viernes, 7 de agosto de 2009

UN TROCITO DE MAR

Qué bonitos son los acuarios. Me encantan. ¿Será porque soy piscis?
Una de las escapadas de esta semana ha sido al acuario de Santa Pola, visita que repito cada año y que en esta ocasión me ha servido para renovar toda la decoración fotográfica del blog. Os invito a contemplarla, podéis ver desde peces trompeteros a caballitos de mar, pasando por una musola (de la familia del tiburón), doradas, palometones, langostas o mi adorado pulpo (me encanta verlo desplazarse por el agua), todas ellas especies autóctonas mediterráneas.
Santa Pola es una pequeña población alicantina a la que me encuentro muy unida. Tiene unos 30.000 habitantes que en verano se duplican, triplican o cuadruplican, no lo sé con exactitud, en cualquier caso su población crece considerablemente en los meses estivales con turistas de toda España, principalmente madrileños y vascos. Sus playas son tranquilas, perfectas para el baño, sobre todo de los más pequeños, posee un importante puerto pesquero y un atractivo Club Náutico. En sus aguas se práctica surf a vela y en su montaña (donde se halla ubicado el faro) parapente. Se puede gozar de una estupenda gastronomía marinera y visitar la Isla de Tabarca, que se encuentra a unos cuarenta y cinco minutos de la costa en catamarán. Un lugar ideal.
Pero no sólo he visitado el acuario. En Santa Pola se está celebrando en estos momentos la Feria del Libro (hasta el 23 de agosto), unas cuantas casetas colocadas estratégicamente junto al castillo para deleite de los visitantes, que siempre encuentran un libro acorde a su gusto o a su bolsillo. Yo he adquirido dos ejemplares que a pesar de haber leído no poseía físicamente. Por un lado EL PRINCIPITO de Antoine de Saint-Exupéry, y por otro ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS, de Lewis Carroll.
El primero se lo regalé hace muchos años a un amigo cubano con el que mantenía correspondencia. Me pidió que le enviara un par de libros que en Cuba no podía adquirir porque estaban censurados. Uno era EL PRINCIPITO y el otro EL RETRATO DE DORIAN GRAY. Por supuesto se los envié (y me quedé sin ellos).
En cuanto a ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS, sinceramente, he visto películas en distintas versiones, dibujos animados, he leído cuentos, pero creo que la novela completa de Lewis Carroll, o me falla mucho la memoria o no la he leído jamás, y por supuesto nunca es tarde, además, he tratado de inculcar a mis hijos que hay ciertas obras literarias de obligada lectura y que se deben tener en casa, de este modo ambos están entusiasmados con sus libros y deseando leerlos. Y bueno, precios super asequibles: El Principito, 4 euros; Alicia en el País de las Maravillas, 3 euros; entrada al acuario de tres personas: 5 euros; un helado de dulce de leche para uno y otro de yogur natural con fresas para otro (bueno, ese otro en realidad era yo): 4 euros. En total 16 euros para una tarde redonda con mis hijos. ¿Y dicen que la diversión es cara?

12 comentarios:

sergio astorga dijo...

Maribel, mar adentro, mar por dentro. Miles de miradas sin revés, y una pregunta del origen siempre presente en nuestra alcoba y un mandato de sal en la frente inmensa en el azul.
Un trocito de mar llevamos todos. Y todos podemos tener un euro en el bolsillo para cambiarlo por una estrella de mar, que es otro cielo.
Un abrazo acuático.
Sergio Astorga

Mari Carmen dijo...

Yo soy de costa y entiendo tu debilidad por los acuarios.
Es como una pequeña inmersión, sin traje de neopreno, a un mundo alegre, sereno, relajante.
Buena inversión en la excursión, magnífica elección de libros y sobre todo...Refrescante, cultural y golosa salida con tus hijos.
Alicia, come, disfruta de las noches en la playa...está cumpliendo todos sus deberes, excepto encontrar mariposas.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Qué bonito lo que dices, Sergio. Un euro, un suspiro, un abrazo, un beso, todo es válido por esa etrella de mar, ese otro cielo que sugieres.
Por cierto, te veo muy turista en esta nueva foto. ¿Estás en México?
Un abrazo submarino

Maribel dijo...

Así es Mari Carmen, la imagen de ese trozo de mar es, cuando menos, relajante, y muy, muy hermosa. Me siento grande entre los peces.
A Alicia le perdonaremos lo de las mariposas mientras que cumpla con el resto del pacto, sobre todo disfrutar y ser feliz.
Un abrazo.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Además podrías (y puedes) haber paseado gratis, al llegar a casa, por el fin de los tiempos. Otro día será (hoy por ejemplo).
Un saludo, y no me hagas demasiado caso.

Winnie0 dijo...

Es que parece imposible que una no tenga en casa el Principito ¿verdad? Es obligado tenerlo....Respecto a Santa Pola yo estuve hace muchisimos años y creo que ahora se ha debido masificar más....pero lo del acuario debe ser chulo. Maribel besos desde Ibiza...

Maribel dijo...

Hola Antonio, bienvenido. El fin de los tiempos tendrá mi visita porque todo lo gratis me seduce (soy de poco gastar, jajaja). Un abrazo y gracias por venir.

Maribel dijo...

¡Winnie! ¿Te has llevado el ordenador a Ibiza? Eres terrible, jajaja. ¿Qué tal? ¿Te has bañado ya en alguna calita?
Tienes razón, Santa Pola se ha masificado mucho, es preferible visitarla en otra estación distinta al verano, aunque sigue conservando su encanto de pueblo marinero. El acuario es pequeñito pero molón, para mí es un imán.
Y el principito, tú lo has dicho, hay que tenerlo en casa. De la mía salió hace algún tiempo pero ya ha vuelto. Besazos y disfruta mucho.

B. Miosi dijo...

Maribel, preciosa la foto del acuario. Yo nací en la costa, en Lima, y es lo que más he extrañado desde que estoy en Caracas.

Cuando leas Alicia en el país de las maravillas, cuídate de conservar la cordura. Es un libro estrictamente para niños. Cuando lo intenté releer de adulta me pareció entrar en un viaje psicodélico, ja, ja,

Besos!
Blanca

Maribel dijo...

Blanca, el mar tiene un gran poder sobre nosotros, es una necesidad.

Creo que voy a leer a Alicia pronto porque ¡quiero perder la cordura! Estoy harta de lo políticamente correcto, necesito un viaje psicodélico ya, jajaja.

Gracias por tus palabras. Besos.

sergio astorga dijo...

Maribel, ya que quieres salir de la rutina y soltar el pelo y no pensar correctamente sino imaginativamente, te invito a que te subas a las pirámides de Teotihuacán, estoy aquí en Los Álamos, en New México, pero al buscar una fotografía para cambiarla, me encontré con esta me trae gratos recuerdos: fue hace dos anos, desde la pirámide de la luna observando el valle y al fondo la pirámide del sol, subido en ella la sensación de estar literalmente en la Ciudad de los Dioses, (significado de la palabra Teotihuacán) te puede ayudar en esto momentos de hartazgo que padeces, esta sensación de inmensidad y dominio y que la dimensión del mundo se abre a tus pies, créeme que te sientes pleno, esa es la intensión de mudar de fotografía, intentar sentirse pleno a aunque la rutina diga lo contrario.
Un abrazo que te conforte.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Sergio, ya me gustaría pisar esa pirámide para sentirme plena, de momento me conformo con verla en la foto. ¿Pediste un deseo? Espero se cumpla.
Un abrazo de sol y luna.