos hacemos mayores y las cosas cambian. Es natural, no soy el único al que le pasa. Tú te ríes por las calles alegremente, tarareas canciones, incluso a veces das pasos de baile. A mí esas cosas ya me dan vergüenza. Tú sueñas con dar la vuelta al mundo, con salir a pasear el fin de semana, con subir los escalones de dos en dos y decir “puedo”. Yo solo deseo tirarme en el sillón de casa cuando llego cansado. Tú todavía insistes en que pongamos un negocio juntos, una fábrica de sueños o una tienda de ilusiones, y yo tengo miedo de invertir mis ahorros. Ya no soy el mismo de hace unos años y debes admitirlo. Pero no me mires con esa cara abuelo, solo quiero que no me des el beso de siempre en la puerta del colegio, que me lo des más tarde, cuando no me vean mis amigos. ¡Qué ya he cumplido ocho años!

Maribel Romero Soler.
Primer accésit Concurso "ENVEJECER VALE".

Hace unos días recibí una llamada telefónica del Presidente del Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, entidad convocante del certamen, en la que me comunicaba que había resultado ganadora del primer accésit del concurso "ENVEJECER VALE", cuyo objetivo es reflexionar acerca del envejecimiento y de los aspectos relacionados con la dignidad de esa etapa de la vida.
Este premio me llevará a disfrutar de una estancia de dos noches en régimen de alojamiento y desayuno en la casa rural que yo elija (que las hay chulísimas, por cierto), de la provincia que igualmente elija en la Comunidad de Castilla y León. Y en ello estoy, decidiendo destino (que seguramente será Salamanca), casa y fechas.
Gracias por el premio.

32 comentarios:

Winnie0 dijo...

Pero qué relato Maribel...es absolutamente delicioso....Qué bonito escribes...qué dulzura....FELICIDADES Un premio precioso y disfrútalo

Alejandro Laurenza dijo...

Muy lindo, Maribel. Y ahora a disfrutar, :-).

Un saludo,
Alejandro.

Natalia dijo...

Te lo mereces. El relato me ha resultado gratamente sorprendente y agradable. Me has sacado una sonrisa, y de las sinceras.

Disfruta del premio y aprovéchalo. Seguro que le das un buen uso :)

Un saludo desde una pila de apuntes,
Natalia.

Marcos dijo...

Hey Maribel, muy bonito el relato. Sabes, me dieron el II Accesit y subía recogerlo. Ninguno de los premiados acudió y la gente me aplaudió más por eso. Estuvo muy gracioso y todos los asistentes muy majetes y agradables. Luego se celebró un concierto de música clásica que estuvo divertido. Fui desde Madrid sólo a recogerlo y ver Valladolid y la experiencia fue muy curiosa. Pues nada eso, que me alegro de tu premio y relato.Marcos

Maribel dijo...

Winnie, Alejandro: gracias amigos, lo disfrutaré, no lo dudéis.
Abrazos.

Maribel dijo...

Natalia, me alegro de esa sonrisa. Y ánimo, yo también estoy entre una pila de apuntes.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Hola, Marcos. Felicidades por tu premio.
En mi caso no se planteó siquiera el que fuera a recogerlo, supongo que al saber que vivía un poco lejos no llegaron a proponérmelo. Me alegro de que te llevaras todos los aplausos y de que disfrutaras, siempre es agradable acudir a una entrega de premios, sobre todo cuando te vas a llevar alguno, jeje.
Por cierto, en el fallo que han publicado en la página del Congreso me han adjudicado a mí tu accésit, si puedes coméntalo con ellos para que rectifiquen el error.
Que disfrutes de tu premio.
Un saludo.

Alicia Uriarte dijo...

Maribel, este micro parece pura poesía. Es muy tirno y ¡Creible!. Me alegro que hayas pillado un premio que estoy segura te quedará para siempre en el recuerdo.
Un abrazo.

No Comments dijo...

Es un relato muy dulce. Merecida distinción.
Un saludo indio

TORO SALVAJE dijo...

Es que es muy bonito.
Y muy tierno.
Me has emocionado Maribel.
Que disfrutes de esa estancia.

Besos.

Maribel dijo...

Y tan creíble, Alicia. Verdad como la vida misma.

Gracias, indio.

Toro, ya veo que debajo de esa piel de "toro" hay un hombre tierno.

Abrazos.

José Antonio López Rastoll dijo...

Hola Maribel,

Me encanta esa inversión de papeles entre el nieto y el abuelo.
Un abuelo con mucha energía y un nieto algo cansado. Un abuelo optimista y un nieto miedoso.
Estupenda reflexión sobre lo positivo de envejecer.
Yo tengo unas ganas de jubilarme...
Un abrazo.

Arlette dijo...

Muchas felicidades Maribel. Espero que disfrutes de la estancia, y se te ocurran más relatos para concursar.
Un beso.

Maribel dijo...

Hola, José Antonio. Es una forma de demostrar que el optimismo y la energía no están reñidos con la edad.
Por cierto, la gente que se jubila se aburre mucho, aunque creo que tú no te aburrirías.

Gracias, Arlette :)

Abrazos.

MiánRos dijo...

Me ha parecido muy entrañable y reflexivo a la vez.
Enhorabuena, por fin ganaste. Ahora toca disfrutar.

Besos,
Mián Ros

Marien dijo...

No me puedo descuidar, en cuanto estoy algún tiempo sin navegar por este mundillo se amontonan tus buenas noticias. Me ha encantado, encantado, encantado el micro. Es estupendo. Felicidades por tu primer premio. Salamanca, maravillosa.
Besos

Maribel dijo...

MiánRos y Marien, gracias por vuestras opiniones. En realidad es un primer accésit, que equivale a un segundo premio, pero mi verdadero premio es escribir.
(Marien, muy ingeniosa con lo de la plastilina, jajaja...).
Abrazos.

sergio astorga dijo...

Maribel, con frecuencia me pasa que al leer tus micros me dejas una confrontación íntima a resolver: la vejez es ir hacia adelante o hacia atrás?...

Me agrada que confrontes las tipologías del lugar común. El niño con la violencia natural de sentir que su mundo es agredido por una exacerbación de ánimo que le parece ridícula, solicita directamente y sin tapujos la petición de no exhibirlo ante su mundo con ternezas que ya no son propias de la edad que tiene (ocho grandiosos años). Podemos calificar al niño como amargado, intolerante, presumido, caprichoso, egoísta, insoportable, mal educado? O podemos decir que tiene un precocidad delicadísima para darse cuente que hay ciertos actos y afectos que le gustarían fueran hechos en privado y con intimidad, a salvo de su difusión?

Por otro lado este abuelo, paladín del años, (lugar común) tiene el encanto de la experiencia que lo ha hecho tener como norma de vida la alegría y la fuerza inventiva (claro después de la jubilación) y que sólo por ese entusiasmo demostrativo de sus preferencias y afectos no denota que el otro tiene gustos personales que le agradaría fueran compartidos?

O podríamos pensar que después de una vida de engaños, abandono y de violencia familiar siente que el mundo se le acaba y quiere realizar lo que nunca fue capaz y el nieto forman esta campo de expiación de sus culpas?

O podríamos pensar que en verdad hay hombres y mujeres de vida plena y contagiosa que pecan de exceso no de carencia?

Si una veta de la literatura es poner en confrontación, tu micro cuento lo ha conseguido con creces.

Felicidades.

Un abrazo sin cambios notorios.
Sergio Astorga

Susana dijo...

Hola Maribel.

Aunque estoy de vacaciones he pasado a verte y me he llevado la buena noticia de este accesit que te han concedido. Muy merecido, porque el micro es muy tierno y original.

Felicidades, guapa.

Y un beso.

Marcos dijo...

Gracias Maribel, ya les he avisado.

Tampoco me planteron que fuera a recogerlo. Igual daban por hecho que la gente no se iba a desplazar, no lo sé.
Me ofrecí yo a hacerlo y ya de paso dar una vuelta por Valladolid.
saludos

Gotzon dijo...

Enhorabuena, muy bonito.

Mari Carmen Azcona dijo...

Precioso, tierno...El nieto que empieza a sentir la “responsabilidad” del mundo de los adultos. Y el abuelo con todo vivido excepto los sueños que nunca, gracias a Dios, nos cansamos de perseguir.

Gracias por ver el mundo con tu mirada y compartirlo con nosotros.

Un fuerte abrazo y disfruta del descanso donde sea...te lo has ganado por partida doble. Enhorabuena.

Jose Ignacio dijo...

Enhorabuena Maribel. Es precioso. Yo participé con un texto pero no era tan bueno, ni mucho menos.
La verdad es que da gusto leerte.
Felicidades.

siempreconhistorias dijo...

¡¡¡Precioso!!! Qué bien que me doy por leerlo antes de salir. Ahora sí me voy con buen, buen, muy buen sabor de boca.
Besitos.

Felisa Moreno dijo...

Es precioso!!!!
Enhorabuena chica, no paras de cosechar éxitos, me alegro muchísmo por ti. Un abrazo.

Maribel dijo...

Sergio, pues me alegro de crearte esa confrontación íntima, porque de esa manera nos traes aportaciones tan interesantes como ésta.
¿Será que el abuelo ha vivido ya mucho mundo y por eso se lo pone por montera? ¿Será que el nieto, que lo tiene todo por vivir, se lo toma demasiado en serio porque cree que la vida es efectivamente seria?
Habría que preguntárselo a ellos. A mí me encanta la relación nieto-abuelo, supongo que habrá excepciones pero por lo general me parece de una camaradería y de una complicidad muy hermosas.
Un abrazo con algo más de ocho años.

Maribel dijo...

Hola, Susana. Felices vacaciones y gracias por pasarte por aquí en tu tiempo de descanso.

Marcos, hiciste muy bien. Si estabas cerca y podías hacer el desplazamiento ¿por qué no hacerlo? Además de disfrutar del evento has disfrutado de Valladolid, valió la pena, sin duda.

Abrazos.

Maribel dijo...

Gracias, Gotzon :)

Mari Carmen, el descanso será en Morille (Salamanca) y lo dejo para octubre.

Abrazos.

Maribel dijo...

Gracias, José Ignacio. Conociéndote, seguro que el tuyo es muy bueno.

Hola, querida Izaskun. Sí, este es más dulce, la plastilina salió un poco amarga. Gracias guapa.

Felisa, gracias. Sigo tus pasos, jeje.

Abrazos.

moderato_Dos_josef dijo...

Muchas felicidades un micro relato precioso! Te mereces el premio. Oye, qué suerte lo de las casas rurales!Que disfrutes mucho y bien.
UN abrazo.

Maribel dijo...

Hola, josef, sí que es suerte, la verdad es que las casas de turismo rural son preciosas.
Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Magnífico relato, Maribel,. y ahora te toca disfrutar del premio, ¡Felicidades!

Besos!
Blanca