jueves, 8 de abril de 2010

OCURRIÓ EN LOS ÚLTIMOS DÍAS


Aunque no hay grandes novedades, lo cierto es que en el proceso de recuperar la normalidad los días pasan y dejan su huella, en forma de noticias, ilusiones, esperanzas o sueños.
En los últimos días he recibido la felicitación personal del alcalde de mi ciudad, don Alejandro Soler Mur (que tampoco es mi primo), por haber quedado finalista en el Premio Azorín de Novela. Por el mismo motivo recibí también la felicitación del Ilustre Colegio de Abogados de Elche, donde me encuentro colegiada en la actualidad como abogada no ejerciente. A ambos, por supuesto, les expreso mi agradecimiento.
Sigo sorprendida por el interés que me demuestra toda la gente en leer mi novela, EL PESO DE LAS HORAS, y me consta, incluso, que la han llegado a pedir en una librería, es decir que alguien pidió al librero la novela finalista del Premio Azorín. Y lo más chocante (estrategia del vendedor) es que el librero le dijo que la recibiría en las próximas semanas. Espero que este interés por mi obra les llegue a los de Planeta, con los que, por cierto, todavía no he podido hablar. Sí que he tenido contacto, pero no he podido tratar el tema con la persona a la que le compete. Todo llegará. Seguiré peleando por esta novela fantasma de la que todo el mundo habla sin que exista y de la que espero que todo el mundo hable cuando sea una realidad. Todo transcurre con cierta calma, sin estridencias, pero dejando un poso, una huella que ya es inseparable de mi persona.
Pero hasta que esto ocurra la vida sigue y hay otros asuntos que también quiero compartir. Uno de ellos es que, a finales de febrero, recibí la invitación de mi buena amiga Arlette Geneve, gran escritora como todos sabéis, para que participara con un relato mío en la revista Romantica’s. Me pedía una historia con tintes románticos y para mí fue todo un reto porque Arlette es una artista en el género, genio y figura, pero yo no me muevo con esa facilidad en terrenos del corazón. No obstante acepté agradecida su invitación y participé con el relato LAS AGUJAS DEL RELOJ, que hoy ya se encuentra publicado y se puede leer en el número correspondiente a los meses de marzo y abril. Os dejo el enlace por si queréis echar un vistazo a la revista, muy extensa y de variados contenidos.
En otro orden de cosas, el pasado lunes, día 5, se publicó la lista de finalistas del Certamen de Relato Histórico convocado por Ediciones Fergutson, y tengo la satisfacción de que un relato mío se encuentre entre ellos. El ganador se sabrá el próximo lunes pero el hecho de ser finalista implica que el relato formará parte de un libro que promete ser muy interesante por su contenido histórico.
Conocí a Ediciones Fergutson a través de Marien Garrido, Ladypetera, y participé por primera vez en su certamen de relato convocado el pasado mes de diciembre, en el que ya quedé finalista. En esta ocasión, el reto me parecía muy interesante puesto que nunca había escrito un relato histórico. Tengo que reconocer que disfruté enormemente con el proceso de documentación y con el momento de encajar las piezas de mi particular rompecabezas, en el que fechas, hitos y personajes auténticos tenían que convivir en una trama de ficción. El resultado no ha podido ser más favorable con este reconocimiento como finalista. El próximo lunes sabremos quién es el ganador. De paso os informo de que en la actualidad tienen abierto un certamen de novela corta por entregas, por si alguien se anima a participar.
Y para terminar, y alejándome de lo literario, os diré que la primavera ha entrado en mi casa como una explosión de vida. Hemos plantado petunias en el jardín (de ahí la foto), blancas, rosas y moradas, y nuestros periquitos van a ser padres por primera vez. Se pasan el día en el nido incubando sus dos lindos huevitos (el macho también, que es muy responsable) y este acontecimiento nos tiene a todos embobados delante de la jaula en espera del más mínimo movimiento. No sé si será la fuerza de la vida pero a pesar de los pesares (que los hay) me siento feliz.

36 comentarios:

Alejandro Laurenza dijo...

Qué bueno, Maribel, que hablen de la novela. Seguramente pronto podremos verla publicada! :-).

Un abrazo,
Alejandro.

Winnie0 dijo...

Cruzo los dedos porque veamos esa novela en las librerias...¡te mereces que sea así! un beso

Felisa Moreno dijo...

Pues nada Maribel, a seguir luchando por esa publicación, estoy segura que la novela tiene calidad suficiente.

Y enhorabuena por tu selección como finalista en el certamen de Fergutson, estás que te sales.

Un abrazo

Alicia dijo...

Maribel, yo creo que que ahora estás adaptando tu vida a otra nueva fase. Has de seguir haciendo camino sin dejar de luchar por tu sueño. Las pruebas indican que cada vez estás más cerca de que se cumpla. Enhorabuena por esos pequeños gestos recibidos antesala de acso grandes logros.

"Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".
Friedrich Nietzsche (1844-1900)

Un abrazo

Lola Mariné dijo...

Maribel, sería un sinsentido que tu novela no se publicara habiendo quedado finalista de un premio tan importante.
La verdad es que la busqueda de la novela fantasma es todo un argumento literario, jeje.
Besos.

Maribel dijo...

Alejandro, sí que es bueno, aunque sea para criticarla, la cuestión es que hablen, jajaja. Mucho peor es la indiferencia.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Yo también los cruzo, Winnie. Todo llegará.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Felisa, la cuestión es que, si te soy sincera, todavía no la he movido, no puedo decir que esté luchando por ella. Estoy en un descanso.

Lo de Fergutson me ha hecho ilusión por las características del relato (histórico), que yo no había tratado nunca.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Pues es posible, Alicia, tú eres muy sabia y lo captas todo a la primera. Es posible que esté adaptándome a una nueva etapa, la cuestión es que siento que estoy en búsqueda, y la búsqueda no deja de ser un proceso de adaptación.

La frase genial, como todas las que eliges.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Oye, Lola, pues sí que es un buen argumento literario, jajaja. Pareces escritora, jajaja. No se te escapa detalle.

Un abrazo.

Marien dijo...

Hola Maribel, estás muy guapa en la nueva foto primaveral, tanto como las petunias. Te felicito por todo lo que has contado. La huella está ahí y pronto tendrás los resultados merecidos como ganadora. Me alegra mucho que te hayan seleccionado el relato histórico (creo que es muy complicado hacerlo encajar) te felicito por ello y te deseo toda la suerte para el lunes. Me encantará leerlo. Tampoco me voy a atrever con la novela porque yo no paso de escribir dos folios y con dificultades, lo de una novela es como tener una pesadilla y no saber como salir. Gracias por la alusión, siempre tan generosa y amable. Felicidades a los periquitos por su próxima paternidad. Espero más noticias sobre esa fabulosa novela de la que todo el mundo habla.
Besos primaverales y festivos

Susana dijo...

Hija mía, qué bien escribes hasta los posts de tu blog. Me voy corriendo a la web de Romantica´s a leer tu relato.

Y te mando un beso.

¡Ah! ¡Y felicidades por lo de Fergutson!Estás imparable.

José Antonio López Rastoll dijo...

Hola Maribel,


¡Nooo! Un relato histórico no... ¿Qué será lo próximo? ¿Un poema dadá?
Es broma, me parece muy bien que experimentes.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Que si, que queremos esa novela, vengaaaaaa.

:)

Besos.

Maribel dijo...

Marien, tú sí que eres generosa y buena gente. Y no te subestimes, sabes que puedes escribir más de dos folios y con calidad. A mucha gente nos gustan tus letras.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Susana, qué entusiasta eres, jajaja. Gracias por pasar por aquí como un torbellino de alegría.
Si te apetece leer el relato está en la página 39.
Un abrazo.

Maribel dijo...

José Antonio, vostè és un dimoni, jajaja.
Te aseguro que mi relato histórico se sale un poco de los cánones, nada de la época medieval, ni de guerras ni de reinados varios. Cuando se produzca el fallo (que finalmente será el próximo jueves), veré si lo puedo colgar. Quizás hasta te guste.
La verdad es que lo escribí por experimentar, pero de ahí a escribir una novela histórica NOOOOLLLL, no es mi estilo.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Que yo también la quieroooooo, Torooooo, jeje.
Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Maribel, me ha gustado mucho eso que cuentas, de que la genta anda preguntando en las librerías por la novela finalista del Premio Azorín. Ojalá, como tú dices, llegue a traves de los libreros, la demanda a Planeta, a ver si se ponen las pilas y no te dejan escapar.

Me encantan tus petunias!!

Besos!
Blanca

Maribel dijo...

Pues sí, Blanca, mucha gente da por hecho que la novela finalista se publica, supongo que por analogía con el Premio Planeta (ya que el Azorín también es de ellos), en el que sí se publican ganadora y finalista, además de que ambas reciben dotación económica.
Yo estoy encantada de que pregunten ¡y que sigan preguntando!

Te confesaré que ésas no son mis petunias, es una foto sacada de Internet, pero la utilicé porque las mías son idénticas y de ese modo me ahorraba la foto, jeje.

Un abrazo.

Mari Carmen Azcona dijo...

A través del pequeño espacio que nos separa, tan sólo un cristal, me llega el olor de tus flores y tu voz descansada tras la tregua vacacional, aunque entiendo que estés nerviosa...traer al mundo nuevos pequeños (aunque sean emplumados) es una responsabilidad. Estoy segura que esa será tu máxima preocupación...la mía será encargar la novela finalista del Azorin en la librería.

Besos y abrazos...y como mínimo que sean parejita.

sergio astorga dijo...

Maribel. no paras y la primavera entró como vendaval.
Tu novela será publicada, no tengo la má minima duda, un poco de paciencia y tu tesón y listo.

Un abrazo de periquito austrliano.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Gracias, Mari Carmen. Cada vez eres más poesía, supongo que te lo habrán dicho. Tus palabras son muy bellas.
Tienes razón, la venida al mundo de los nuevos miembros de la familia (aunque sean emplumados) es mi preocupación y también mi ilusión. Esto es vida y la vida sigue fechas exactas, lo demás siempre está en el aire.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Sergio, ¿de periquito australiano? Jajaja, creo que los míos son ya ilicitanos.

Ya pararemos cuando estemos muertos ¿verdad? Ahora tenemos tanto por hacer, tenemos toda una vida.

Un abrazo con paciencia y tesón.

Rafa dijo...

Pues suma y sigue, que lo de la novela seguro que viene, además como se pongan muy tontos boicoteo a los de Planeta
jajajajaja

Seguro que llega la esperada publicación.

Besazos

Maribel dijo...

Eso, eso, Rafa, no les compramos ni un libro más, jajaja.

Un abrazo.

Arlette dijo...

Maribel, ¿recuerdas todo lo que comentamos durante nuestro café? Tu relato histórico. El peso de las horas enviado a concurso... compañera, cuánto me alegra que hayas quedado finalista en los dos, es un reconocimiento a tu talento literario innegable.
¡Bravo!
Como te comenté, lo más importante es creer en lo que haces, seguir tocando puertas, y nunca, nunca tirar la toalla.
De veras que me alegro mucho por ti, y te mando un beso enorme aunque estemos tan cerquita.

siempreconhistorias dijo...

Que hable, Maribel, que hablen, que así se conseguirá que se materialice y podremos, entonces, leerla. Razones para estar feliz no te faltan, y son merecidas, tal vez la fundamental sea tu excepcional sensibilidad y calidez. Espero que haya periquititos pronto.
Un abrazo desde dentro.

Maribel dijo...

Muchas gracias, Arlette. La verdad es que, por suerte o por desgracia, soy perseverante y no tiro fácilmente la toalla, aunque a veces me hunda como todo el mundo, pero procuro salir a flote.
Recuerdo muy bien nuestro café que, por cierto, tendremos que repetir un día de estos.
Un beso.

Maribel dijo...

Sí, Izaskun, que hablen, aunque sea bien, jeje. Los periquititos creo que los tendremos pronto, nacen a los 16 ó 18 días desde la puesta. No llevo la cuenta pero notaremos que hay vida dentro del nido, seguro.
Un beso.

Armando Rodera dijo...

¿Ves como sigues recogiendo una fructífera cosecha, Maribel? Madre mía, otra larga lista de buenas noticias.

Me alegro mucho por ti, amiga. Espero que Planeta o cualquier otra editorial importante vea el potencial de tu obra. Es significativo que la pidan en las librerías, debes sentirte muy orgullosa.

Así que felicidades de nuevo por tus logros. Estoy seguro que en breve te unirás a ese selecto grupo de autores con novelas publicadas.

Un abrazo y feliz semana.

Sergio G.Ros dijo...

Qué flores tan bonitas, Maribel! Mi esposa, Marta, ha criado a mano (papilleros) a dos agapornis yfue una gozada verlos crecer.
Siempre es alegre la entrada de la primavera, la luz, los colores... las alergias, ja,ja.. Lo que me ha encantado es esa anécdota de novela fantasma, y que el librero la pidiera (podría llamar a Planeta), vamos digo yo.
Ojalá pronto esté en la calle.
Por cierto, soy compañero tuyo en Románticas con un relato: REcuerda.
Un besote y enhorabuena por ser finalista en otro certamen, ¡eres la monda!

MiánRos dijo...

Hola Maribel,

No creo que todo siga el curso natural, lo natural es que Planeta te llame y estrechéis el primer contacto. Pienso que todo finalista tiene derecho a ser leído igualmente.
Mucha suerte para el fallo del jueves querida amiga; ya va tocando ganar.

Un abrazo.
Mián Ros

Maribel dijo...

Gracias, Armando. No me quejo en absoluto. Como tú dices, poco a poco se van viendo frutos, pequeños frutos que hacen que todo el trabajo literario que desarrollamos, a veces en la cuerda floja, tenga un sentido.
Feliz semana para ti también.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Sergio, espero que a los periquitos que están por nacer los críen sus padres, tengo entendido que es difícil sacarlos adelante cuando hay que criarlos a mano. La naturaleza manda.
Tu relato de la revista Románticas me gustó mucho (no dije nada en la entrada por si querías reservarte esa noticia para tu blog). Tiene una narración limpia y elegante y la historia podría ser la de cualquier mujer (y cualquier hombre, de paso). Está genial.
Veremos si la primavera florece, además de en el jardín, por otros derroteros. Estoy a la espera.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Hola MiánRos. No sé qué pasará el jueves pero le tengo ya un gran cariño al título de finalista, jajaja.
En ese curso natural, o no, de las cosas, me doy cuenta de que lo que sí hay que tener es una gran paciencia. Habrá que ponerlo en práctica.
Gracias por venir.
Un abrazo.