lunes, 7 de septiembre de 2009

A MEDIDA

—Buenas tardes, ¿se puede? Vengo a que me haga usted un relato a medida.
—Pase, pase, no se quede en la puerta. ¿Lo quiere para todos los días o es para una ocasión especial?
—¿Qué diferencia hay?
—Hombre, si es para todos los días lo hago un poquito más corto, utilizo un lenguaje coloquial y en general le pongo menos retórica.
—Pues sí, me vendrá bien un relato de esas características, la verdad es que no quiero destacar.
—¿Sobre qué tema lo quiere?
—Tema libre.
—Vaya, como en los concursos, aunque le aseguro que eso no es garantía de nada. El último cliente al que le hice un relato de tema libre vino a reclamarme porque dijo haberse encontrado a cuatro o cinco personas con relatos del mismo tema.
—Bueno, no se preocupe, es algo previsible, siempre se explota el discurso que está de moda.
—Agradezco su comprensión. Aguarde unos minutos que enseguida lo tiene usted hecho.

Momentos más tarde...

—¿Qué le parece? ¿Le gusta cómo le queda?
—Pues no sé qué decirle, creo que me tira un poco de las sisas.
—A ver, déjeme que mire... Sí, le sobran un par de preposiciones “de”, es que todavía cometo algún error de dequeísmo, soy nuevo ¿sabe? Y ahora ¿qué tal?
—Bastante mejor pero, si le digo la verdad, le veo muchas “cosas”.
—Ya, es que este año se llevan los estampados.
—No se lo discuto, pero el que yo desee un relato para todos los días no quiere decir que desee un relato vulgar. Si me hace el favor cámbieme varias “cosas” por otras palabras más concretas: flores, rayas, cuadritos, puntos de colores... Ya que se llevan los estampados...
—Como quiera. Le sustituyo cuatro “cosas” por otras palabras... Creo que ahora le queda que ni pintado.
—Pueeeeeessss... No quiero ser pesado pero mire, me hace unas bolsas por aquí abajo. ¿Se da cuenta?
—¡Ah! Ya veo, ya. Le sobran dos gerundios. Los gerundios afean mucho si no están bien cosidos, no se preocupe se los quito y ya está. ¿Qué me dice ahora?
—Bastante bien, la verdad. Sólo quiero que me ponga una tilde aquí, en libido, y me quite otra de aquí, de espécimen.
—Disculpe pero le aseguro que libido y espécimen son palabras correctas, las he visto en el diccionario de la Real Academia de la Lengua.
—Las habrá visto usted en el diccionario, no se lo discuto, pero no están en el boca a boca y ya le dije que no quiero destacar.
—Como quiera, usted paga. Aun a sabiendas de que cometo dos errores le arreglaré ese par de tildes.
—Perfecto. ¿Qué le debo?
—La voluntad.
—Pues mire, sólo llevo encima un verbo y dos adverbios. Es que vengo del médico porque tengo un problema, resulta que nunca encuentro la palabra exacta, y la verdad es que me ha cobrado bastante por la consulta.
—¿Y se lo solucionó? A mí es que a veces también me ocurre.
—Me ha recetado muchos libros.
—Bueno es saberlo.
—Aquí tiene su verbo y sus adverbios.
—Gracias, buen hombre. Vuelva cuando quiera.
—Descuide, dentro de un par de meses tengo una boda y para esa ocasión sí que quiero un super relato, ya me entiende, de esos que dejen con la boca abierta, a ser posible que incluya alguna palabra rara, de las que nadie conoce.
—Iré preparando algo.
—Pues hasta entonces, amigo.
—Adiós, buenos días.

Maribel Romero.

22 comentarios:

sergio astorga dijo...

Maribel, tu lo sabes, me afano y no me ufano de procúrate un comentario a tu medida, subo y bajo la bastilla del discurso, pongo doble forro a la ironía, abro y cierro lo ojales del adjetivo y nada, podrías recomendarme a tu sastre de palabras o modisto y también una top model editorial para que luzca lo que te digo aunque no importe si está mal hilvanado el “tacuche” palabrero.
Tu ingenio como sabes, me encanta y motiva.
Un abrazo a tu medida (talla 7)
Sergio Astorga

Winnie0 dijo...

Maribel...¡qué idea de relato tan tan ingeniosa!. Eres una artistaza...Me pensaré algún comentario a la medida de semejante relato..jaja Besos y...¡que te siente bien el "traje"!...

Lola Mariné dijo...

Me ha encantado ese juego del traje y el texto. Muy ingenioso.
Felicidades.

Marien dijo...

Absolutamente genial, Maribel, me ha encantado. Muy original. Los diálogos son estupendos, con un ritmo tan bueno que lo lees de un tirón. Me ha gustado muchísimo.
La forma de pago es única y el encargo final lo borda, "con alguna palabra que no conozca nadie". Estupendo.
Besos

B. Miosi dijo...

Maribel, he disfrutado muchísimo con tu relato hecho a la medida. Ingenioso y al mismo tiempo didáctico. ¡Si todas las clases fuesen así!

Muchos besos!
Blanca

Alicia dijo...

¡Mecachis! Yo hoy necesitaba un discurso a medida. A pesar de todo no me ha ido tan mal.

¿Me irías preparando uno? Que tenga pocos imperativos, algún verbo condicional y que aparezcan las palabras colaboración y equipo? Lo necesito para una reunión del viernes.

Me ha encantado. No me deja de sorprender tu imaginación.
Besarkadatxu bat

Maribel dijo...

Sergio, yo también busco a esa top model editorial, pero ninguna da la talla, mientras tanto seguiré hilvanando lo que pueda. Por cierto, no sé cuál será la talla 7 pero me encanta el 7.
Un abrazo de alta costura.

Maribel dijo...

Winnie, ya has dejado un comentario más que a la medida, jajaja. El "traje" me sienta genial.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Gracias, Lola. Hay que poner a funcionar la máquina de los inventos de vez en cuando. Besos.

Maribel dijo...

Muchas gracias, Marien, tu entusiasmo es contagioso, de verdad. Un abrazo.

Maribel dijo...

Blanca, no estaría nada mal que las clases fueran así ¿verdad? Disfrutar y aprender, no es mala idea.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Alicia, sé que tú no necesitas ningún sastrecillo de palabras para elaborar ese discurso, seguro que lo bordas. Deberías grabarlo.
Besarkadatxu bat.

ROSA G.C. dijo...

hola maribel, me he quedado sin palabras...
después de leer tu relato y los comentarios, qué te puedo decir, nada más y nada menos que 1me ha encantado!
felicidades
Rosa.-

Maribel dijo...

Hola Rosa. Gracias por tu visita y tu comentario, eres muy amable.
Saludos.

Triana dijo...

Maribel, eres increible, tu imaginación y maestría para "juntar" palabras es "mucho".

Como siempre me voy con una sonrisa tras leerte.

Un abrazo fuerte.

Maribel dijo...

Me alegro de esa sonrisa, Triana, una alegría tuya bien vale "juntar" y "coser" muchas letras.
Un abrazote.

Winnie0 dijo...

Si te pasas por mi blog encontrarás un "cariño" para ti en forma de frase...besos

Maribel dijo...

Winnie, mil gracias. Me encanta que hayas elegido precisamente Titanic para mí, porque he visto la película no sé cuántas veces. Gracias de corazón, es una frase bellísima y también me gustan las restantes frases y sus destinatarios. Eres un sol. Un abrazote.

P.D. Por cierto, no he podido dejarte comentario en tu blog.

Mari Carmen dijo...

¡Qué bueno Maribel! Qué imaginación.
¿Imaginación lleva acento o no? bueno, haz lo que quieras, la experta en relatos eres tú.
Igual te encargo uno para...
Un abrazo.

Maribel dijo...

¡No, Mari Carmen, a mí no me encargues que yo no sé nada! Se lo encargaremos al sastrecillo valiente del relato, jajaja.
Un abrazote.

siempreconhistorias dijo...

Maravilloso, Maribel.Me has dejado boquiabierta,no conocía la profesión pero....
De verdad y con prisas (que mellaman misniños)fantástico.O al menos,a mí, me ha requetegustado.
Un beso admirado.

Maribel dijo...

Ay, Izaskun, los niños cada vez nos roban más tiempo, terminarán sin dejarnos ni un minuto para nosotras. Yo tampoco conocía la profesión hasta que tuve que encargar un relato, y me quedó bien. Gracias por tus palabras.
Un abrazo.