viernes, 12 de diciembre de 2008

ATRACCIÓN FATAL


Mientras me abalanzo sobre ella se me olvida el mundo, las tres bocas que alimentar, la hipoteca del piso, las cuatro letras ya pendientes por la compra del coche. Sólo pienso que apenas diez minutos antes me crucé con ella a la salida del ayuntamiento y la vi hermosa, sin un atisbo de desesperación en la mirada, tan llena de vida. Consigo agarrarla y le grito casi al oído que no lo haga, pero el puente nos atrae como un imán y más tarde el vacío nos engulle a los dos. Volamos abrazados, como si nos quisiéramos. ¿Suicidio pasional? Nadie creerá que sólo quise salvarla.

Maribel Romero Soler.

15 comentarios:

sergio astorga dijo...

Maribel, con súbito arrebato me he lanzado al vacio, me amarro al desenlace y yo sólo quería hacer un comentario.
Felicidades.
Un abrazo a salvo.
Sergio Astorga

Maribel dijo...

Sergio, siempre bien recibidos tus amables comentarios.

Un abrazo en pleno vuelo.

Jaclo dijo...

Por favor, Maribel; que tus vuelos sólo sean mentales porque si nó, no podríamos seguir leyéndote.
Saludos

Maribel dijo...

Jaclo, pido a la cordura que sólo sean mentales porque a veces dan ganas de extender las alas de verdad. Saludos.

Lola Mariné dijo...

¡Vaya! Cuanta tragedia en tan pocas palabras...

Maribel dijo...

Lola, la tragedia se desencadena en un abrir y cerrar de ojos y la mayoría de las veces nos pilla de improviso. Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Maribel, no sé en qué momento posteaste esta entrada, que yo ni la vi.

Un micro que dice mucho, la voz narrativa procede de alguien que ya no está. Has descrito con nitidez quién es, tiene mujer y dos hijos, coche medio nuevo, y es un buen hombre. ¿Quién otro arriesgaría su vida para salvar a otra persona? Y de hecho la arriesgó.

Me imagino lo que pensará su mujer cuando se entere. Lo único que querrá saber es qué era él de la otra.

¡Magnífico, Maribel!

Besos,
Blanca

Maribel dijo...

Blanca, eres una excelente lectora porque no solo lees sino que analizas, y además de manera muy acertada. Leer más allá de lo escrito es una virtud y yo te lo agradezco. Besos.

Triana dijo...

Realemente consigues siempre darle a tus micros un desenlace desconcertante, y como en pocas frases consigues desarrollar toda una historia.

Un beso.

Blogen tailerra- Taller de blogs dijo...

De vértigo, Maribel.
Acaso -estoy casi seguro- en ese instante en que ambos caen al vacío sí que existió una eterna historia de amor.

Besos

Maribel dijo...

Triana, gracias por tu amabilidad, la cuestión es que el micro me gusta cada vez más, me está pasando como a mi amigo Aster Navas, al que voy a contestar ahora (aunque él los escribe mucho mejor).

Un abrazo.

Maribel dijo...

Aster, yo también lo creo, esa historia de amor existió. Gracias por tu comentario. Por cierto, estoy tratando de unirme a "La nieve" pero tengo problemas para registrarme, no sé si será cosa de mi ordenador, seguiré intentándolo. Felicidades por ese foro.

Abrazos.

Blogen tailerra- Taller de blogs dijo...

No debería ser complicado registrarte a través de la invitación que te he enviado.
También puedes hacerlo directamente entrando en la página principal -http://lanieve.ning.com- y pinchando sobre Registrarse.

Sería un lujazo contar contigo y con los amig@s que visitan este blog.

Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Tremendo el magnetismo del vacío como terrible el después de esa familia. Precioso relato Maribel.
Felicidades.
Un abrazo desde el suelo.
Izaskun

Maribel dijo...

Izaskun, el vacío tiene una atracción poderosa, hay que andarse con ojo porque es fácil creer que en el vacío está la libertad y a veces nos engaña.

Un abrazo para ti.