viernes, 2 de enero de 2009

¡QUÉ DESPISTE!

Menudo despiste, ya estamos a 2 de enero y todavía no había escrito la carta a los Reyes. Aquí la dejo, si alguien pasa por algún buzón, por favor, que me la eche.

Queridos Reyes Magos:

Todavía me quedan caramelos del año pasado, os ruego que no me traigáis más porque producen caries. La verdad es que no sé qué pediros este año. Me gustaron unos zapatos que vi en el escaparate de una tienda, pero cuando llegué a casa me di cuenta de que tenía ocho pares y también me di cuenta de que solo tenía dos pies. Lo mismo me ocurre con las bufandas, los guantes y los gorros. Hace tres semanas tuve que regalar algunos porque no me cabían en el armario y si os pido otros tampoco me van a caber, claro que también podría pediros un armario más grande, pero es un regalo que no me hace ilusión y vosotros, ante todo, sois repartidores de ilusiones.
He pensado pediros los juguetes que nunca me trajisteis en la infancia, pero ya soy demasiado mayor y si los recibiera ahora sentiría pena al recordar a la niña decepcionada que abría los ojos cada seis de enero pensado que su carta jamás llegaba a tiempo. Por otra parte tampoco quiero abrumaros solicitando paz en el mundo, salud para mi familia o trabajo para todos, porque después de pedíroslo tantos años me he dado cuenta de que estas cuestiones no os competen, no tienen nada que ver con la magia y vosotros, ante todo, sois magos.
Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, espero que no os ofendáis si este año no os pido nada y que no lo toméis como un desaire, sencillamente nada necesito y tampoco nada me hace ilusión y, como antes decía, vuestro principal cometido es repartir ilusiones. Siempre he sido, además, muy sensata, y sé que la crisis ha llegado hasta Oriente, que a los camellos les habéis quitado una ración de comida y que vais a dejar de llevar juguetes al Tercer Mundo porque este año no hay para todos.
Queridos Reyes Magos, espero que me entendáis, y a pesar de que nada espero de vosotros, tened por seguro que os sigo queriendo.

Con cariño.

Maribel.

18 comentarios:

VIVIR dijo...

¡Que bonito!.... ¡jo! yo nunca pude recibir de los Reyes Magos aquel Balón de Fútbol ni aquellas botas de fútbol que tanto les insisti..... NUNCA....

Me tuve que hacer jugador profesional para poderme poner unas botas de reglamento y dar patadas a un balón aútentico...

Todavia espero esos regalos.....

Un beso

Arwen Anne dijo...

si me permites yo la llevo a correos... preciosa carta y espero que te traigan eso que dices que no tienes: ilusión.

Un beso lleno de ilusión para que tengas un año lleno de felicidad

Maribel dijo...

VIVIR, gracias por tu visita. Me alegra saber que, a pesar de que los Reyes Magos no te las trajeran, acabaste calzando esas botas profesionales que seguro te dieron muchas satisfacciones.

Saludos.

Maribel dijo...

Gracias, Arwen, a ver si llega a tiempo. Y si a los Reyes les da por traerme ilusión la recibiré con los brazos abiertos, seguro que un poquito te lo debo a ti.

Jaclo dijo...

Pienso que los Reyes, no dominaban bien el idioma en que se les escribía ya que ellos tendrían el persa, copto, o quien sabe ahora cual y por eso no traían lo que se les pedía, pero bueno, como ahora casi todo el mundo habla inglés, antes de que para entendernos haya que hablar chino, te deseo te traigan lo que les pides. Si te parece incluye en tu carta, que les recibirás con dátiles de tu tierra...
Saludos y al parecer, año nuevo, nuevo look.

B. Miosi dijo...

Maribel, tu carta es original, pues escribes a los Reyes Magos para decirles que no te lleven nada, excepto ilusión, pues ellos son magos, repartidores de ilusiones, ¡que acertada petición! espero que la carta les llegue y sepan cumplir tu pedido de manera profesional, pues zapatero a sus zapatos ¿eh?

Como Arwen se ofreció a entregarla, yo no diré nada al respecto, me parece que ella tiene la suficiente energía positiva para hacerlo, estoy segura que logrará que te llegue el pedido, y en estos tiempo, probablemente por FEDEX.

Un abrazo, amiga, y ¡Feliz Día de Reyes por adelantado!

Blanca

Alicia dijo...

Esta mañana trasteando con los relatos "elfos" de Aster y en sus Imperdibles he llegado hasta aquí. A la tarde y camino de Bilbao, a cerrar los últimos detalles para la carta real, en un edificio semiderruido habia varios grafitis aparte de otras pintadas y entre todo destacaba una frase con grandes letras blancas:NO HAY EXTINCIÓN PARA LA ILUSIÓN". En ese momento me he acordado de tu carta.

Creo que todos somos un poco los Reyes Magos del día a día de los que nos rodean así que tranquila porque ilusión seguro que te ha de llegar de uno o de otro modo.

Como creo que te habrán deseado de todo para el 2009, yo simplemente añado que te deseo buén humor.

Maribel dijo...

Mecachis, Jaclo, nunca se me ocurrió recibirlos con dátiles, y eso que, como bien sabes, tenemos en Elche el palmeral más importante de Europa, no en vano fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad.

Eres muy observador, ya sabes que año nuevo vida nueva, en este caso foto nueva.

Ya te contaré lo que me traen, y esta vez los espero con dátiles.

Saludos.

Maribel dijo...

Feliz año, Blanca. Últimamente dudo mucho de la profesionalidad de los Reyes Magos, pero esperaré con ilusión la ilusión.

Me alegra "verte" de nuevo.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Alicia, muchas gracias por pasarte por aquí. Me encanta tu deseo de buen humor (de hecho me ha puesto de buen humor), si además dentro de unos días recibo ilusión sin extinción, ¿qué más puedo pedir?

Me ha alegrado tu visita.

Un abrazo.

Triana dijo...

Pues llego un poco tarde y ya lo han dicho casi todo, la carta no puede ser más sensata y más realista, yo este año tampoco voy a pedirles nada, como tu, tengo todo lo que necesito, sin embargo nunca he perdido la ilusión porqué algún año se cumplan alguno de los tópicos, podría ser este...

Un abrazo fuerte.

sergio astorga dijo...

Maribel, todavía huele a camello cuando me acuerdo y por eso tu carta me renueva la ilusión de tener lo que tuve y cambiar lo que tengo.
Ahora que estas frente al mar tal vez los reyes marinos gusten de ti y te den olas felices.
Un abrazo de mirra e incienso, el oro no llegó.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Triana, un poco de sensatez nos hace falta a todos, pues nos dejamos llevar por cualquier corriente. Aunque digamos lo contrario, la ilusión siempre existe y, como tú dices, con cada inicio de año se acrecienta. ¿Será éste el que nos traiga todo cuanto soñamos?

Un abrazo.

Maribel dijo...

Sergio, de tu comentario se desprende que "cualquier tiempo pasado fue mejor", habrá que intentar que los tiempos que están por venir sean, como mínimo, igual que los pasados.
Los Reyes aquí vienen por mar, así que estaré pendiente de esas olas felices.

Gracias por el incienso y la mirra, nunca me gustó el oro.

Un abrazo real.

Lola Mariné dijo...

Pues como me descuide a mi tampoco me van a traer nada, y no porque yo no quiera sino porque se me está echando el tiempo encima, y como me lo piense mucho...
Pero a tí seguro que te traen es ilusión que necesitas y mucho ánimo para seguir adelante. Ya me encargaré yo de recordarselo.

Maribel dijo...

Pues gracias, Lola, por el recordatorio. Estoy segura de que a ti también te van a dar una sorpresa, aunque nada les pidas. Ya me contarás.

Arwen Anne dijo...

pasate por mi blog, hay algo para ti

Maribel dijo...

Voy para allá, Arwen.