jueves, 25 de marzo de 2010

NO LO CONSEGUÍ, PERO CASI






A estas alturas todos debéis saber que la flamante ganadora del Premio Azorín 2010 de Novela no es otra que Begoña Aranguren, periodista y escritora, autora entre otras obras de Toda una vida, La buena educación y Alta sociedad. De los años cincuenta a la muerta de Franco. Todas ellas publicadas por Planeta.

Y comienzo mi crónica.
A las nueve de la noche llegábamos al hall del Hotel Meliá de Alicante, donde ya se había concentrado bastante gente. Entramos al interior y, tal como me habían indicado desde grupo Planeta, me dirigí a una mesita donde, después de identificarme como finalista del premio, una azafata me entregó un sobre a mi nombre. En él venían las dos invitaciones (estaba invitada con un acompañante que fue mi marido) y una especie de plantilla para participar en “el juego de los ganadores”, algo así como una quiniela en la que había que apostar por las cuatro novelas que consideráramos que iban a quedar en primero, segundo, tercero y cuarto lugar. Lógicamente yo no participé en ese juego. También incluía la relación de las diez novelas finalistas, con el nº de registro de cada una y el nombre o seudónimo del autor. Y por último la mesa a la que habíamos sido asignados, en este caso la mesa IGNACIO MARTÍ.
Quiero transcribir una frase que aparece impresa en todas las invitaciones y que resulta muy significativa:

“Todas las obras finalistas son moralmente ganadoras del Premio, pero solo una de ellas será la mejor a juicio del Jurado”.

Tras tomar conciencia de dónde nos encontrábamos y para qué, fuimos a buscar el comedor (en la primera planta).
Previo a la cena hubo un cóctel en la terraza del hotel. Decenas de camareros pasaban entre la gente ofreciendo todo tipo de bebidas y pequeños bocados de delicatessen: Tartaleta de queso de cabra y nueces con lluvia de curry, tosta de foie al enebro con chutney de frambuesa, brocheta de langostino en crujiente y aroma de sal, espetón de langostino cocido, tomate cherry y mahonesa, delicias de Elche, mini coca de tomate seco templada y queso manchego, brocheta de pollo tandori y caramelos de faisán. Yo no pude comer nada. Bebí un zumo de piña. Allí comencé a encontrarme con algunos rostros conocidos: Matilde Asensi, Begoña Aranguren, Javier Pérez (ganador del premio Azorín en 2006) y otros muchos que, aunque me constaba que eran famosos, no fui capaz de colocarles nombre (será porque la famosa no soy yo y no me muevo en esos ámbitos).
Tras el cóctel pasamos al comedor, amplísimo, para dar cabida a cerca de quinientos invitados que fueron buscando sus mesas y tomando asiento.
Hicieron entonces su entrada los políticos (representantes de la Diputación de Alicante), los directivos de Planeta y los miembros del jurado. Los que más me llamaron la atención (quizá porque son los más mediáticos) fueron Fernando Sánchez Dragó y Nativel Preciado.
Llegamos a nuestra mesa, la quinta de la fila que comenzaba justo frente al escenario. El resto de los invitados ya habían tomado asiento, les dimos las buenas noches y ocupamos también nuestras posiciones. Entonces descubrimos que en esa mesa estábamos sentados tres finalistas del premio, por una parte el turolense Elifio Feliz de Vargas, autor de la obra Cuando juntos caminábamos, que iba acompañado de su esposa, ambos simpatiquísimos, a los que les mando un abrazo desde aquí. También estaba uno de los autores que participaba bajo seudónimo, de Madrid, autor de la obra Fugitivo del destino, con el que estuvimos charlando durante la velada (ya tenía experiencia como finalista del premio en dos ocasiones anteriores) y sin embargo no descubrimos su verdadero nombre, otro compañero estupendo al que le mando otro abrazo. El resto de los invitados, o mejor dicho invitadas a esa mesa, eran personas vinculadas a la Diputación.
Comenzamos la cena con una ensalada de guacamole, mango y salmón ahumado con semillas de girasol (pipas para los amigos), y cuando habían transcurrido apenas cinco minutos apareció en el escenario Pedro Romero, diputado de Cultura, para dar los resultados de las primeras votaciones del jurado. La sala estaba llena de pantallas gigantes de televisión, puesto que no todos los invitados podían divisar el escenario desde sus posiciones, y yo fui una de las que siguió el proceso a través de la imagen televisiva (por no darme la vuelta y coger una tortícolis).
En esta primera ronda quedaron eliminadas cinco novelas, y las restantes cinco, entre ellas la mía, continuaron adelante. Éstas fueron las novelas que superaron la primera votación:

Fugitivo del Destino de Prendimiento (seudónimo), mi compañero de mesa.
Madame Lamy de Esther Williams (seudónimo).
Los observadores imperdonables de R.R. Rus (seudónimo).
El peso de las horas de María Isabel Romero Soler (o sea, yo).
Las cartas de Carlos de Javier Salfer (seudónimo).

Con mucha pena pudimos constatar que uno de nuestros compañeros de mesa ya se había quedado fuera de la “competición”. Elifio, mucho ánimo, tú vales un montón.

Tras dar unas pinchaditas más a la ensalada, unos diez minutos más tarde, volvió a aparecer en pantalla (y en persona sobre el escenario) don Pedro Romero (que nada tiene que ver conmigo, por si alguien lo había pensado, no lo había visto en mi vida), para dar los resultados de la segunda votación, que sirvió para dejar fuera de juego a la novela Las Cartas de Carlos de Javier Salfer (seudónimo). Por tanto así quedó la cosa:

Fugitivo del Destino de Prendimiento (seudónimo), mi compañero de mesa.
Madame Lamy de Esther Williams (seudónimo).
Los observadores imperdonables de R.R. Rus (seudónimo).
El peso de las horas de María Isabel Romero Soler (o sea, yo).

Continuamos con la cena y creo que a esas alturas ya nos habían puesto el Solomillo de ternera con cremoso de patata al queso de parma, cebollitas confitadas y salsa perigeux, que seguramente estaba delicioso pero que apenas pude probar, porque el Sr. Romero apareció de nuevo para ponernos el corazón en la garganta. La tercera votación dejó fuera de competición al otro compañero de mesa, autor de la novela Fugitivo del destino. De nuevo consternados todos porque la verdad es que nos cogimos cariño. La cosa quedó así:

Madame Lamy de Esther Williams (seudónimo).
Los observadores imperdonables de R.R. Rus (seudónimo).
El peso de las horas de María Isabel Romero Soler (o sea, yo).

Creo que ya se aproximaban los postres (torre de tres chocolates), cuando apareció el diputado de Cultura con la cuarta votación, que eliminó a la novela Los observadores imperdonables de R.R. Rus (seudónimo). Y dejó competiendo, empatadas ambas a siete puntos, a:

Madame Lamy de Esther Williams (seudónimo).
El peso de las horas de María Isabel Romero Soler (o sea, yo).

Con lo que me gusta el chocolate no lo pude ni probar. Los nombres de las dos novelas finalistas permanecían bien visibles en todas las pantallas de televisión de la sala. Y una de ellas era la mía. Sí, mi novela, compitiendo para el gran premio.

Esta vez el señor Romero tardó más tiempo en aparecer, seguramente para crear suspense. Por fin, cuando ya habíamos acabado los postres (quien los acabara), subieron al escenario el diputado de Cultura, el presidente de la Diputación y otras personalidades. Os diré que en mi mesa ya me daban por ganadora. Yo estaba tranquila, y lo digo totalmente en serio, dispuesta a lo que hiciera falta. Tras un breve discurso del presidente de la Diputación, el Sr. Pedro Romero procedió a dar la última votación, que fue la siguiente:

Madame Lamy de Esther Williams (seudónimo). 4 PUNTOS
El peso de las horas de María Isabel Romero Soler (o sea, yo). 3 PUNTOS

Y como queda bien claro, la ganadora fue Begoña Aranguren, escondida tras ese acuático seudónimo de Esther Williams. Los periodistas literalmente se le echaron encima, por tanto pude ver dónde se encontraba sentada, prácticamente junto al escenario (antes la había visto en el cóctel pero no en el comedor). Subió a recoger su premio, se dirigió al público, mostró su trofeo y después todos se dirigieron a la rueda de prensa. Mientras tanto, en mi mesa hubo aplausos y felicitaciones dedicadas a mí, y una frase muy reconfortante que posiblemente respondiera al compañerismo y al cariño: “la ganadora moral eres tú”.

Abandonamos el comedor para dirigirnos a la rueda de prensa (yo quería saber qué se cocía allí). Fue durante el trayecto cuando vi a Ángela Becerra (¡qué alta y qué delgada!) y a Lola Beccaria (muy guapas ambas), y de nuevo a Javier Pérez.
Begoña Aranguren atendió a los medios acompañada por todos los miembros del jurado, representación política y miembros de Planeta. Por cierto, que allí mismo anunciaron que la novela saldrá con el título El amor del rey, y estará en la calle el próximo 13 de abril (no se puede correr más).
Quiero agradecer desde aquí al escritor Juan Eslava, portavoz del jurado, las palabras que de algún modo me dedicó cuando dijo que la final había sido muy reñida y la decisión muy difícil porque Begoña competía con otra obra magnífica de una escritora alicantina (que era yo). GRACIAS, JUAN ESLAVA, porque en un certamen donde la única cabeza visible es la del ganador, esas palabras son muy de agradecer.

Acabó la rueda de prensa. Pedí a Fernando Sánchez Dragó y Nativel Preciado que me acompañaran en una foto. Lo hicieron. Salimos de la sala y entonces me encontré con José Luis Ferris, escritor alicantino, ganador del premio Azorín en 1999. Me felicitó por lo que había conseguido. Se lo agradecí.

Mucha gente se dirigía a la cafetería del hotel, ya era de madrugada, pero nosotros decidimos marcharnos a casa. Cuando llegué me tuve que preparar un café con leche con galletas porque ¡puñetas! NO HABÍA CENADO.

Sé que muchos de vosotros, y otros muchos amigos, estáis interesados en leer la novela y me preguntáis si será publicada. Yo confío en que sí sea publicada, la novela lo merece, es una novela de un gran tirón, y creo que este reconocimiento lo avala. Planeta no se ha puesto en contacto conmigo en ningún momento, tampoco lo hizo en la gala. El trato en ese aspecto fue correcto pero impersonal. En mi opinión lo más cortés hubiese sido dirigirse a las mesas donde estábamos los finalistas para darnos, al menos, las buenas noches. No conocí a ningún finalista más, no sé quiénes eran ni dónde se sentaron, conocí a mis dos compañeros porque estábamos en la misma mesa pero a nadie más.

Ah, se me olvidaba decir que Planeta obsequió a todos los asistentes con libros de su firma, de los de tapa dura y más de 400 páginas. Mi marido eligió Y de repente fue ayer, de Boris Izaguirre. Yo cogí Navigatio, de Javier González. Y la Diputación, como no podía ser menos, nos obsequió con aceite de oliva virgen extra ecológico, presentado en una exquisita botella de cristal y dentro de un bonito estuche de madera. O sea, que tenemos dos.

Hoy todos los medios recogen la noticia de que Begoña Aranguren fue la ganadora del premio Azorín 2010, pero todo lo demás que allí ocurrió, y que fue muy importante, pasaría por alto si yo no lo contara. Y yo estuve allí.

Planeta ni siquiera me ha felicitado, pero esta mañana sí he recibido el homenaje, la emoción y la gran alegría de mi familia. Y ese estupendo ramo de flores con el que me veis en la foto.

Agradezco también a Las provincias su artículo. Es el único periódico que dedica más de una línea al gran logro conseguido por una escritora alicantina desconocida.

55 comentarios:

Maribel dijo...

La crónica es larga pero creo que vale la pena contarlo todo.
Os pido disculpas por los posibles fallos, repeticiones de palabras, etc. No he tenido demasido tiempo para redactar bien el texto, llevo un día muy complicado.

Javier Pellicer dijo...

Casi, Maribel, casi. Pero llegar ahí es enorme, para estar más que orgullosa. ¡Quién pudiera!

Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Madre mía, ¡qué temple tienes, chica! No sé si yo hubiera podido narrar una crónica tan deliciosamente escrita después de lo que has vivido. Jodía, es que eres la mejor, leches!
Yo creo que si existiera una Silvestera Stallone, sería tú (entiéndeme): serías mi Rocky en fémino (¿Rocka?). ¿Alguien recuerda que Rocky perdió en el combate contra Apollo? Realmente todo el mundo termina con la sensación de que realmente ganó, ¿no es cierto?
Pues eso pienso yo, que eres fabulosa y esta bella y precisa entrada demuestra lo gran escritora que eres.
¡Besotes merecidos!, ¡y un pasillo alfombrado de rosas rojas para ti!
Ainsss... no voy a decir nada de los de Planeta, porque por lo que cuentas casi que tenían las galeradas preparadas y todo de la ganadora... En fin...

Winnie0 dijo...

¿sabes que me sonrío sólo de pensar que alguien de tu TALENTO me comenta? QUé chorrada te parecerá...y es que en la distancia...¡estoy tan orgullosa de ti! Te mando un beso enorme...¡eres mi ganadora! Y quiero leerla.....

Mari Carmen Azcona dijo...

“No lo conseguí, pero casi.” No Maribel, te equivocas ( creo que es la primera vez que te corrijo algo de lo que dices o escribes) lo conseguiste.
Llegar a ser semifinalista, con un solo voto de diferencia y con Planeta por medio...la ganadora has sido tú.
Espero tener la novela en mis manos, seguramente no el 13 de Abril...pero espero que sea de la editorial Planeta y con pastas duras.

Un beso campeona, conocerte me llena de orgullo.

Alicia dijo...

No sé si he dicho en este foro que soy de Bilbao como Begoña. Sin embargo esta mañana me ha entristecido saber que se llevaba ella el premio ¡Lo que son las cosas! Habría sido muy feliz si hubieses sido tú Maribel, pero con cualquiera otro finalista, no relacionado con Planeta, al menos no me habría quedado ninguna duda y la verdad que me han quedado todas.

Yo creo que no sólo eres la ganadora moral, para mi eres la gran ganadora.

Begoña se llevó el botín pero pongo en duda que tenga el tesoro que tú tienes. Reunidos tu gente, tu talento y tu calidad humana. Esos tres pilares son los que te han permitido de nuevo sorprendernos con una crónica maravillosa de un desenlace no deseado pero tristemente temido.

Un fuerte abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Tremendo, Maribel.
Perfecta crónica de una noche intensa. No sé cómo pudiste soportarlo y contarlo así de bien (y, como se esperaba, estabas guapísima). Te vuelvo a felicitar. Ahora más y más, no solo por quedarte casi casi, sino por toda la bondad que derrochas y la escritura sabia que haces.
De corazón, querida Maribel, felicidades.

José Antonio López Rastoll dijo...

Alicia da en el clavo: los de Planeta lo tenían todo previsto.
Alguien me dijo una vez que no quedaba un solo concurso literario limpio. ¡Qué razón tenía!
Nos vemos en la presentación de tu libro, que más temprano que tarde publicarás, o antes si tomamos un café.
Un abrazote.

Jasonia dijo...

ENHORABUENA!!!!!

Estoy deseando leerla, sólo con tu crónica ya tengo los vellos de punta.

Besos.

MAR SOLANA dijo...

Hola, Maribel:

Te he conocido por el blog de Felisa Moreno y vengo a darte mi más cordial y sincera enhorabuena.

Creo que llegar hasta donde has llegado ¡es ya un gran triunfo, chiquilla! y además un verdadero acicate para todos nosotros que, como te decía Felisa, muchas veces pensamos que estos premios están más que dados. ¡Bravo por tí!!

;=))

Me ha encantado descubrirte, y mucho más leer tu crónica, que está impecable.

Te felicito, querida Maribel, me encantará poder leer tu novela.

Si quieres navegar por aguas profundas, te espero en mi "mar adentro".

Un abrazo.

PSD: Mi marido nació en Madrid, pero ha vivido más de veinte años en Elche, seguimos conservando muy buenos amigos allí. ;=)

Jose Ignacio dijo...

Maribel, Felicidades.
Sin embargo te noto, aparte de un poco decepcionada como dices en tu espléndida crónica, tal vez un poco molesta con mucha gente por el poco reconocimiento que ha merecido tu, supongo, excelente novela.
No te disgustes en un día como éste que debe ser inmensamente feliz.
Ya has dado el primer paso para publicar y el reconocimiento te llegará en el momento que tengamos el privilegio de leer tu novela y compartir contigo nuestras sensaciones.
Disfruta de estos momentos y ten en cuenta que somos muchos los que nos sentimos felices por este éxito y los que vengan de ahora en adelante.
Un beso.
José Ignacio.

Felisa Moreno dijo...

Hola Maribel, te digo aquí lo que te puse en el correo, para mí eres la ganadora. Lo demás ya estaba acordado.
Y me parece increible que siendo un premio convocado por la diputación de Alicante, no se haga más eco de que una alicantina ha estado ahí, en la final.
Aunque a mí me pasó algo similar en los premios literarios de Jaén, quedé finalista y ni siquiera me invitaron a la entrega de premios. Ni por un momento se plantearon publicar mi novela. La sensación de que todo estaba hecho de antemano me dejó un regusto amargo en la boca.
No te rindas, sigue apostando por tu novela, bien en concursos o en editoriales, estoy segura que la publicarás.
Un abrazo

Maribel dijo...

Javier, Sergio, Winnie, Mari Carmen, Alicia, Izaskun, José Antonio, Jasonia, Mar, José Ignacio y Felisa, de verdad que me desbordáis con vuestra generosidad. Gracias mil.

Sinceramente yo estaba convencida de que no iba a ganar, pero tampoco esperaba llegar a la final empatada con la novela que resultó premiada. Casi, casi rocé la gloria.

Estoy muy feliz por lo que he conseguido, que es llegar muy lejos, y no debo olvidar mi posición de privilegio, soy afortunada.

Lo que ahora deseo es recuperar la normalidad, llevo una semana intensa, apasionante y también estresante, y necesito recuperar mis rutinas.

Abrazos.

Lola Mariné dijo...

Hola Maribel, la cronica no es larga, está perfecta para que podamos compartir contigo esa noche como si hubiesemos estado alli (¡que pena no poder disfrutar esa comida estupenda por los nervios! jajaja).
Para todos nosotros eres la ganadora, debió ser emocionante llegar hasta el final. Pero como comentaba en el blog de Blanca: eras David contra Goliat. No quiero ser mal pensada, pero me parece raro que una novela pueda estar en la calle en apenas tres semanas...
Supongo que para ti debió ser una noche agridulce, pero inolvidable.
Lo que me parece fatal es la falta de reconocimiento a la 2ª ganadora, tanto por parte de Planeta como de los medios.
Pero seguro que tu novela se publicará, y con una faja que diga "finalista del premio Azorin".
Estás lanzada, Maribel, espero que pronto veamos tu novela publicada.
Enhorabuena por este gran paso.
Besos.

Marta Abelló dijo...

Muchas gracias por tu crónica. Ha sido emocionante vivirla un poco contigo.
Cuando ayer oí que había ganado Aranguren, la decepción fue total, pero ¿qué esperar de Planeta? Ellos buscan a un autor conocido y mediático, y ella lo es. No hay que darle más vueltas. Así como en el Premio Planeta normalmente la obra que vale la pena leer es la finalista y no la ganadora, en este caso sucederá lo mismo, casi seguro. Espero que tengas suerte con la publicación de tu obra. Si Planeta no lo hace (es muy posible, hay que ser realistas), seguramente el reconocimiento conseguido te ayudará por otro lado.
Estoy con Lola en que tener lista la obra ganadora en 3 semanas no es normal y en eso Planeta siempre actúa igual...Correcciones (ni que sean sólo ortográficas, diseños de portada, pruebas, impresiones...¿en tres semanas???Creo que la novela de B.Aranguren ya está en imprenta.

Abrazos mil.

Marien dijo...

Maribel,
Tengo la piel de gallina despúes de leer tu crónica, interesantísima, tan bien hilada con los platos del menú. El postre fue lo peor, chocolate amargo. Ya sé como es una gala gracias a tí, multitudinaria e impersonal. FELICIDADES, eres una gran escritora y lo has demostrado. ERES LA GANADORA, AUNQUE NO TE HAS LLEVADO EL PREMIO.
La novela merece ser publicada y seguro que así será. Tú crónica ha sido como vivirlo en directo.
Besos

Armando Rodera dijo...

Impresionante y emocionadísima entrada, Maribel!! Hemos podido vivir contigo esa gala entre bambalinas y me ha recordado, al ir eliminando rivales, la última votación que vi en televisión sobre los Juegos Olímpicos. Y al final, el mismo resultado, llegar a la final y perderla. Aunque en tu caso por un margen ajustadísimo que te debe hacer sentir orgullosa después de asimilar todo lo ocurrido.

Es increible que después de todo lo vivido hayas podido hacer una entrada con esa templanza. Se nos hacía la boca agua leyendo el menú y sufriamos junto a ti, intentando que los nervios no se nos agarraran al estómago. Estoy con los compañeros, Maribel. Eres muy grande y el tiempo me dará la razón. Recuerda que yo ya te he dicho esto otras veces: estás sembrando con talento y luego recogerás unos frutos maravillosos..

También estoy de acuerdo con otras opiniones de compañeros en cuanto a la transparencia de Planeta. Espero que no te pase como a Marta Querol tras quedar finalista del premio Planeta, pero si ocurre eso ellos se lo pierden. Con este bagaje si otras editoriales o agencias no apuestan por ti es que están ciegos.

Y lo de sacar la novela en tres semanas, casualmente de una escritora que SIEMPRE ha publicado con Planeta no voy tampoco a mencionarlo. Se comenta solo...

Enhorabuena de nuevo, Maribel, porque, aunque ahora mismo no lo puedas asimilar tras la semana tan intensa que has vivido, lo que has logrado es muy importante. Ya verás como en breve veremos tu novela en las librerías.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Lola, Marta, Marien y Armando, me alegro muchísimo de que os hayáis sentido conmigo en la gala.

Seguro que tendréis ocasión de vivir algo parecido alguna vez, sea con un premio o con la presentación de alguno de vuestros libros.

Muchos besos.

Paqui Pérez dijo...

Una crónica extraordinaria, con ritmo, con orgullo de haber llegado tan alto. Piensa que esto es la antesala de muchas otras buenas noticias que te vendrán en un futuro, porque has demostrado que eres una escritora excepcional y el tiempo me dará la razón.

B. Miosi dijo...

No me ha parecido larga la crónica, Maribel, y la he leído y la he ido viviendo paso a paso como si hubiese estado al lado tuyo. ¡Qué serenidad la tuya!

Impresionante, es la primera vez que me entero de que los finalistas están presentes en un concurso, es para morirse. Pero estoy triste, porque es como dejarnos con la miel en los labios, y con seguridad tu novela es mejor. Lo que dices es muy extraño. ¿menos de un mes para la publicación de la novela ganadora? imposible. Creo que todo estaba dicho y bueno, ojalá este segundo lugar te sirva para facilitar la publicación de tu novela.

Un abrazo enorme, amiga, te mereces todo lo mejor.

Blanca

Elizabeth Baker dijo...

Bueno, bueno... No sé si me conoces. La cosa es que yo también me presenté a este premio este año pasado... y es justo ahora que me entero de que ha salido, de los ganadores y de los finalistas. Aunque he ido mirándolo día tras día desde hace semanas, no decían nada. Gracias por la crónica y enhorabuena por haber quedado finalista. Lo cierto es que no sé qué debo esperar ahora... Sé que es mucho pedir, pero me gustaría que me comentaras (si sabes) cómo puedo saber los otros finalistas. Gracias, y de nuevo mis más sinceras felicitaciones. posibilidad

Maribel dijo...

¡Paqui, compañera, qué alegría leer un comentario tuyo! Gracias, guapa.

Blanca, los finalistas teníamos que estar presentes porque la decisión del jurado se tomaba allí, durante la cena, y podía ser ganador cualquiera de nosotros. Gracias por tus buenos deseos.

Hola, Elizabeth. Gracias por tu felicitación. Pues es raro que no te hayas enterado porque la noticia salió en prácticamente todos los medios de comunicación.
La relación de finalistas es la siguiente:

'Fugitivo del destino', presentada con el pseudónimo de Prendimiento; 'Madame Lamy' bajo el pseudónimo de Esther Williams; 'Como naciendo', bajo el pseudónimo de Rey Bach; 'El caballero de la flauta', bajo el pseudónimo de Mónica Dueñas; 'La mitad de los pecados', de Antonio Izquierdo Sánchez; 'Los observadores imperdonables', bajo el pseudónimo de R.R.Rus; 'Cuando juntos caminábamos', de Elifio Feliz de Vargas; 'El peso de las horas', de María Isabel Romero Soler; 'Simón M.', bajo el pseudónimo Simón M.; 'Las cartas de Carlos', bajo el pseudónimo Javier Salfer.

Abrazos.

Malube dijo...

Lo cierto es que has ganado, NO LO DUDES. Mi más sincera y cariñosa enhorabuena. No sabes todo lo que me has hecho revivir al leer tu crónica. No conocía el blog, pero Sergio me ha pasado el enlace, y no sabes cómo se lo agradezco.
Mucho ánimo y a por todas, qie es difícil pero no imposible.
Un beso muy fuerte de alguien que comparte muchas más cosas contigo de las que imaginas.

Malube dijo...

Por cierto (es que cuando he puesto el comentario de antes no había leído todos los comentarios), como dice Armando, la historia de los Azorín es clavadita a la de los Planeta, pero allí el fallo es el 15 de octubre y las novelas están maquetadas, con portada, corregidas, empaquetadas y distribuidas el 4 o 5 de noviembre. Eso es productividad y lo demás son cuentos.
Por eso te digo, ¡enhorabuena, ganadora!

Susana dijo...

Maribel, no sé cómo no te desmayaste en los postres, hija, porque esa tensión debió de ser increíble. Estuviste tan cerquita...

Espero que te sientas ganadora, porque motivos tienes, aunque no te alzaras con el primer premio. ¿Te das cuenta de lo miportante que es haber llegado a la final del premio Azorín? Madre mía... Muchas, muchas, muchas felicidades. Espero de corazón que publiquen tu libro. Me encantaría leerlo

Un abrazo.

Aster Navas dijo...

Que sepas, Maribel, que estamos orgullosos de tí.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Hola, Malube. No sabes cuánto me alegra verte por aquí porque tú y yo nos conocemos de Bibliotecas Virtuales. ¿Te acuerdas de Perséfone?
Yo dejé de frecuentar el foro cuando cambiaron de formato porque se convirtió en algo lentísimo, una verdadera pesadilla.
Muchas gracias por tu felicitación. Conozco tu historia y sé que fuiste finalista en el Planeta y que al final conseguiste publicar tu fantástica novela. Ya me hago a la idea de lo mucho que te habré recordado lo que tú viviste. Ahora tendré que seguir tus pasos para intentar publicar la mía.
Muchas gracias por pasarte por aquí, me ha hecho mucha ilusión.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Es verdad, Susana, es muy importante lo que he logrado. Y sí que estuve a punto de desmayarme, pero DE HAMBRE, no había probado bocado. Gracias, amiga.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Que sepas, Aster, que me enorgullece saberlo.
Un abrazo.

Malube dijo...

¡¡¡Perséfone!!! ¡Claro que me acuerdo! No sabía que eras tú, y me alegro aún más si cabe. Enhorabuena, y mucha suerte. No saben lo que se pierden.
Espero poder leer tu novela dentro de no demasiado tiempo. Estaré al tanto ;).
Un beso enorme y una ración doble de tarta de chocolate.

Antonia J. Corrales dijo...

Maribel, ya te felicité por mensaje privado. Sabes que pienso que eres ganadora, ser finalista en un premio Azorín es un verdadero triunfo, serlo por méritos propios como es tu caso.
Tu crónica me recuerda a muchas cenas de premios que he vivido. Sin embargo, en ellas, los finalistas sí tenían importancia.
No voy a dar mi opinión al respecto sobre ello y algunas cosas más porque creo que no es necesario, no hay más que leer la crónica para darse cuenta.
Espero tener tu novela editada en mis manos pronto.
Enhorabuna y gracias por compartir con nosotros tu experiencia.

Adriana Serlik dijo...

Querida Maribel,
Para mí tú eres la ganadora y estoy segura que muy pronto pondré la portada de tu libro en La lectora impaciente.
Mis felicitaciones y un enorme abrazo

Maribel dijo...

¡Gracias, Malube, por la tarta de chocolate! ¡Qué buenaaaaa! Gracias por todo.

Antonia, también gracias a ti por tu gran apoyo. Voy a quedarme con el sabor del triunfo, que es el más agradable.

Adriana, ya estoy deseando ver la portada en tu web. Gracias, amiga.

Abrazos.

Centinela dijo...

Bueno como eres la ganadora moral.

¡¡ ENHORABUENA !!

Y un besote bien gordo.Que estabas guapísima

Por cierto la cena al menos por los nombres de los platos, me parece a mi que yo, me hubiera comido nada más que la torre de tres chocolates.

Y en casa, delicatesen de Galletas María Dorada, regada con lácteos, al tetra brik.(broma) Es que en el comer no hay nada como lo de toda la vida
jajajaja.

Y desde aquí,quiero mandar mi desacuerdo con el Grupo Planeta, porque desear las buenas noches, o que el presentador de la gala tras dar a comnocer el fallo definitivo, lo hiciese en nombre del Grupo Planeta, a todos los finalistas no está de más.
Se están perdiendo las buenas maneras.

Y seguro que te publican y te prometo que como así sea me lo descargo por el Ares(Otra vez broma), que no que lo compro.
jajaja

Besos de nuevo

Maribel dijo...

Rafa, Centinela o halatriste, estás inspiradísimo hoy, jajaja.
Gracias por tu felicitación y por poner esas notas de humor al asunto. Las galletas estaban buenísimas (las de mi casa, claro), de lo demás no puedo opinar.
Y tienes razón, se están perdiendo las buenas maneras.
Ya informaré si sale la novela para que te la puedas descargar, jajaja.

Un abrazo.

Silvia dijo...

Cogidos de la mano, fuerte, muy fuerte, mirando fijamente a la pantalla del portátil, esperando ver escrita la gran noticia. 2 familias y tus hijos esperaban nerviosos a que sonara el teléfono y oír nuestra voces gritar ¡¡¡¡¡¡ HA GANADO !!!!!!. No fue así.....sólo vimos en el texto un 4 y un 3 con tu nombre y el nombre de tu gran obra....nos miramos y pensé ....me encanta el 3. Nunca olvides que siempre tendrás el apoyo de tu familia. Tu cuñada, Silvia.

Maribel dijo...

Lo sé, Silvia, lo sé. Y lo siento mucho pero creo que voy a seguir haciéndoos sufrir, al menos lo intentaré.
Oye, ahora que lo dices, a mí también me encanta el 3.
Un beso.

Proyecto de Escritora dijo...

ya es bastante Maribel, enhorabuena. Seguro que te la publican en breve. Como dice Lola, los finalistas de premios importantes se publican también, y muchas veces tienen más éxito incluso.

besos!!

Maribel dijo...

Es cierto, Elena, es mucho lo conseguido. Gracias, guapa.
Un abrazo.

Luis Vea García dijo...

Aunque no nos conocemos felicidades. Sé como transcurren estas cosas. Conozco a un par de finalistas del planeta -de los que luego no publican- y no me extraña esa frialdad. Pero ya has demostrado que tú novela es buena. Nuevamente felicidades.

Maria dijo...

Hola guapa:
¡Muchísimas felicidades!
Los finalistas son los que triunfan y si no mira a Carlos Ruiz Zafón, finalista (Premio Fernando de Lara de Novela del año 2000) con la Sombra del viento, ha vendido más de diez millones de ejemplares.
Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Enhorabuena por el logro. Ser finalista tiene un mérito enorme. Tomaré nota de la fulgurante carrera que has iniciado, y a ver cuando sale tu libro al mercado. ¡Avísanos!

Un saludo

Maribel dijo...

Muchas gracias, Luis.

Hola, María. No recordaba que La sombra del viento fuera finalista del Fernando Lara. Ya me gustaría seguir su ejemplo, jeje.

Gracias, Blas. Espero daros ese aviso pronto.

Abrazos.

oriafontan dijo...

Enhorabuena por haber ganado. (en todo lo que podías)

En fin lo que no entiendo porque le pides una foto a un tipo como Dragó que reconoce públicamente que no escribe sus libros.


http://ydesperte.lacoctelera.net/post/2007/09/26/sanchez-drago-reconoce-haber-escrito-su-ultimo-libro

Y este señor ¿tiene autoridad para estar en algún Jurado?

Maribel dijo...

Gracias, oriafontan.

No conocía esas declaraciones de Dragó (quizá por eso le pedí la foto). Te agradezco el enlace.

Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

Después de leer tu crónica estoy convencido de que te merecías ganar.
No lo digo por halagarte.
No hay que ser muy listo para darse cuenta de que les interesaba que ganara ella.
Otra más de la mafia Planeta.

Besos y ánimo.

MiánRos dijo...

Mis felicitaciones, Maribel. Llegar a la final ya es todo un logro. He sentido la gala como si hubiera estado allí en la mesa junto a vosotros. Alucinante.

Un fuerte abrazo, amiga.
Mián Ros

Maribel dijo...

Muchas gracias por los ánimos, Toro.

Hola, MiánRos. Gracias por tu felicitación, me alegro de que hayas podido vivir la gala como si hubieses estado en ella.

Abrazos a ambos.

sergio astorga dijo...

Maribel, he leído día a día los comentarios y como ya hay otra entrada me gustaría, a manera de balance, decirte que The winer is: no tenemos la menor duda y a riesgo de que nos gane la admiración y el cariño podemos afirmar que la ganadora eres tu. Confiamos en que la novela tiene calidad literaria y cuando menos yo, estoy ansioso por leerla.

Los tapujes y componendas detrás del foro, parece que son hábito irremediable.

Tu crónica ha sido impecable, sobria, elegante y concisa, el género te lo agradece.

Como sabes, admiración y afecto en mis palabras.

Abrazos triunfantes.
Sergio Astorga

Rosi(Lucía) dijo...

Enhorabuena compañera. Como ya he podido leer por otros comentarios, la ganadora moral eres tu... ya se que a ti eso no te reconforta, pero llegar hasta dónde has llegado es un privilegio. Hasta puede ser que seas la escritora más leída del año y no la ganadora. Ojalá sea así, para que se den cuenta que un nombre conocido no significa mayor calidad literaria.
Yo seré una de tus primeras lectoras, estoy deseando que publiques el libro. Mi más sincera enhorabuena y ánimo que el premio es tuyo. Un beso. Rosi Serrano.

Teresa Cameselle. dijo...

Maribel, he leído tu crónica frase a frase y casi que lo he vivido contigo. Qué duro y qué emocionante a la vez. Pero tú ahí, con la cabeza bien alta, que se lo has puesto difícil al jurado y a una escritora ya de renombre, que siempre sabemos que tienen más peso en los premios importantes.
Tal y como ha resultado el premio, tu novela se publicará seguro, yo creo que ya tienes las puertas abiertas, ahora tú decides a cuál llamar, y seguro que pronto podemos disfrutarla.
Enhorabuena de nuevo y a seguir así.
Y felices vacaciones, si tienes.

Maribel dijo...

Sergio, yo también quiero creer que tiene calidad literaria, ya sabes que las dudas mandan, y estamos en un largo camino por recorrer y en un constante aprendizaje. Espero que la puedes leer algún día. Gracias por todo.

Hola, Rosi. Gracias por tu visita y felicitación. Ahora solo me queda eso, el deseo de que se publique la novela y que sea muy leída. Es el gran anhelo de los que escribimos ¿verdad?

Hola, Teresa. Sí que fue un combate reñido, pero sin un rasguño. Estoy muy satisfecha de lo que he logrado y espero que dé algún fruto.

Abrazos a los tres.

Julia dijo...

Hola, pasé por tu blog hace cosa de un mes, más o menos, a propósito del Premio Azorín. En ese momento lo hice para felicitarte y ahora lo hago para agradecerte nuevamente que nos explicaras cómo fue esa noche y qué se "coció" allí. Esta vez mi agradecimiento es más profesional porque tu crónica ha sido una gran ayuda para una de las escenas de mi novela. Necesitaba recrear ese ambiente y creo que lo he conseguido gracias a ti. El manuscrito que en su momento presenté al concurso estaba bien... pero ahora está muchísimo mejor. Gracias. Y a propósito, me gustaría saber un poquito de qué va El peso de las horas; me gusta el título porque sugiere muchas cosas diferentes... Espero que pronto lo podamos ver en la calle ; D

Maribel dijo...

Hola, Julia. Me alegro mucho de que la crónica te haya servido para trabajar tu novela. En cuanto a El peso de las horas, espero poder dar pronto alguna información. Un poquito de paciencia, please.
Un saludito.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.