martes, 20 de octubre de 2009

ANUNCIOS


“Soy tu ginecólogo. Ven a verme”. Me pareció un mensaje bastante inusual el que mostraba aquel panfleto publicitario, pero lo doblé por la mitad y lo guardé en el bolso. Mientras me dirigía al juzgado para retirar la resolución judicial correspondiente a mi último caso, un juicio penal por omisión de alimentos, reflexionaba sobre las palabras del director del bufete: “son muchos gastos; alquiler, sueldos, impuestos... Si en el plazo de un mes no consigues más clientes me veré en la obligación de despedirte”. Yo tenía dos hijos, una hipoteca y una madre enferma, pero a nadie le importaban mis problemas. Aquel folleto me dio la idea. Me dirigí a las oficinas del periódico local y contraté un anuncio para la sección de contactos. “Soy tu abogada. Cariñosa y discreta. Con o sin toga. Llámame”. Conseguí aumento de sueldo y el título de empleada del mes.
Maribel Romero Soler.
...
Microrrelato seleccionado en el mes de octubre en abogados.es
Palabras obligatorias: plazo, panfleto, ginecólogo, resolución e impuestos.

30 comentarios:

Winnie0 dijo...

Fantástico maribel. Original y conciso. Lo dice todo. Besos

Deusvolt dijo...

Ja,ja,... No hay nada como un poco de presión para aumentar el ingenio y la creación. A mi me ocurre a menudo que cuando peor estoy en el trabajo mejores ideas me vienen a la cabeza. Por eso, si alguna vez me hago famoso y multimillonario, igual hasta me quedo, ji,ji... En fin, que la situación parece ridícula pero hay que echarle narices al asunto.
Muy bueno, mis felicitaciones, Maribel.

Maribel dijo...

Winnie, la concisión era oligatoria (admiten un máximo de 150 palabras). Que por cierto, menudas palabras han tocado este mes, jajaja, pero bueno, algo salió. Gracias por tu opinión. Un abrazo.

Maribel dijo...

Deusvolt, algo así me ocurre a mí con este concurso de microrrelato. Hay que escribir bajo presión, la que supone ceñirte a cinco palabras de su padre y de su madre y no pasarte de las 150. No queda más remedio que tratar de aumentar el ingenio, jajaja, del mismo modo que le ocurrió a la abogada en apuros de este relato.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

¡jajaja! Me ha encantado, Maribel.
Y me ha dado una idea: "soy tu escritora. Te haré pasar momentos que nunca olvidarás".
¿Qué te parece? ¿Colaría? jeje.

Maribel dijo...

Jajaja, Lola, pues mira, eso no lo había pensado. Yo creo que sí que colaría. ¿Lo intentamos?. jajaja.
Un abrazo.

Alicia dijo...

Maribel, sabes cómo me alegro.
Me encanta participar mensualmente. Me parece una buena experiencia. Este mes no era fácil. Así que desde mi punto de vista cómo participante y "rival", ja,ja,ja, me parece que tienes doble mérito.
Viéndote elegida a ti, llevo mejor que no me hayan elegido a mi. Besarkadatxu bat

Maribel dijo...

Gracias, Alicia. Todavía estás a tiempo de que te seleccionen, de momento han publicado muy poquitos y tú lo enviaste más tarde.

La verdad es que al "ginecólogo" no había por donde cogerlo, jajaja, pero es lo bueno de este concurso, que te hace estrujarte la mollera.

Un abrazo.

Marien dijo...

Muy bueno y divertido Maribel, con razón te lo han seleccionado. Yo utilizo las palabras para hacer un ejercicio de escritura, ya veremos si lo envío.
Besos

Maribel dijo...

Marien, anímate a enviarlo, además de practicar un buen ejercicio literario puedes optar a un premio. ¿Por qué no intentarlo?

Ya me contarás. Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Ja, ja, Maribel, soy tu abogada, con toga o sin ella, ¡Madre Mía! no quiero ser mal pensada, pero creo que pronto dejará la toga a un lado!, ja, ja,

Ciento cincuenta palabras comprometen ¿eh?

Apruebo la moción de Lola!
Besos,

Maribel dijo...

Pues, Blanca, con la sugerencia de Lola, tendremos que decir: "soy tu escritora. Con libro o sin él", jajaja. Cuando queráis lo probamos.

Un fuerte abrazo.

sergio astorga dijo...

Maribel, soy tu lector y me hace pasar gratos momentos, me enmiendas el gesto adusto, me legalizas la sonrisa, me amparas los malos ratos, me fortaleces las garantías individuales.

Cariñosa y discreta tu pluma me hace olvidar la toga.

Un abrazo de lector del mes.
Sergio Astorga

Jaclo dijo...

Muy bueno.
Saludos

Fatima dijo...

;-), enhorabuena. ¡Ups! pensé que se había acabado el concurso, a ver si me animo a participar el próximo mes.
El micro me ha gustado mucho -como siempre-.

Un abrazo

Maribel dijo...

Sergio, soy tu admiradora, y disfruto con tus pinturas y tus letras.
No dejes de sorprenderme.

Un abrazo con prisas.

Maribel dijo...

Hola, Jaclo. Me alegra saber de ti. Gracias por pasarte por aquí.
Saludos.

Maribel dijo...

Fátima, acabó la primera edición y el mes pasado comenzó la segunda, así que tienes muchos meses por delante para participar.
Besos.

Alejandro Laurenza dijo...

Qué bueno, Maribel! Me hiciste reir, :-).

Saludos,
Alejandro.

Maribel dijo...

Alejandro, sólo por esa sonrisa vale la pena el microrrelato. Gracias.

Saludos.

Javier Romero dijo...

Maribel, me ha gustado mucho tu texto, tiene chispa. Creo que es el mejor de los publicados hasta ahora. Yo acabo de mandar el mío, a ver si gusta y coincidimos de nuevo. Un saludo de tu vecino-¿primo? de "Cuentos para sonreír" y "Más cuentos para sonreír".

Maribel dijo...

Hola vecino-primo Javier, jajaja. Me llevo una grata sorpresa con tu comentario y con el descubrimiento de que coincidimos tanto (además de en el apellido). Gracias por tu opinión. A ver si tengo suerte este mes y, aunque sea por razón de parentesco, me llevo algo, porque tú ya fuiste ganador hace poco ¿verdad?

Suerte con tu micro y gracias por pasarte por aquí. De verdad que me alegra la coincidencia, también la de compartir los libros de Hipálage. ¡Que sigamos así!

Un afectuoso saludo.

Armando Rodera dijo...

Genial, Maribel, me ha encantado. Yo también participé alguna vez en ese concurso y sé que es muy difícil sintetizar en 150 palabras y usando además las 5 obligatorias, un microrelato original y atrayente.

El tuyo cumple esas premisas y después de los reconocimientos anteriores, espero que esta vez te den el premio mensual.

Saludos.

Maribel dijo...

Gracias, Armando. A ver si hay suerte.

Saludos.

Incongruente dijo...

Maribel, si esto fuese un vivencia real y no el resultado de una mente privilegiada, merecías ser la empleada del mes, del año y del siglo. Como autora, también. Me has hecho reir con algo serio y eso solo está reservado a muy pocos. Felicidades. Entro poco, pero reconozco que es un defecto que tengo, solo dispongo de 24 horas al día y necesito 160, pero, como coemntas en tu otro post, no solo las máquinas, los humanos tampoco somos una obra perfecta.

Maribel dijo...

Hola, Incongruente, me alegra mucho, mucho tu visita. Me empieza a pasar algo parecido a ti: necesito 160 horas al día; si tú las consigues dime la fórmula.
Gracias por tu comentario, es un lujo contar con él.
Saludos.

Felisa Moreno dijo...

Hola Maribel, un relato muy original, se ve que las historias de abogados se te dan bastante bien.

Un abrazo y enhorabuena por la selección

Maribel dijo...

Hola, Felisa. No sé si le habré cogido el punto a los micros de abogados, pero me gusta hacerlos. Es un reto interesante a la vez que divertido. Deberías probar.
Un abrazo.

Helena dijo...

Olá Maribel, às vezes parece que a vida dos outros é muito mais fácil do que a nossa... Que nós é que escolhemos sempre o caminho mais difícil...
A verdade é que também já tinha gozado comigo própria e com o meu possível "valor acrescentado": com ou sem primeira lei de Newton...
Os teus minicontos são uma delícia.
Parabéns, Helena

Maribel dijo...

Gracias, Helena. Supongo que los caminos fáciles y difíciles tienen mucho que ver con ese equilibrio del que hablaba Sergio en otra entrada. Tratamos de encontrar el camino a la medida, ni tan difícil como el que invariablemente escogemos, ni tan fácil como creemos que lo eligen los demás.
Me gusta ese guiño a la ciencia que siempre acompaña a tus comentarios y que para mí son palabras mayores. Imposible entender la inercia, jajaja.
Un abrazo.