sábado, 31 de octubre de 2009

LO SIENTO


Él, lleno de ardor y desprecio, pensaba en el final. Ella, se entregaba al momento con verdadero placer. Un hondo gemido y diez uñas clavadas en la espalda lo hicieron acabar. Antes de prender el cigarrillo le dijo la verdad.
—Lo siento, pero no te amo, ésta es mi venganza hacia tu marido por haberme despedido del trabajo.
Ella no pestañeó. Comenzó a vestirse despacio, firme como un soldado, elegante como una bailarina rusa.
—No te preocupes, cariño, yo tampoco te amo, ésta es mi venganza hacia mi marido por haberse acostado con tu mujer.

Maribel Romero Soler.

martes, 20 de octubre de 2009

ANUNCIOS


“Soy tu ginecólogo. Ven a verme”. Me pareció un mensaje bastante inusual el que mostraba aquel panfleto publicitario, pero lo doblé por la mitad y lo guardé en el bolso. Mientras me dirigía al juzgado para retirar la resolución judicial correspondiente a mi último caso, un juicio penal por omisión de alimentos, reflexionaba sobre las palabras del director del bufete: “son muchos gastos; alquiler, sueldos, impuestos... Si en el plazo de un mes no consigues más clientes me veré en la obligación de despedirte”. Yo tenía dos hijos, una hipoteca y una madre enferma, pero a nadie le importaban mis problemas. Aquel folleto me dio la idea. Me dirigí a las oficinas del periódico local y contraté un anuncio para la sección de contactos. “Soy tu abogada. Cariñosa y discreta. Con o sin toga. Llámame”. Conseguí aumento de sueldo y el título de empleada del mes.
Maribel Romero Soler.
...
Microrrelato seleccionado en el mes de octubre en abogados.es
Palabras obligatorias: plazo, panfleto, ginecólogo, resolución e impuestos.

jueves, 15 de octubre de 2009

MIGUEL HERNÁNDEZ 1910-2010








Miguel Hernández, el poeta del pueblo, nació en Orihuela (Alicante), el día 30 de octubre de 1910. Pronto se celebrará el noventa y nueve aniversario de su nacimiento y la ciudad de Orihuela ya ha declarado el 2010 como “Año Hernandiano”. Son muchas las actividades previstas para conmemorar el primer centenario del nacimiento del poeta, tanto en su ciudad natal como en otras. A modo de anticipo, el ayuntamiento de Elche ha editado, con motivo del inicio del curso escolar 2009-2010, una agenda para regalar a todos los alumnos de primaria. Es una bonita iniciativa para que los chavales conozcan un poco más la figura de Miguel Hernández, ya que la agenda viene salpicada de datos biográficos, versos y dibujos del poeta.
La vinculación de la familia de Miguel Hernández con la ciudad de Elche es enorme, puesto que es el lugar que eligió su viuda, Josefina Manresa, para instalarse con su hijo Manuel-Miguel cuando éste contaba con once años de edad. En Elche murieron ambos, y es en Elche donde siguen viviendo la nuera y los nietos del poeta, grandes defensores de su legado.
Conocí a Josefina Manresa y a su hijo hace muchos años. A ella la recuerdo como una mujer enlutada y triste. A él, con un gran parecido físico a su padre (por las fotos que conocemos del poeta).
Guardo una anécdota que hoy voy a contar. Trabajaba yo entonces en una gestoría administrativa, y Josefina y su hijo eran clientes del despacho. En una ocasión, mi jefe trataba de indicarle a Josefina dónde se encontraba determinado establecimiento y le dijo: “Es en la calle 13 de septiembre”. Josefina se puso en guardia de inmediato y le replicó: “Por favor, me ofende usted, es calle Poeta Miguel Hernández”. Y estaba en lo cierto. En aquella época de rebautizar calles, la de 13 de septiembre había cambiado su nombre por el de calle poeta Miguel Hernández y todavía hoy lo conserva.
Pero no era éste el motivo de la entrada. El motivo de esta entrada es el de mostraros algunos de los dibujos que Miguel Hernández realizó durante su estancia en la cárcel y que ilustran buena parte de la agenda escolar. Yo, al menos, no los conocía, y me han causado una grata impresión. Son dibujos privados que el poeta realizó para su hijo. Solo os pongo tres, hay muchos más y a mí me parecen todos muy hermosos.
Podría terminar con algunos de sus bellos versos pero como seguro que conocéis muy bien su obra y yo ya he abusado de ella en otras entradas, voy a acabar con algunos de esos datos biográficos que recoge la agenda a modo de pinceladas, con la esperanza de poder aportar algo nuevo.

- En 1925 escribe sus primeras poesías mientras en el monte pastorea las cabras.

- En 1930 forma con otros amigos el grupo poético la Tahona. Aparecen sus poesías en diversos periódicos y revistas.

- En 1931, la ciudad de Elche (Orfeón Ilicitano) le concede a Miguel su primer y único premio poético.

- A finales de 1931 realiza su primer viaje a Madrid buscando la fama. Le supuso un fracaso al no encontrar apoyo ni trabajo.

- En 1933 publica en Murcia su primer libro: Perito en lunas. Conoce a Josefina Manresa, su futura mujer.

- Como soldado de la República actúa en diversos frentes de la Guerra Civil.

- Los dibujos de la agenda los hizo Miguel Hernández en las cárceles donde estuvo.

- Entre 1940 y 1941 pasa por un calvario de cárceles.

- El 28 de marzo de 1942 muere en la enfermería de la prisión de Alicante. Está enterrado en este cementerio. Tenía 31 años de edad.

domingo, 11 de octubre de 2009

PLANETA VIDA

Se me fue la mano, lo siento pero se me fue la mano. Yo, científico emérito, graduado por la más prestigiosa universidad del planeta Vida, sólo quería descubrir la inmortalidad. Harto de enterrar a mis seres queridos, a mis mascotas, a los vecinos del barrio, a mis compañeros de profesión e incluso a algún enemigo reconocido, decidí jugar a ser Dios. No fue difícil. Los avances tecnológicos todo lo permiten. Todo. Hasta llegar a la deshumanización. Y ahí está el secreto. Corazones viscosos, palpitantes y sucios son sustituidos por máquinas perfectas, mecanismos de precisión que apenas necesitan mantenimiento. Los cerebros dan más problemas, porque piensan. Y se niegan a la intervención mientras conservan un mínimo de lucidez, hasta que los sedantes los dejan dormidos para siempre. Cuando despiertan no existen. Son pequeñas computadoras de gran exactitud las que ocupan las cabezas que antes eran pensantes. El resto no genera problemas. Sólo somos un conjunto de tubitos huecos, fibras y músculos fácilmente sustituibles y un esqueleto débil. Una obra realmente mediocre.
Pero se me fue la mano. Hoy cumplo dos mil años y estoy harto de ver a la misma gente. No nace nadie, se me olvidó el pequeño detalle de preocuparme de la reproducción. Somos un planeta viejo, un conjunto de seres oxidados y aburridos de vivir. No tenemos nada nuevo que contar cada día, ni siquiera una ilusión. Muchas personas me piden que volvamos a ser como antes pero ya no es posible. Con el corazón se nos fueron los sentimientos y con el cerebro el instinto. Y no sé qué hacer. Las máquinas, en el fondo, no somos tan inteligentes.

Maribel Romero.

sábado, 3 de octubre de 2009

MI EXPERIENCIA COMO JURADO (III)

La verdad es que en esta tercera parte ya me queda poco que añadir. Os explicaré el funcionamiento de la segunda fase del certamen, pasaré a daros mi opinión personal sobre determinados aspectos y contaré algunas curiosidades o anécdotas.

En las entradas anteriores os hablaba del sistema a seguir para seleccionar obras durante la primera fase del certamen, la más demoledora por llamarla de algún modo, puesto que es la que elimina de un plumazo un ochenta por ciento de los trabajos presentados. Os podéis imaginar que las obras que superan esa primera criba son de gran calidad y por tanto el trabajo de la segunda fase es todavía más minucioso. Los aspectos a valorar siguen siendo los mismos, pero aquí todo cuenta, por eso os decía en la anterior entrada que hay que cuidar hasta el último detalle y esos pequeños errores que el jurado pasó por alto en primera instancia porque la historia merecía la pena, pueden dejar la obra fuera en la segunda fase porque tiene serias e importantes competidoras.
Como ya dije anteriormente, en la segunda fase los jurados leemos todas las obras y en este caso ya no descartamos ninguna, sencillamente procedemos a dar una valoración, a emitir un voto a cada una de ellas. Un voto de 0 a 10. Ni en la primera ni en la segunda fase del certamen los jurados intercambiamos puntos de vista ni comentamos nada de nuestras deliberaciones, ni siquiera hablamos entre nosotros, cada uno hace su trabajo en privado y la plantilla final con todas las votaciones es enviada a la organizadora, que es la encargada de hacer el recuento y de nombrar al ganador y a los finalistas, una vez abiertas las plicas, en base a los resultados obtenidos. Sólo entonces nosotros, los miembros del jurado, conocemos el resultado final, descubrimos cuál es el relato ganador y el nombre de su autor, así como de los finalistas.

Y bien, terminado ya el proceso de selección voy a tratar de satisfacer alguna curiosidad. Alicia me preguntaba qué pienso yo cuando leo algún relato de “poca calidad”.
Os diré que leo todos los relatos desde el mismo respeto, yo también escribo, conozco la ilusión que cada uno pone en su trabajo literario y sé que lo hace lo mejor que puede y sabe. Cuando leo un relato de “poca calidad” pienso que, casi con toda seguridad, su autor quedó muy satisfecho con él, cree que es bueno y está deseando que se cumplan los plazos y se produzca el fallo porque piensa que tiene posibilidades. Esto nos ha ocurrido a todos, sobre todo cuando empezamos, pero tranquilos, es una “enfermedad” que se cura con el tiempo.
Es quizás cuando leemos las obras ganadoras o finalistas de un certamen (aunque no siempre ocurre) cuando somos capaces de vislumbrar una calidad literaria superior a la de nuestro relato y cuando tratamos entonces de crecer y perfeccionarnos.

Por último os dejo algunas curiosidades, anécdotas y reflexiones personales a modo de pinceladas. Espero que el contenido de estas tres entradas os haya podido ser útil.

- El nivel de calidad de los trabajos presentados es aceptable.
- Nunca he puntuado con un 10, sí con algún 9.
- El amor sigue siendo un tema muy recurrente en la literatura.
- En algunos casos he observado buenas historias pero mal escritas o mal planteadas. Lo resumiría diciendo que veo mucha ilusión pero poca formación.
- El proceso de aprendizaje debe ser constante. Siempre hay que intentar “saber más”.
- Leer a nivel de valoración también es un disfrute, cuando cae en nuestras manos un buen relato lo disfrutamos. Yo, incluso, lo releo.
- Como las bases del certamen no establecen normas en cuanto a los márgenes, hay participantes que presentan trabajos a doble espacio y con un máximo de cuatro folios (lo exigido) pero apurando el papel por todos lados, sin dejar margen ni a derecha ni a izquierda ni arriba ni abajo. A la hora de proceder a la lectura resulta incómodo.
- En tema libre todo tiene cabida pero yo aconsejaría que los cuentos o relatos estrictamente infantiles compitieran en certámenes de su género.
- Hablando de temas, es interesante indagar un poco sobre la asociación, institución, etc. que convoca el certamen y, si es posible, leer las obras ganadoras de otras ediciones, nos ayudará a conocer los “gustos literarios” de esa organización en particular. Si el concurso lo convoca la Cofradía del Cristo de los Siete Clavos no es cuestión de enviar un relato erótico, y quizás si la organizadora es una Asociación de Mujeres, dé más importancia a relatos de corte social, igualdad de género, etc. Es por esto que en ocasiones, cuando leemos el relato ganador de un determinado concurso, no nos gusta y ni siquiera lo consideramos mejor que el nuestro. Posiblemente sea cierto, lo que ocurre es que ese relato ganador resultó ser el más adecuado para el tipo de concurso del que se trataba.

Y colorín colorado...