jueves, 7 de enero de 2010

PLANES

—Ay, chica, acaba de empezar el año y te juro por el Corte Inglés que no sé qué dejarme. Fumar sabes que no fumo y comer me gusta demasiado.
—¿Y por qué no te dejas a tu marido?
—No creas que no se me ha pasado por la cabeza pero hija, a nuestra edad ¿tú sabes lo que viste llevar un hombre al lado?
—Pues déjate la peluquería, el gimnasio, los masajes, el chófer, la señora de la limpieza, el pilates, la risoterapia, el inglés, los viajes, las clases de baile, la manicura...
—Ay, Piluca, no sigas por Dios. Hay ciertas cosas a las que una mujer nunca debe renunciar.
...
Pues sí, compañeros, a mí me pasa algo parecido a la amiga de Piluca, y no es que no sepa qué dejarme, es que no sé qué hacer. Comienzo el 2010 sin ningún proyecto concreto y con las ilusiones templadas. Por mi cabeza rondan interesantes ideas para llevar al papel, pero después de haber acabado una novela hace escasos meses no me siento con fuerzas para iniciar otra. Necesito un descanso. Claro que estamos en enero y tenemos todo el año por delante, aún puede ser que me anime en mayo o quizás en septiembre. Se trataría en este caso de una novela juvenil.
Escribir seguiré escribiendo, pero lo que mayormente intentaré es dar salida a algunas de mis obras, creo que ha llegado el momento de “pelear” por el trabajo hecho. No me puedo quejar, ya en 2009 he podido ver el fruto de algunas de mis siembras pero me quedan muchas puertas que tocar.
A nivel concursos seguiré en la misma línea, participando poco y principalmente en los certámenes que admiten el envío por e-mail; recurriré a la oficina de correos en muy contadas ocasiones y cuando el concurso me parezca verdaderamente interesante. A este respecto sí hay una novedad, sí hay algo que voy a dejar, y es el concurso de abogados.es. A lo largo de la primera edición y de lo que llevamos de segunda, he resultado seleccionada nueve veces y no he ganado ninguna (aún me queda la opción de diciembre). Ha sido un reto interesante mes a mes, un sano ejercicio literario que cierro con el 2009. Me siento satisfecha de lo poco o lo mucho conseguido hasta ahora y creo que es buen momento para intentar otros retos.
Seguiré con mi labor de jurado del Certamen Internacional de Relato Breve LA LECTORA IMPACIENTE.
Veré publicada este año mi primera novela infantil. Ya lo anuncié el año pasado y el tiempo pasa rápido (aunque no sé exactamente cuándo saldrá al mercado, quizás después del verano). Hace unos días recibí el contrato de la editorial y de momento poco más os puedo contar sobre este asunto.
Y en lo que sí me quiero centrar este año es en la creación de un libro de relatos de mi sola autoría. No es el que aparece en la foto y que ha puesto los pelos de punta a ese lector escondido detrás, pero podría tratarse de algo parecido. Es un proyecto que tengo en mente desde hace un tiempo, una idea original y novedosa que de momento me reservo. Algunos de los relatos que lo compondrán ya están escritos, otros tienen que nacer. Me lo voy a tomar con calma y mucha paciencia. Sé que se publican pocos libros de relatos, pero hay editoriales que especialmente se dedican a este género. No cuesta nada hacerles la propuesta.
Y bueno, nada más por el momento. Creo que los planes irán saliendo día a día, las metas se irán trazando conforme consiga alcanzar algunas, y servirán para que las ilusiones sigan vivas. Este año es el año de la calma. No hay prisa. No tengo ninguna prisa. ¿Habéis planeado vuestro año?

20 comentarios:

Winnie0 dijo...

Ultimamente...pocos planes pero sí VIVIR. Tú ya verás como todo va sobre ruedas ...Besos

Proyecto de Escritora dijo...

Pues para ir con calma y no tener nada planeado,...tienes muchas cosas!! las ideas surgen solas durante el año, ya verás. Tampoco hay que agobiarse. :)
Yo por mi parte una listita siempre me hago, jaja. De pequeñas metas. A ver si las consigo todas!

Besos guapa!!

PD: Ya nos irás contando lo de la publicación.

Maribel dijo...

Pues es un buen plan ese de VIVIR, Winnie, y además intensamente. Lo que tenga que llegar llegará, no hay que preocuparse demasiado.
Un abrazo.

Maribel dijo...

No tantas, Elena, no tantas, jajaja.
La verdad es que no soy de muchos planes pero sí tengo siempre la inquietud de que debo hacer algo con mi tiempo. Mi principal preocupación este año está lejos de la literatura, por eso ni la he puesto en la entrada, pero eso sí, me lo tomaré con calma, jajaja.
Espero que alcances tus pequeñas metas.
Besos.

Felisa Moreno dijo...

Hola Maribel, yo también quiero tomarme este año con calma, sin agobios con concursos de relatos ni nada parecido. Ni siquiera me agobia publicar, con la edición de mi libro de relatos me doy por satisfecha este año, si llega algo más, bienvenido sea, pero si no llega tampoco pasa nada. Quiero escribir y hacerlo lo mejor posible, para eso tengo que seguir leyendo y mucho, para el poco tiempo que tengo ya son bastantes propósitos.

Un abrazo y enhorabuena por ese libro infantil, ya nos avisarás cuando salga.

sergio astorga dijo...

Maribel, anda mujer, que no sabéis que hacer? os recomiendo fazer como fazía Sor Juana, poner bellezas en tu entendimiento y no tu entendimiento en las bellezas. Vale.

A la reflexión, buena cara.

Desde aquí te animo.
Un abrazo propositivo.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Hola, Felisa. Podría hacer mías tus palabras. Tampoco quiero agobiarme, no me preocupa publicar, si sale la novela infantil me doy por satisfecha (se supone que saldrá, pero hasta que no la vea...),y si surge algo más pues genial. También quiero leer, leer mucho y no solo literatura, es muy necesario bucear en todos los campos del saber para mejorar escribiendo. Tenemos planes parecidos ¿verdad?
Un abrazo.

Maribel dijo...

Sergio, mientras pienso qué hacer o cómo lograr lo que quiero hacer, seguiré los dictados de Sor Juana.
Piluca y su amiga lo tienen más fácil porque disponen de mucho para dejar. Yo, como nada tengo que dejar, me he de centrar en conseguir, que es más complicado.
Pondré mi mejor cara a la reflexión.
Un abrazo planeado.

Deusvolt dijo...

Je,je..Pues me ha hecho gracia, Maribel, porque yo empiezo el año parecido a ti, titubeante, sin saber exáctamente qué hacer. Tengo una vaga idea, pero resulta que estoy cansado después de la última corrección y no sé si tendré fuerzas suficientes para conseguirlo. Supongo que es cuestión de proponérselo, de intuición y de un poco de ánimo, que creo que se consigue con algún mimo, si puede ser literario, de alguien, ¡por Dios!
En fin, que muchos ánimos para ti, leñe, que la entrada es tuya y sólo he hablado de mí. Pues eso, que has conseguido bastante, Maribel, que puedes lograr más, que es una gran noticia que hayas publicado, que hayas quedado seleccionada y que creo , debes proponerte las metas de las que hablas, algo propio y único de tu autoría ya sea una novela o un conjunto de relatos, que aunque en España se llevan menos, ya empiezan a verse libros recopilatorios. ¡Animo y al toro, amiga mía!

Maribel dijo...

Deusvolt, me reconforta enormemente que me hables de ti y me cuentes tus planes (o tus no planes) porque de ese modo me doy cuenta de que no soy la única que anda a ciegas. En realidad acabamos de empezar el año y merecemos un poco de descanso. Seguro que dentro de un mes ya estaremos metidos en algún proyecto.
De lo que sí estoy satisfecha es de la calma que mencionaba. Es cierto. "Ya no me urge nada". Ya no ansío recibir una respuesta editorial o de un agente, estoy tranquila en ese aspecto, y creo que esto es un paso adelante.
Suerte con tus planes (o tus no planes, jeje).
Un abrazo, amigo.

B. Miosi dijo...

Querida Maribel,

Me has hecho reír con la primera parte de tu entrada, lo del marido estuvo bueno: ¿tu sabes lo que viste un marido al lado? ja, ja...

Mira, amiga, dicen que siempre es bueno planificar todo, pero en nuestro caso, en el caso de la creatividad, no puede ser así. Tú no puedes decidir un día: de enero a agosto escribiré mi próxima novela. Tendrá que tratar de cóndigos y símbolos que es lo que vende, etc. No, señor. Nosotros dependemos de la inspiración, y no siempre llega en el momento en que se quiere, sino cuando le da la santa gana. Así que tranquila, que para no tener planes concretos, tienes varios muy buenos. El de no seguir participando en el concurso de cuentos de Abogados.es, es uno de ellos, ya es etapa superada y fuiste consecuente. La firma del contrato para tu novela infantil es ¡un magnífico logro! una novela cada año no está nada mal. Y sí, pues tienes que empezar a mover el material que ya tienes, que seguro encuentras editorial, eres una buena escritora.

A propósito: ¿De qué trata tu novela? ¿y cómo se llama? (si se puede saber, claro).

Besos, amiga, ¡y esperemos que este año se den todos los no-planes!

Blanca

Lola Mariné dijo...

Pues hija, yo creo que tienes un monton de planes y ademas lo tienes clarisimo, jeje.
No son malas las perspectivas.
Besos.

Marien dijo...

Pues yo te veo muchos muchos planes nuevos y renuevos. La calma siempre es muy positiva si ayuda a asentar sensaciones, disfrutarlas y experimentar sobre lo conocido. Estoy segura de que es una etapa muy productiva fruto de la calma.
Ya he recibido tu libro, tachin tachin...
Besos

siempreconhistorias dijo...

Yo no he planeado el mío, Maribel, y me he quedado apabullada ante tanta actividad. Espero que todo te vaya muy, y confío en que así será.
Por mi parte me pido seguir via. A partir de ahí veremos lo que se da.
Un abrazo fuerte,
Izaskun

Maribel dijo...

¿Pues sabes qué te digo, Blanca? Que estoy totalmente de acuerdo contigo. La creatividad está reñida con los planes, es bastante anárquica, y además, en mi caso, la inspiración manda, así que más vale que no me caliente la cabeza y me deje llevar.

La novela infantil se titulará (si no hay cambio de última hora) UN MISTERIO TRAS LAS PUERTAS. El original lo presenté bajo el título "Charli y los cinco peligros" pero me sugirieron cambiarlo porque el nombre de Charli (diminutivo de Carlos) les parecía extranjero y no les agradaba. Curiosidades editoriales.
Es una historia plagada de aventuras y fantasía, como gustan a los niños. Por no extenderme mucho en este comentario, quizá próximamente cuelgue la sinopsis en otra entrada, de este modo podréis conocer los detalles.
Esperemos que los no-planes vayan saliendo, amiga.
Besos.

Maribel dijo...

Lola, eso pensé yo después de escribir la entrada, jajaja, pero no creas que son tantos planes, prácticamente la mayoría de cosas estaban ya programadas de antes, no son novedades que hayan nacido con el 2010. Seguro que al final no hago nada de lo que digo, jajaja.
Un beso.

Maribel dijo...

Marien, de eso es de lo que más satisfecha estoy, de mi periodo de calma. Considero que es un paso adelante, un requisito imprescindible para hacer las cosas mejor.
Me alegro de que ya tengas el libro. Ya me contarás cuando lo leas, tachán, tachán...
Besos.

Maribel dijo...

Haces muy bien, Izaskun. Los planes solo sirven para desbaratarlos a la mínima ocasión. Lo mejor siempre está por venir y nunca se planea.
Besos.

Alicia dijo...

Maribel, con respecto a mis planes literarios sabes que son de singladura en puertos muy pequeños y próximos. Mi actividad laboral me absorve a la vez que ¿me realiza? No se, no se. Al escribirlo me he dado cuenta que igual no es ese el verbo ¿Pero a qué también viste? ja,ja,ja.

Con respecto a tus planes creo que llevas buen rumbo. Percibo que sigues siendo tu misma en estado puro. Ese sabes que será siempre el mejor aval para todo lo que te propongas ¡Qué lindo me ha quedado!Era justo lo que quería decirte.

Un abrazo

Maribel dijo...

Te ha quedado redondo, Alicia. Procuro ser yo en estado puro, y a veces hasta sin procurarlo.
Tu rumbo y el mío al final no son tan distintos, por eso nos vamos encontrando en el camino.
Un abrazo.