viernes, 21 de noviembre de 2008

NUEVAMENTE SELECCIONADA EN EL CONCURSO DE MICRORRELATOS SOBRE ABOGADOS

Vuelvo a tener ordenador y reanudo las entradas con esta buena noticia. He sido nuevamente seleccionada (ya lo fui en agosto) en el Primer Concurso de Microrrelatos sobre Abogados.
El Consejo General de la Abogacía Española y la Mutualidad de la Abogacía convocan este certamen con carácter mensual. La apuesta sigue siendo la creación de un microrrelato sobre el tema de los abogados o el Derecho en general, con un máximo de ciento cincuenta palabras y dando cabida a cinco palabras obligatorias que cambian cada mes. En el mes de noviembre las palabras son: abogada, estrado, marmota, mermelada y fianza.
Si alguien se anima aún puede enviar su microrrelato y optar a premio. Entre todos los ganadores mensuales (que ya reciben su compensación económica) habrá un ganador final que percibirá la nada despreciable suma de tres mil euros.
Os dejo con mi microrrelato y aquí podéis leer el resto de los seleccionados.

LIBERACIÓN

“Acérquese al estrado y confiese la verdad. ¿Es cierto que robó usted la marmota de su vecino porque quería hacerse un gorro con ella? ¿Es cierto que utilizó para engañarla una galleta untada con mermelada de fresa?”. El acusado, cabizbajo, no respondía.
Desde la ventana del tercer piso la madre de la abogada la llamó a gritos: “¡Laura, a merendar!”. La niña miró hacia arriba con gesto de fastidio, como si acabaran de lanzarle una piedra, y su amigo, el presunto ladrón de marmotas, encontró en aquella voz de mujer la verdadera liberación, sin cargos y sin fianza.

12 comentarios:

Fátima dijo...

Me ha gustado, como siempre no se sabe cómo acaba hasta que no se llega al final. Eso me gusta mucho ;).
Un abrazo y me alegro de tu vuelta. Ya leí que habías aprovechado tu estancia en el monasterio para leer... si está claro, que el que se aburre es porque tiene tiempo de hacerlo.

Maribel dijo...

Gracias, Fátima. He vuelto a medias, poner el ordenador al día y dejarlo más o menos como estaba tiene trabajo.Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Maribel,bienvenida y felicidades porla selección.
En cuanto a la marmota, como señala Fátima, se resulve hasta el final y de que forma: más vale leyes claras a matriarcado firme.
Un abrazo sin cargos.
Sergiio Astorga

Maribel dijo...

Gracias, Sergio. En cualquier caso la niña-abogada era un poco plasta, creo que el amigo se quedó muy tranquilo cuando la madre la llamó para merendar.

Un abrazo sin fianza.

siempreconhistorias dijo...

No me extraña que te hayan seleccionado, Maribel, porque el relato es magnífico. Muy buen interrogatorio y estupenda llamada materna. Menos mal que existe la merienda.
Un abrazo sin fiscalizar
Izaskun

Maribel dijo...

Izaskun, muchas gracias por tu visita y por tu comentario, es un honor.

Un abrazo en libertad.

Triana dijo...

Maribel, sabes como me gustan los micros, he estado leyendo los otros, hay dos o tres que me han encantado, entre ellos está el tuyo, el final, fántastico, como es habitual en tus micros, decirte que te deseo que ganes este mes, no es un tópico, ¡¡suerte !!

Un abrazo fuerte.

Maribel dijo...

Muchas gracias, Triana. No me vendría nada mal una inyección económica de cara a las Navidades. No sé si será merecedor del premio, pero en cualquier caso el desafío de este concurso, por llamarlo de algún modo, es el de encajar esas cinco palabras obligatorias sin que se note, es decir, sin que parezcan un parche, y en ese sentido estoy contenta de cómo que quedó. Si hay premio seréis los primeros en saberlo. Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Pues enhorabuena. El relato está muy bien. A mi me parece muy dificil contar una historia en tan pocas palabras.

Maribel dijo...

Gracias, Lola. El microrrelato es un buen reto y más cuando tienes que someterte a unas normas como en este caso (máximo 150 palabras y términos obligatorios). Te animo a que lo pruebes, es un buen ejercicio literario.

Armando Rodera dijo...

¡Qué bueno, Maribel! Me ha encantado tu relato, está genial.

Ya había visto información sobre el concurso este, pero no me había decidido. A ver si me pongo, que esto no puede ser.

Y muchas felicidades por haber sido seleccionada, por supuesto. Da gusto que os vayan saliendo las cosas en este difícil mundo, nos da fuerzas a los demás.

Saludos

Maribel dijo...

Gracias, Armando. Pues anímate, el microrrelato es un género que me encanta, es un buen ejercicio para las neuronas. Estoy segura de que si lo intentas te veremos también seleccionado cualquier mes.

Y tienes razón, estos pequeños reconocimientos dan ánimos para seguir en la lucha.

Saludos.