miércoles, 30 de diciembre de 2009

HASTA EL AÑO QUE VIENE

No, no se me ha ido la pinza ni trato de robarle un día al 2009, ya sé que el chin chin y las uvas son mañana, pero yo cierro hoy mi año bloguero. Una vez apague el ordenador, cuando lo vuelva a abrir ya estaremos en el 2010. Con las uvas, es costumbre pedir deseos. Este año con cada uva me acordaré de vosotros, y con un poco de suerte me apropiaré de vuestros deseos, que seguro que son buenos.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

sábado, 26 de diciembre de 2009

DESDE EL CIELO

Siempre me gustaron las estrellas. A los seis años las contaba antes de irme a dormir. A los doce las pintaba en las tapas de mis cuadernos escolares. A los diecisiete en las paredes del instituto. Y a los veintiuno decidí abandonar la carrera de Derecho para ser astronauta. Hoy vivo en una Estación Espacial y he descubierto que el universo es justo. El sol respeta a la luna y los planetas conviven en armonía. Ningún astro se querella contra otro por apropiación indebida de luz o calor. No hay juzgados, ni siquiera Tribunales de Arbitraje, esas instituciones fueron reservadas para los hombres, los dueños de los conflictos. Soy feliz aquí. Sólo ansío una cosa: que la NASA me ponga en nómina, llevo diez años de becario.

Maribel Romero Soler

Microrrelato seleccionado en el II Concurso de Microrrelatos sobre Abogados. Mes de diciembre. Palabras obligatorias: arbitraje, carrera, estación, nómina y querella.

Tengo la satisfacción de despedir el año con un nuevo micro seleccionado en el concurso de abogados.es. Ya son tres los meses consecutivos en los que consigo quedar seleccionada en la segunda edición de este certamen, con micros que se pueden leer en el "Histórico de relatos", en los meses de octubre, noviembre y diciembre.
Por otra parte, un par de días antes de la Navidad, recibí un paquete sorpresa que me llenó de ilusión. El Consejo General de la Abogacía Española y la Mutualidad de la Abogacía han editado un pequeño libro que contiene los microrrelatos ganadores y algunos de los mejores seleccionados durante los doce meses que duró la primera edición del certamen, con ilustraciones de Juan Hervás. Fueron en total 5.770 textos recibidos a lo largo del año y han sido 98 los micros afortunados que forman parte de este librito, o microlibro como ellos mismos lo han llamado, entre los que tengo la gran suerte de que se incluya uno mío, concretamente el que resultó seleccionado en agosto de 2008. Son dos los ejemplares del libro con los que me han obsequiado, dos pequeñas joyas que recibo con sumo agradecimiento, como inesperado regalo navideño.

lunes, 21 de diciembre de 2009

MI FELICITACIÓN NAVIDEÑA


Amigos, entramos ya en la semana de la Navidad y la verdad es que los compromisos, quedadas, compras, felicitaciones, regalos, etc. se multiplican. Por si esto fuera poco, mañana dan las vacaciones en los coles e institutos. En estas circunstancias se me está haciendo muy dificil bloguear. Os dejo por tanto mi felicitación navideña, con el deseo de que la paz se extienda a todos los días del año, unida a sueños e ilusiones y aderezada con un poquito de optimismo y fe.
.
¡FELIZ NAVIDAD!

domingo, 20 de diciembre de 2009

UNA DE AGRADECIMIENTOS

Las autoras de EL PINTALABIOS nos encontramos en plena campaña de promoción de nuestra obra. En realidad sólo hemos dado los primeros pasos y esperamos que nos quede mucho por hacer, pero como es de bien nacidos ser agradecidos, quiero, en nombre de todas, dar las gracias a:

Foro Literario La nieve y especialmente a Alicia, que nos dedicó esta entrañable entrada.

La escritora y amiga Antonia J. Corrales, que también nos reservó un simpático espacio en su blog.

Asociación Canal Literatura, siempre dispuestos a echar una mano a los escritores, y en este caso a nosotras.

Y a Telealicante, especialmente a Teresa Rico, que nos entrevistó a Rafaela Lillo y a mí en su programa Vamos de... emitido el pasado sábado 12 de diciembre y que se puede ver aquí.
(Advierto que se trata de toda la primera parte del programa, que tiene una duración aproximada de una hora. Nosotras entramos en el minuto 34 y algunos segundos. Estamos tratando de recortar la entrevista para poder colgarla sin necesidad de poner el programa completo).

Mañana tenemos entrevista en Onda Cero, y el próximo miércoles en Radio San Vicente. Supongo que las fiestas nos alejarán un poco de todo el tema promocional, pero esperamos volver al ataque en 2010.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

LIBROS LEÍDOS EN 2009

Es la primera vez que se me ocurre hacer algo así, es decir, elaborar una lista de los libros leídos durante el año, pero tengo muy mala memoria, y cuando los amigos comienzan a comentar los libros que han devorado a lo largo de los doce meses me quedo en blanco, y no recuerdo ni la mitad de los que he leído yo. Quizá no lo vuelva a repetir, pero en este 2009, que pronto nos dejará, he confeccionado lista de libros. Ya puse un adelanto en el verano, y he de reconocer que hasta llegar a la cálida estación leí bastante. Después me he relajado, o por decirlo de otro modo, he estado demasiado liada con mil historias y apenas me ha quedado tiempo para leer.
Y sin más dilación aquí está mi lista de libros, variaditos, muchos de ellos de amigos entrañables. ¿Cuántos habéis leído vosotros? ¿Coincidimos en alguno?

El orden alfabético, de Juan José Millás
Las espinas del amor, de Arlette Geneve
Veinte maneras de bajar al sótano, de Roque Pérez Prados
Al sur de la frontera, al oeste del Sol, de Haruki Murakami
La carretera, de Cormac McCarthy
Memorias de un ahogado, de Juana Cortés
La asesina de los ojos bondadosos, de Felisa Moreno Ortega
Las memorias de Maigret, de Georges Simenon
Mujeres de los Fiordos, de escritoras noruegas (relatos)
Cuentos para esperar en los semáforos, de Aster Navas
La décima clave, de Antonia J. Corrales
En busca del tesoro del Rey Abú, de Fátima Fernández Méndez
El legado. La hija de Hitler, de Blanca Miosi
Soul Man, de José María Mijangos
El principito, de Antoine de Saint-Exupéry
El médico, de Noah Gordon
Cuentos de amor, de Hermann Hesse
Nuestra propia sangre, de Mariano Sánchez Soler
Noches blancas, de Fiodor Dostojevski
Al oeste de Varsovia, de José Ángel Cilleruelo
Los espejos venecianos, de Joan Manuel Gisbert

viernes, 11 de diciembre de 2009

CASTAÑAS ASADAS

En Estivalia no existe el invierno. Después de la primavera viene el verano, a continuación el otoño y después del otoño vuelve el verano. En los diccionarios de Estivalia nunca encontraréis palabras como abrigo, bufanda, estufa, manta… La Navidad fue trasladada al veinticinco de octubre por una ordenanza municipal, al menos en esa fecha no hace tanto calor, y las empresas turroneras adelantan parte de su producción para abastecer a Estivalia en sus atípicas fiestas navideñas.
Los niños de este pintoresco pueblo nunca han visto un muñeco de nieve, ni las aguas heladas de los lagos o las fuentes, jamás han temblado de frío ni han exhalado vaho por sus bocas abiertas. Pero las cosas en Estivalia no siempre fueron así.
Hace muchos, muchos años, el invierno existía como en cualquier parte del mundo. Las chimeneas de las casas emanaban un espeso humo blanco que se elevaba uniforme hacia la noche estrellada. Los álamos del parque, desnudos y tristes, mostraban su esqueleto a las parejas de enamorados. Algunos valientes patinaban sobre la placa de hielo que cubría las aguas de la Laguna Alegre. Los más frioleros se cubrían por las noches con tres o cuatro mantas arrebujados en sus camas y las abuelitas de los niños tejían bufandas de todos los colores en sus viejas mecedoras junto al fuego del hogar.
Hace muchos años la Navidad todavía se celebraba el veinticinco de diciembre, los vecinos de Estivalia cantaban villancicos y compartían el vino dulce y las pastas caseras, y si nevaba, los más pequeños salían a la plaza del pueblo para fabricar grandes bolas blancas que después se lanzaban entre risas. En Estivalia todo era normal.
Pero ocurrió que un antiguo alcalde se jugó el invierno a las cartas y lo perdió. Su contrincante era un hombre extraño, muy poderoso, conocido como el Señor de las Estaciones. Cuentan que ya había conseguido la primavera, el verano y el otoño en otros pueblos y con otros juegos y tan sólo le faltaba el invierno para crear su propio y particular universo, para alterar impunemente el orden natural de las cosas y ver cómo de ese modo crecía su poder.
El alcalde cayó en la trampa. Nunca pensó que el tal Señor de las Estaciones sería capaz de apoderarse del invierno de Estivalia, un invierno que le había pertenecido desde el principio de los tiempos.
El trato fue el siguiente: si el alcalde perdía, Estivalia perdería su invierno, si el alcalde ganaba, el Señor de las Estaciones le prometía bienestar y riqueza para su pueblo. Y el alcalde perdió. Era noviembre cuando se reunieron en un viejo bar para jugar la partida. Tras dos horas sentados frente a frente ante una pequeña y destartalada mesa, el Señor de las Estaciones abandonó el local como un vencedor, con una irónica sonrisa entre los labios. Los vecinos que esperaban al alcalde en la puerta lo animaron. “No se preocupe, señor alcalde, es imposible que ese individuo nos arrebate el invierno, seguro que todo ha sido una broma”.
Pero llegó el esperado día de diciembre. Nunca había deseado nadie con tanta vehemencia el advenimiento del cambio de estación. Y cuál no sería la sorpresa de todos cuando amaneció con un sol abrasador, los termómetros subieron de golpe veinticinco grados, la luz reinaba en cada rincón y el ambiente sombrío del otoño había desaparecido por completo dando paso al más luminoso verano. Desde aquel día hasta hoy cada veintiuno de diciembre ocurre lo mismo.
Han transcurrido muchos años, muchas generaciones y todavía los habitantes de Estivalia sueñan con el momento de recuperar su invierno, no desean dos veranos. Quieren que todo siga como Dios lo dispuso. Cada alcalde del pueblo, cuando jura su cargo, se compromete con los vecinos a recuperar la gélida estación. Cada uno de ellos es un experto jugador de cartas, sin embargo el contrincante esperado nunca aparece.

Mientras el abuelo seguía asando castañas en la cocina, los pequeños, junto a él, lo miraban embelesados, con la boca abierta y los ojos más abiertos todavía. Era el mismo cuento de cada año, el mismo cuento de cada invierno y sin embargo los chavales lo recibían siempre como una verdadera primicia. Tomaron las castañas recién asadas entre las manos y las fueron pasando de la derecha a la izquierda ininterrumpidamente, quemaban. Era una bonita estampa familiar, el abuelo con los nietos. Finalmente uno de los niños formuló la pregunta de siempre: “Pero, abuelo, ¿Estivalia existe?”. Todos permanecieron unos segundos en silencio. Después, una de las niñas, pelirroja y con muchas pecas, dijo con su voz cantarina: “¡cuéntanos otro, por fa!”. Y todos se sentaron en torno a la enorme mesa de madera para degustar las castañas y escuchar las increíbles historias del abuelo.

Maribel Romero Soler
Este cuento está incluido en el libro MIRADAS DE NAVIDAD 5
Editorial La Fragua del Trovador

miércoles, 9 de diciembre de 2009

MIRADAS DE NAVIDAD 5

Ya está en camino MIRADAS DE NAVIDAD 5, el libro de carácter benéfico que recoge los cuentos seleccionados por la editorial La Fragua del Trovador en su quinto concurso navideño. En esta ocasión, los beneficios obtenidos por su venta irán destinados al Colegio Público de Educación Especial Rincón de Goya de Zaragoza. Un centro que escolariza alumnos de entre 3 y 21 años, todos con necesidades educativas especiales muy significativas, derivadas de diferentes discapacidades.
En el centro se trabaja en base a un Proyecto Curricular que da respuesta a las necesidades individuales que presentan los alumnos; un currículo que, en general, está centrado prioritariamente en áreas como: la comunicación, la motricidad, la socialización, la autonomía personal y la cultura básica. Con el fin último de facilitar la “CALIDAD DE VIDA” del alumnado.
Me complace que un cuento mío, CASTAÑAS ASADAS, se incluya en este libro y sirva para contribuir a tan buen fin. Los cuentos, en total quince, son para público infantil y juvenil, un regalo ideal para los más jóvenes de la familia, pero con el que, estoy segura, disfrutarán también los mayores, y sólo cuesta 5 euros. Se puede adquirir a través de La Fragua del Trovador.
Con permiso de la editorial colgaré mi cuento en el siguiente post, a ver si, a pesar de las atípicas temperaturas que nos acompañan y de la crisis, nos va entrando el espíritu navideño.

domingo, 6 de diciembre de 2009

UN REGALO DE NAVIDAD


Ayer recibí de parte de Winnie, un estupendo regalo de Navidad. Es una iniciativa que nació del blog Alas de Plomo y que consiste en ir regalando participaciones de lotería y traspasando la suerte entre blogs. La verdad es que como soy un poco torpona para estas cosas, creo que el regalo es más simbólico que real, sin embargo, si pincháis sobre el enlace de Alas de Plomo podréis leer las normas del "invento" y cómo conseguir vuestra participación en el sorteo del día 22 de diciembre.
En principio, mi obligación es traspasar la suerte a cinco blogs. Creo que si nos tocara el gordo no saldríamos ni a euro cada uno porque de aquí al 20 de diciembre (fecha tope para participar) este décimo casi le habrá dado la vuelta al mundo. De todos modos no es el dinero lo importante, la importancia de esta iniciativa radica en la capacidad de compartir y desear lo mejor a los demás.
Con la advertencia de que yo no soy depositaria de nada, de que os leáis bien las normas para conseguir vuestra participación, y de que transmito este regalo con todo mi aprecio y consideración, pero sin poder asegurar que haya premio, aun en el caso de que lo haya, estos son mis cinco blogs:
Suerte a todos.

sábado, 5 de diciembre de 2009

FLORILEGIO

Continuando con EL PINTALABIOS, os ofrezco el florilegio que aparece recogido en la solapa de la contraportada del libro. Se trata de un conjunto de frases que, en principio, nada tienen que ver entre sí, puesto que corresponden, cada una de ellas, a cada uno de los distintos relatos que componen la antología. Hemos tenido sin embargo el acierto, o la casualidad actuó por su cuenta, de que, al unirlas, aun proviniendo de relatos diferentes, constituyan una historia casi independiente, un texto con vida propia. Que lo disfrutéis.

Verá, a mí siempre me han excitado los pintalabios.

¿Busca una marca especial?

Al llegar a casa lo primero que hice fue abrir el pequeño paquete y contemplarlo...

Unos golpes fuertes la sacaron de aquella contemplación.

¿Te gusta Aurora, es eso lo que querías?

... su madre... tenía de todos los colores. Su favorito era uno rosa intenso con brillo...

... el mismo que llevaba usando más de diez años.

... un secreto que yo había jurado no confesar y que me corroía por dentro como un ácido.

En aquel momento llamaron a la puerta.

Pero ella no estaba dispuesta a revelar lo que le estaba sucediendo.

La tristeza, los porqués y el desinterés por la vida, eran compañeros fieles...

Una mañana cargada de bruma, se presentó una mujer de carnes prietas... y labios de mandarina...

¿Se puede…? preguntó con una sonrisa.

Entonces, cogiste el pintalabios que guardabas en el bolso y te coloreaste los labios de rosa, para luego besarle varias veces en la mejilla...

martes, 1 de diciembre de 2009

¡YA LOS TENGO!



Pues sí, con este entusiasmo que podéis adivinar, os cuento que ya he recibido mis ejemplares de EL PINTALABIOS. Ha quedado genial, todo el trabajo y el enorme esfuerzo ha valido la pena porque tengo en mis manos un libro realmente precioso, por dentro y por fuera, así han opinado todas las personas que han tenido ocasión de verlo y de leerlo.
Ahora comenzamos una importante labor de promoción, que curiosamente se inició ayer con una entrevista en Tele Alicante, a la que comparecimos dos de las participantes en el libro, concretamente Rafaela Lillo y yo. Teresa Rico, presentadora del programa “Vamos de...”, se interesó por el proyecto desde que tuvo conocimiento de él, insistiendo en que acudiéramos a su programa. Nada más recibir el libro y comunicárselo nos citó de inmediato para que nos personáramos ayer en la grabación. El programa se emitirá el día 12 de diciembre por la noche, procuraré conseguir el vídeo y, si es posible, colgarlo por aquí.
Esto es sólo el comienzo. Somos siete autoras, siete personas cargadas de ilusión, con deseos de dar a conocer nuestra obra, estamos satisfechas con el trabajo realizado y queremos sacarlo adelante.
En cuanto a la distribución, también haremos lo posible para que el libro llegue al mayor número de librerías. ¿De qué sirve tanta promoción si después el libro nadie lo encuentra? De momento ya está a la venta a través de VISIÓN LIBROS, por tanto cambio gustosamente el letrerito de “PRÓXIMAMENTE A LA VENTA” que lucía la portada de EL PINTALABIOS a la derecha de este blog, por el de “YA SE PUEDE ADQUIRIR”. La editorial, por su parte, hará sus gestiones para introducirlo en importantes establecimientos. Seguiré informando a medida que tenga más datos.
Sólo me resta decir, en nombre de todas las integrantes de EL PINTALABIOS, que, como cualquier otro libro que sale al mercado, nos encantaría que llegara a muchas manos, que fuera leído y que pudiéramos recibir muchas opiniones de lectoras y lectores.
Aquí os dejo unas fotos de nuestro retoño.